José Rafael Olivares: El prometedor beisbolista guariqueño

205

José Rafael Olivares, un joven beisbolista de18 años de edad y de origen guariqueño: nacido el  sábado18 de enero del año 2003 en Altagracia de Orituco.

Comenzó con la  pasión del béisbol  a los 3 años, y a los 6, representó al estado Guárico en un Campeonato Nacional. Luego, a partir de los 13, le tocó alejarse a largo plazo de su familia para jugar tanto dentro como fuera de Venezuela.

Aactualmente, es jugador de los Mellizos de Minnesota en la División Boca Chica Ciudad del Béisbol, de lasLigas Menores de República Dominicana. Ttambién forma parte de la plantilla de Navegantes del Magallanes para encarar la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVPB). 

Por cierto, es pícher, de brazo diestro, y sus lanzamientos son: el cambio, la curva y la recta, con la que se siente pleno, colosal e infalible a la hora de afrontar y embestir las situaciones adversas, cerradas y apretadas en el terreno de juego.

Números y aprendizaje con los Mellizos de Minnesota

José Rafael Olivares fue firmado como agente libre por los Mellizos de Minnesota el viernes 15 de enero del 2021.Y en su primer contrato de temporada, lanzó 15 innings distribuidos en 5 partidos, de los cuales ganó 3 y perdió 2.

Su conjunto no obtuvo los mejores resultados en el torneo divisional. Pero eso no le frustra ni le martiriza.  Al contrario, el aprendizaje, la fortaleza y los valores son sus principales aliados en todo momento para mantener siempre el mentón alzado.

“He aprendido que a pesar de lo malo que uno pasa, nunca se debe bajar la cabeza. Es importante en este deporte la fuerza mental, la cual me han inmiscuido mucho aquí en el equipo, porque siempre hay altas y bajas.También he aprendido el gran precio que tiene la rutina, el respeto y la disciplina”.

El sentimiento de jugar en un equipo profesional de Venezuela

José Rafael Olivares, a pesar de que el equipo en el que ha querido jugar es Tiburones de la Guaira, se siente feliz y orgulloso de ser jugador de los Navegantes del Magallanes, uno de los mejores equipos en la historia del béisbol criollo.

“Voy a representar a uno de los grandes equipos aquí en Venezuela, que es el sueño de muchos peloteros, y en un béisbol en el que crecí viéndolo con mucha pasión. Sencillamente, es un sentimiento único y un sueño cumplido, el saber que jugaré en mi país con y para toda mi gente que estará allí  viéndome. Así que, estoy preparado».

Mientras tanto, debe  esperar que los Mellizos de Minnesota, le  autoricen integrarse a los entrenamientos con los Navegantes del Magallanes entre diciembre del 2021 y enero del 2022, debido a que está en periodo de descanso.

Los mayores sueños

José Rafael Olivares tiene ambición. Pero de manera sana, controlada y no desmesurada. Entonces, sus mayores sueños son: jugar en las Grandes Ligas, en la Selección de Béisbol de Venezuela y además, tiene fines personales: quiere que su familia viva bien, tranquila, cómoda y con un futuro estable.

La influencia de su padre

Olivares tuvo desde sus inicios como acompañante, mentor y manager personal a su propio padre:José Rafael Olivares, con quien está profunda y perpetuamente agradecido.

“Mi papá me ha apoyado y motivado de manera incondicional desde que yo fui por primera vez a un estadio. En mis inicios y trayectos, nunca me soltó: siempre estuvo allí conmigo en las buenas y en las malas».

San José de Guaribe: Familia, aporte y proyecto

José Rafael Olivares llegó el pasado domingo 31 de octubrea San José de Guaribe, estado Guárico, para aprovechar y disfrutar el periodo de descanso junto a sus padres y hermanos, a quienes no veía desde hace tres años.

En los días que ya va sumando en el pueblo guariqueño, ha menudeado por las adyacencias del Estadio Luis Laya Arenas, para apoyar a los chiquillosdel equipo Triunfadores de Guaribe.

“Yo llegué el domingo y el lunes fui al estadio. Y la verdad es que me sorprendí porque vi a muchos niños, que tienen talento. Y pues, me gusta ir a apoyarlos y motivarlos, ya que quiero enseñarles lo poco que he aprendido, para que sigan adelante y me vean como un ejemplo”.

Tiene a futuro, junto a su padre, un grandioso e idílico proyecto con el cual marcaría historia y repercusión en San José de Guaribe:  fundar una escuela de béisbol menor.

“Con la ayuda de Dios mi papá y yo lo haremos realidad, porque quiero que los niños tengan la oportunidad que yo tuve de salir adelante, de seguir con sus sueños y para mí, sería una gran satisfacción».

Altagracia de Orituco: Las raíces de sus inicios

José Rafael Olivares no olvida sus raíces.Y por ello, tiene mentalizado ayudar a la escuela de su tierra natal que le vio florecer: Escuela de Béisbol Menor Camatagua, donde contó con la instrucción de Raúl Ruiz (+), a quien describe como un padre.

“Pienso ayudar a esa escuelita en todo lo que necesite, porque ahí fue donde yo crecí, donde nació mi amor por el béisbol y además, yo se lo prometí a mi entrenador, que en paz descanse, y se lo voy a cumplir”.

La impresión

José Rafael Olivares, en sus apenas 18 años de edad -tierno todavía y con un larguísimo camino por recorrer-  ya se sabe al pie de la letra su test:  quién es, de dónde viene, qué quiere y adónde va. Él, es y será historia pura del béisbol guariqueño y venezolano.

El Tubazo Digital /  Marco Pérez / @marcostenisgabo

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.