Francisco Rodríguez: Hace 66 años el ron fue el culpable

342

Guárico.- El 31 de Diciembre de 1951 en las Mercedes del Llano, mi papá y mi mamá estaban festejando la llegada del año nuevo. Adolfo, Alirio, Argenis, Idilia; José, Milagros, Teresita estaban correteando por las calles con la algarabía pueblerina.

Los cohetones y silbidos hacían adornar con sus estruendos el ambiente navideño. El boticario Marchena se llevó una botella de ron para brindar con la familia.

Todos los viejos estaban en la calle sentados en sus sillas, hasta el señor Bastidas con su señora. Marchena le sirvió a papá un vaso de ron pero mi mamá le pelo los ojos. Papá que no era tomador se negó, pero Marchena insistió, hasta que papá se doblego y empezó a tomar.

Al tercer vaso a mi viejo se le incendiaron las orejas y algo más. Mi papá se movía en la silla y veía a mi mamá como si fuera la primera vez que quería poseerla. No aguantó y le dice:

– Clara, vamos un momento adentro para decirte algo –

– Javier quédate tranquilo mira que tenemos visita.

Clara por favor no aguanto, quiero decirte algo.

Mi mamá se levanta, se adentran a la casa. Papá le agarra las manos, se la lleva al cuarto, tranca la puerta violentamente. La tira sobre la cama y aquellos vasos de ron le formaron una tormenta desde la cabeza hasta allá entre las piernas. Se desnudan y el amor loco de los dos hizo sonar el cañonazo del año nuevo de 1952.

Se incorporan. Se visten de nuevo. Salen corriendo para abrazar a los amigos y el resto de los muchachos. Marchena le dice perspicazmente a mi viejo: Aquí esta otro vaso de ron.
Mi papá le dice: No amigo ya tomé suficiente, ya me desahogue.
Ahí me sembraron con Ron y aguinaldos. Nueve meses después en San Juan de los Morros salí un 13 de Septiembre de ese año 1952, todo confundido con tanta luz y un poco de ojos viéndome con alegría.

Francisco Rodríguez 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.