EDUARDO CRESPO PERAZA / Huella imborrable en el deporte y la educación

210

eduardo crespo peraza

San Juan de los Morros.- Docentes y comunidad educativa del Liceo Juan Germán Roscio de San Juan de los Morros rindieron sentido homenaje a un gran docente: Eduardo Crespo Peraza.

La actividad estuvo a cargo de Zulay Moreno, coordinadora de 5to año del Liceo Roscio, quien aportó detalles de este hombre dedicado a la educación y al deporte.

Aunque muchos no conocen la historia de Eduardo Crespo Peraza, la cancha de este plantel guariqueño lleva su nombre siendo recordado por los docentes.

El evento logró reunir a personajes de la talla de Argenis Ranuárez Angarita, profesores de deporte ya jubilados, estudiantes y demás personalidades del ámbito educativo.

Conozca la historia del profesor  Eduardo Crespo Peraza:

El cronista, periodista y maestro de escuela, Argenis Ranuárez Angarita aportó más detalles sobre la vida y obra de este importante personaje.

Nació el 7 de noviembre de 1919 en “El Empedrado”, un sector de la parroquia San Juan de Caracas.

Pasó a la historia de la educación y del deporte en Venezuela por una obra que se pierde de vista.

Argenis Ranuárez, Cronista
Argenis Ranuárez, Cronista 

 “Dolorosamente la misma no es conocida por las nuevas generaciones. Crespo Peraza participó en la formación de niños de la calle en Los Teques, en el Pre-Orientación”, dijo.

Se trataba de una dependencia del Consejo Venezolano del Niño, donde logró convertirse en entrenador y fabricó campeones, gracias a su constancia.

“Este personaje se convirtió en un atleta destacado en: Basquetbol, fútbol, beisbol y softbol”, dijo el historiador.

Crespo Peraza ejerció la condición de atleta en juegos nacionales viajó por las Antillas jugó en Caracas junto a equipos internacionales.

Dijo Ranuárez que éste vivió siempre en residencias, “sobrio, emprendedor y llegó a San Juan de los Morros 1 de noviembre de 1959”.

Guárico lo cobijó durante 24 años, pues “lo llamaron del Ministerio de Educación para hacer una suplencia en las Escuelas Aranda, República del Brasil y Liceo Roscio”.

En estos planteles dijo Ranuárez, marco la diferencia con sus conocimientos y carisma.  No se casó, permaneció soltero hasta el final de sus días.

Crió como hijo suyo a un sobrino, Carlos Crespo a quien convirtió en profesor y abogado.    

Eduardo Crespo Peraza se quedó en Guárico hasta recibir su jubilación en 1984 de manos de Luis Herrera Campins en el Palacio de Miraflores.

Frineth Trocel / El Tubazo Digital 

DALE CLIC / Otra nota de interés

SEO PARA TODOS: Cómo posicionarte en Google, ganar dinero y dominar el mercado +CURSO

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.