DE GUÁRICO / Reymar Perdomo el símbolo de los jóvenes que se van del país +VIDEO

4937

San Juan de los Morros.- El nombre de Reymar Perdomo, para algunos en Venezuela, y fuera del país, tal vez sea desconocido, pero para los guariqueños no. Es una educadora formada en el mundo de la música y de la cultura .

Reymar Perdomo, es sanjuanera,   hija de Reyes Waldropp y Mary Perdomo, dos baluartes de la cultura en nuestro estado, ambos respetados y formadores de generaciones de cultores y cantantes.Nieta del legendario Don Eneas Perdomo. 

Reymar es educadora, la última vez que la vimos era maestra en la escuela Rural AC-50 Los Cedros, en la carretera nacional entre San Sebastián de los Reyes – San Juan de los Morros. Venía de traslado de otra escuela llamada El Toco, también rural en medio de una carretera nacional.

Allí era maestra que enseñaba a los niños a cantar, mientras hacía esfuerzos por participar en un programa de televisión para cantantes.

Ya antes la vimos y compartimos con ella en festivales y encuentros organizados por los maestros en donde preparaba cantadores, declamadores y narradores orales. Nunca paraba, entre guitarra, risas, canciones y mucha picardía era el centro de la rumba sana.

Recientemente se fue del país, como miles de jóvenes, agarró maleta y salió por Cúcuta en donde un carruchero le robó la maleta. Entre hambre, lagrimas y autobuses recorrió varios países sin dejar de cantar.

Gracias a un video que grabó en donde interpreta una rítmica y polémica canción, fue contactada por la periodista venezolana Carla Angola, quien dirige un programa de tv desde el exterior.

Reymar Perdomo comienza a convertirse en uno de los símbolos que le recuerda a quienes se van del país, que no están solos .

Orlando Medina Bencomo

 

Facebook

3 Comentarios

    • Sería interesante mostrar los videos, donde ella aparece dando los “coñazos” junto con los colectivos, porque hay que identificarla. No se debe guardar rencor, pero hay que aplicar la máxima de Alexander Solzenisky en “Archipiélago de Gulag” donde el régimen soviético estableció una hambruna y lo describe así: ” la revista Priroda de la Academia de Ciencias. Decía en letra menuda que durante unas excavaciones en el río Kolymá, se había descubierto, no se sabe cómo, una capa de hielo subterránea. Esa capa había conservado congelados desde hacía decenas de miles de años especímenes de la misma fauna cuyos restos se habían encontrado en la excavación. Fueran peces o tritones, lo cierto es que se conservaban tan frescos — atestiguaba el reportero científico —que, tras desprenderles el hielo, los integrantes de la expedición se los habían comido ahí mismo con sumo placer. Pudimos imaginarnos nítidamente la escena hasta
      en el menor detalle: los integrantes de la expedición quebrando el hielo ávidos y presurosos, y cómo,
      pasando por alto los excelsos intereses de los ictiólogos, luchaban a codazos por hacerse con un trozo de
      pescado milenario, derretirlo al fuego y saciar su hambre.
      Lo comprendimos porque nosotros mismos fuimos en su día integrantes forzosos de este tipo de
      expediciones, habíamos pertenecido a la poderosa y singular estirpe de los zeks la única del mundo capaz de comerse un tritón con sumo placer. Esta es la narrativa de Alexander, eso pasa en la Venezuela, que la maestra Perdomo, ayudó y colaborró a destruir con los grupos colectivos en el estado Guárico embuida en una doctrina del Socialismo del Siglo XXI. Es por ello que debemos aplicar la màxima; «¡No conviene recordar! ¡No hay que revolver el pasado! ¡A quien recuerde lo pasado que le arranquen un ojo!». Pero el proverbio termina diciendo: «¡Y al que lo olvide que le arranquen los dos!». Por eso Venezuela, sí Venezuela “Prohibido olvidar y tampoco recordar”. En la educadora Perdomo tenemos el mejor ejemplo, se fue del país. No aguantó la pela, que ella fomentó

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.