Curucuteando el Arcón / La fecha natal de Ezequiel Zamora

174

ezequiel zamora

Desde la última década del siglo XX y luego en 2017 reedité mi llamado de atención sobre el año exacto del nacimiento del general del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora Correa en el cual explicaba sobre base documental que fue en 1815 y no en 1817.

En la novena década del siglo XX curucuteando documentos en el Archivo General de la Nación como desde 1967, extendí sobre el mesón de consulta, vetusto artefacto de madera de los tiempos de Ña Upa, el libro de un metro de ancho y decenas de páginas dobladas para poder colocarlo en el estante; allí están anotados los habitantes de Villa de Cura en 1830.

Es el libro con los resultados del Censo casa por casa y rancho por rancho y el libro o gran cuaderno es de la Colección Blanco y Azpurúa.

Pudimos obtener muchos datos de calles, cuadras, nombres de los habitantes y a cuál oficio o profesión se dedicaba y la calle donde residían los villacuranos de la tercera década del siglo XIX.

En ese enorme cuaderno me encuentro con la casa de la calle Zulia (hoy calle Jaime Bosch), de Juan Caspers y su esposa Carlota y junto a ellos los dos huérfanos de padre y madre, Ezequiel Zamora Correa y Gabriel Zamora Correa, que estaban siendo criados por su hermana y cuñado (de Juan Caspers dicen los biógrafos del caudillo que formó políticamente a Ezequiel y a su hermano Gabriel, el menor de la camada; llegó al país huyendo a las persecuciones políticas en Europa; en la biografía, Laureano Villanueva afirma ser alsaciano, pero en el cuaderno, él señala que era italiano).

Lo interesante de lo hallado es que cuando se menciona la edad de Ezequiel dice que 15 años y es escolar, de lo cual se observa nítidamente y si las matemáticas no fallan, y que lo afirme Leonardo Nazoa que es doctor en matemática que de 1815 a 1830 son quince años.

Esa era la edad y nació en dicho año y no en 1817 como se empeñaron en celebrar en el 2017, y lo publiqué en el Correo del Orinoco cuando era mejor que ahora.

Este año también 2020 se conmemoró a todo dar la efeméride errónea. Falta alguien que discierna mejor y fije la fecha, no porque un servidor lo diga, sino que está documentado. Donde les dije (AGN, Colección Blanco y Azpurúa).

El que anotó el despropósito y fomentó el desaguisado desde 1893 fue el general Manuel Landaeta Rosales en su libro Biografía del Valiente Ciudadano General Ezequiel Zamora, sin citar alguna fuente, que no fue el libro de Bautismos de Cúa porque al parecer había sido pasto de la candela en las continuas guerras.

 Esa primera biografía de Zamora fue publicada en 1893 por decreto del general Joaquín Crespo, quien dice en uno de los considerandos que “Admirador como fui del Egregio Zamora y hoy idólatra de su memoria” no podía menos que atender a la publicación de la obra que en su edición de 1959 tiene 342 páginas.

A los cinco años justos toma como verídico el aserto del siempre equivocado general Manuel Landaeta Rosales y lo incluye en su libro, más amplio y documentado, el Dr. Laureano Villanueva, en 1898.

Así lo despacha el ilustre sancarleño, historiador académico de la historia y diplomático: “Nació Ezequiel Zamora en Cúa, por los años de 1817, de don Alejandro Zamora y doña Paula Correa”.

Eso es muy vago: por los años de 1817, como que el mismo Villanueva no estaba seguro. Así el error ha seguido sumando en cada una de las biografías, las de tipo crónica como la de Landaeta; la de carácter positivista de Villanueva y la científica y con criterio marxista de Federico Brito Figueroa: Tiempo de Ezequiel Zamora, la mejor de todas porque es una historia moderna.

Me consta que anduvo por todos lados buscando información y logró entrevistar a ancianos que habían conocido hechos que permanecían inéditos hasta la publicación de su obra en 1975.

Conocí todo el recorrido de su libro, encerrado él como todos los fines de semana, solitario en una habitación del hotel El Recreo en La Victoria, rodeado de cantidad de documentos, libros y su máquina de escribir portátil. Todo lo que nos dijo lo publicamos en el diario El Siglo.

Esta es la verdadera historia de Zamora, nacido en 1815, sin precisar día y fecha porque no existe sino en lo que publicó el general Manuel Landaeta Rosales, de quien dice Brito Figueroa en el prólogo de la edición del Gobierno en 1959: “La actividad de Landaeta Rosales fue tan completa que no solo justifican su condición de historiador, sino que para hacer historia venezolana, revisar críticamente nuestra historiografía e interpretar significativos procesos sociales venezolanos, es indispensable consultar sus papeles y recopilaciones”. Así está planteado todo. La historia se escribe con documentos.

Oldman Botello / [email protected]

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.