‘Alita, ángel de combate’, el magnífico anime que quiso ser hito del cyberpunk

52

Caracas.-El caso de ‘Gunnm’, el nombre original del manga en el que se basa ‘Alita: Ángel de combate’, y su anterior adaptación es medianamente curioso. Aunque nadie lo diría porque en los 90 estábamos acostumbrados a que los animes llegasen a cuentagotas y mal (traducciones raras, algo de censura y solían llegar tarde).

Los OVAs de Alita aparecieron en 1993, un momento raro. El primer gran boom del manganime en occidente acababa de surgir a principios de los 90 pero la oferta que ofrecía Japón era inabarcable. Y, claro, nos encontrábamos con dos circunstancias: la primera es que la propia producción del anime no tenía planes para ser una serie continuada; la segunda ya viene de la propia idiosincrasia del mercado español que hizo que no llegase a España hasta bien entrado 1997.

El que la adaptación de ‘Gunnm’, manga creado por Yukito Kishiro, fuese en formato de vídeo directo (estamos al final de la época de explosión del VHS), o OVA, tampoco ayudó a exportarlo demasiado. A pesar de ello, el corto anime, que cubría los dos primeros de volúmenes, se convirtió en todo un éxito.

Pero no hubo más. ¿La razón? pues una mezcla de plan de la productora y del poco tiempo (y desinterés, según se comentaba) que tenía Kishiro para supervisar la adaptación, según comentó en una entrevista a Anime News:

Se basó en la propuesta de la compañía productora de animación. Habría sido mejor rechazar el plan y esperar por una propuesta de adaptación mejor, pero entonces, no me podía permitir revisar el plan. En la época, estaba todavía serializando la obra y estaba tan ocupado que no tenía la ambición para convertirla en animación.

Así que en 1993 se publicaron en Japón dos OVAs, que adaptaban dichos dos primeros volúmenes bajo los títulos ‘Ángel oxidado’ y ‘Las lágrimas de un ángel’, ambos dirigidos por Hiroshi Fukutomi y con animación de MADHouse y Animate.

‘Alita, ángel de combate’ comienza con Ido, una suerte de médico de cyborgs, rescatando entre los escombros el cuerpo destrozado de una cyborg a la que logra transferir a un nuevo cuerpo y bautizar como Gally (Alita en la versión occidental). La aparentemente inocente chica con amnesia y sin un pasado aparente, se verá sumergida en un ciclo de violencia y amor.

Un buen cyberpunk pero al que le pesan los años

He de reconocer que, cuando en estos días me he puesto a revisionar los OVAs de ‘Alita’, he sentido la misma sensación de cuando he cogido algún cómic de la primera etapa de Image Comics. Es demasiado hija de los noventa, de las tendencias de hipertrofia corporal y de violencia y de «ir al grano». Todo esto mezclado con las propios tropos del cyberpunk.

Que ojo, que con esto no digo que la historia no tenga enjundia o que no goce de una buena animación y diseño. Simplemente se ha convertido en una de tantas obras al que el paso del tiempo no ha sentado bien. Despojando a los OVAs de toda condición de «clásico» reciente que disfrutan obras como ‘Akira’ o ‘Ghost in the Shell’.

Pero se disfruta igualmente. Una buena animación, con mucha atención al detalle heredado de los diseños de Kishiro (y con Hidetoshi Yamaguchi de director artístico). Un guion que va demasiado al grano y que no permite demasiada atención al desarrollo de los personajes.

Sin embargo, creo que a pesar de ello está tan bien ejecutado (dentro de las limitaciones obvias de presupuesto) que resulta increíble pensar que solo gozó de dos pequeñas entregas. Un buen anime llamado a ser un hito del cyberpunk pero que nos dejó la miel en los labios.

Fuente

Espinof

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.