FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR /
Ana Gabriel y Pimpinela cautivaron al «Monstruo» de la Quinta Vergara

205
Ana Gabriel en el Festival de Viña del Mar
Foto: EFE

Viña del Mar.- La estrella mexicana Ana Gabriel cantó este martes, por cuarta vez en su carrera, en el Festival de Viña del Mar. La artista encandiló con su romanticismo a sus más fieles seguidores y pidió «orar» por Chile.

La cantante de 64 años inició su presentación, ante el público presente en el anfiteatro de la Quinta Vergara, con el tema “destino”. El repertorio de la “Diva de América” navegó entre la balada y la canción tradicional de su tierra

“Ayer fue la noche de las mujeres. Hoy son de los recuerdos. ¡Y no porque seamos viejas!”, dijo Ana Gabriel antes de recibir un “¡nooo!” rotundo de su público.

Al término de cantar con su inimitable voz el tema «Mar y Arena», agarró una bandera de Chile con la mano y lanzó un extenso discurso.

«Viendo la situación de mi país, viendo la situación que continúa en esos países tan hermosos como Venezuela, Nicaragua, Honduras, se me llenó el alma de una tristeza tan grande de ver a mi Chile de esta manera», comenzó diciendo al terminar la cuarta canción de la noche, con una bandera del país austral en la mano.

La mexicana se mostró tajante: «Espero que las cosas vuelvan como lo tenía yo siempre en mi alma».

Luego de desgranar el enérgico tema «Baila el reggae», un grupo de mariachis se instaló en el escenario para acompañar a «la diva». Esa serie de canciones comenzó con «Tú lo decidiste», con el público totalmente entregado.

Los gritos de «¡ídola, ídola!» por parte del «monstruo» -como se conoce al público del festival- se mezclaron con los carteles con mensajes de apoyo. La mexicana recibió regalos que sus seguidores empezaron a darle desde la primera fila.

Ana Gabriel recibió Gaviota de Plata y Oro durante la 61 edición del Festival de Viña del Mar, el cual se extenderá hasta el viernes próximo.

Pimpinela en Viña del Mar

Pimpinela en el Festival de Viña del Mar
Foto: EFE

Las peleas quedaron en un segundo plano en el regreso de los Pimpinela al Festival de Viña del Mar tras 36 años de su primera vez. La razón, los recuerdos que sobrevolaron el primer recital de los hermanos Galán tras la muerte de su madre.

Poco importó que el concierto empezara al filo de las 2 de la madrugada en una fría noche en el anfiteatro de la Quinta Vergara.

El público coreó todas las canciones que interpretó Pimpinela y exigió que se les entregara la emblemáticas Gaviotas de Plata y Oro.

El arranque del repertorio fue de primer curso de «Pimpinología». Una pelea musical como las que desde hace casi 40 años les han hecho recorrer el mundo.

«Jamás volverás a verme aunque me lo pidas», dice él. «Te juro solo con eso ya soy feliz…», remata ella en el estribillo de «Mañana», canción incluida en su disco «Marido y mujer», de 1988.

No fue hasta varias discusiones después, tras la quinta canción, que Lucía, de 58 años, y Joaquín, de 64, saludaron a las gradas del recinto. El dúo expresó toda su felicidad por volver a Viña del Mar tras tantos años.

Con información de la EFE

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.