A 135 años de la muerte de la negra Matea Bolívar

203

NEGRA MATEA

Este 29 de marzo se cumplen 135 años de la muerte de la negra Matea Bolívar, aya de Simón Bolívar.

Esta esclava nació el 21 de septiembre de 1773, en el Hato El Totumo, perteneciente a la familia  Bolívar, ubicado en la parroquia San José de Tiznados, Municipio Ortiz del estado Guárico.

Desde temprana edad, sobre los lomos de un burro, fue trasladada a la casa de los Bolívar Palacios en Caracas, y allí recibió entrenamiento en oficios del hogar por doña María de la Concepción  Palacios y Blanco, madre del Libertador.

Cuando ocurre el alumbramiento de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, en 1783, la negra Matea tenía 10 años de edad; por eso, ella se va a desempeñar como niñera de Simoncito ,y solo fue la negra Hipolita Bolívar, de 20 años de edad, quien tenía un hijo recien nacido la que  va a ocuparse de amamantar al niño Simón, debido a que la madre del Libertador estaba quebrantada de salud.

Y ambas negras , que muchos confunden, y que portaban el apellido Bolívar, porque para la época los esclavos adoptaban el apelativo de los amos, son quienes van a cuidar a Simoncito en sus primeros pininos y travesuras en su niñez.

De tal manera, que por cuanto la negra Matea se va a ocupar, fundamentalmente, del cuidado del niño Bolívar , y jugara con éste y sus hermanos al palito mantequillero y el escondido, y le contará historias sobre Tío Tigre y Tío Conejo y la Sayona , y demás  cuentos y leyendas de la época, hoy muchos consideran que esta negra, en la práctica , fue  realmente la primera maestra del Libertador. Y tal vez por eso, la casa de la cultura de San José de Tiznados lleva el nombre de Matea Bolívar.

Después que los retoños de los Bolívar Palacios quedaran huérfanos de padre y madre, y las hermanas contrageran nupcias, la negra Matea pasó a ser esclava de María Antonia Bolívar, hermana mayor del Libertador; con ella permanece hasta 1802, año para el cual  Simón Bolívar regresa de Europa casado con María Teresa del Toro, y por voluntad de la propia negra Matea solicita a María Antonia que le permita ser esclava de los nuevos conyugues, y sirviendo a la pareja Bolívar Toro continúa  entre Caracas y San Mateo, durante la corta vida del gran amor del Libertador.

Luego de la muerte de María Teresa, el 23 de enero de1803, la negra Matea convive entre Caracas y San Mateo, pues cuando Simón Bolívar  regresa a Caracas, después de su segundo viaje a Europa en junio de 1807, y comienza , con sus esclavos, a atender las propiedades de la familia, en Yare y San Mateo, y a participar, a partir de 1808, en la actividad política por la independencia de Venezuela, la negra Matea estaba en San Mateo, pues ella contaba que presenció cuando el capitán neogranadino , Antonio Ricaurte, el 25 de marzo de 1814, en el ingenio de San Mateo, decidió inmolarse para defender la segunda República del asedio bélico que Boves y Morales adelantaban contra el ejército patriótico al mando del propio Simón Bolívar.

Ocurrida la perdida de la segunda República e iniciada la emigración hacia oriente (7-7’1814), Simón Bolívar designa a la negra Matea para que colabore con su hermana  María Antonia, las cuales al inicio se refugian en Curazao, luego en1817 se establecen en Cuba, y finalmente regresan a Venezuela después de la batalla de Carabobo en 1821.

La negra Matea nunca abandonó a los Bolívar. El Libertador otorga la libertad a los esclavos y ella continúa en la casa de María Antonia, donde era considerada como de la familia.

Alli Vivía cuando llegó la noticia de la muerte de Simón Bolívar, ocurrida el 17  de diciembre de 1830 en Colombia. Y luego de la muerte de María Antonia Bolívar  (1842) se fue a vivir con Valentina de Camacho, hija de la difunta María Antonia.

Matea tuvo una larga longevidad . En 1842 estuvo acompañando al Presidente José Antonio Páez, en los actos de traslados de los restos de Bolívar procedentes de Colombia , que fueron colocados en la Cripta de los Bolívar en la Catedral de Caracas.

Cuando Matea tenía 103 años de edad asistió a las ceremonias del traslado de los restos de Bolívar desde la Catedral de Caracas hasta el Panteón Nacional, en compañía del Presidente Antonio Guzmán Blanco el 20 de octubre de 1876. Y años más tardes estuvo en los actos que se realizaron para celebrar el centenario del natalicio del Libertador.

La negra Matea Bolívar murió en Caracas el 29 de marzo de 1886, a la edad de 112 años. Sus restos de manera simbólica están depositados en el Panteón Nacional.

Algunos de sus biógrafos dicen que cuando agonizaba, sus últimas palabras fueron «me voy a ‘onde está el niño Simón «.

Texto redactado por: Máximo Blanco / Economista 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.