Costumbres y tradiciones religiosas del jueves y viernes santo en Calabozo

108

Guárico.- Durante la Semana Santa, el Jueves Santo representa uno de los días más sagrados del cronograma litúrgico, ya que en este día la iglesia católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena, así como el lavatorio de los píes a los apóstoles y la Oración de Nuestro Señor Jesucristo en el monte de Getsemaní.

Los oficios de Semana Santa llegan el Jueves Santo a su máxima relevancia litúrgica con el inicio del Triduo Pascual, que culminará en la vigilia que conmemora, en la noche del Sábado Santo al Domingo de Pascua, la Resurrección de Jesucristo.

Tradicionalmente, el Jueves Santo por la mañana, se oficia la llamada Misa Crismal, que es presidida por el obispo diocesano y concelebrada por su presbiterio. En ella se consagra el Santo Crisma y se bendicen los demás óleos, que se emplearán en la administración de los principales sacramentos. Junto con ello, los sacerdotes renuevan sus promesas realizadas el día de su ordenación. Es una manifestación de la comunión existente entre el obispo y sus presbíteros en el sacerdocio y ministerio de Cristo. Es recomendable litúrgicamente y es de práctica común celebrarla en la catedral de cada diócesis.

Nuestros abuelos calaboceños y en la mayor parte de los pueblos y caseríos del llano venezolano, practicaban una serie de normas y mitos, legados por sus ancestros que debían ser observadas y practicadas durante los Jueves y Viernes Santos. Entre estas costumbres y tradiciones, estaban:

  1. No trabajar durante los días santos, en especial jueves y viernes santos. Todos los oficios, se realizaban en los días anteriores a dichos días; incluyendo la comida, que era preparada en los días anteriores.
  2. La escenificación del tradicional Vía Crusis Viviente. Esta costumbre todavía perdura en varias parroquias de Calabozo. En la tarde del Jueves se saca la procesión del Cristo Crucificado y el viernes la del Santo Sepulcro.
  3. No tener relaciones sexuales, para luego “quebrar la olla” la noche del sábado santo, o después de dicho día.
  4. No bañarse en ríos y quebradas, bajo la sentencia de que el que quebrantara esta norma, se convertiría en pescado.
  5. Los muchachos de mi pueblo, realizaban juegos propios de la época como eran los juegos de metras, zarandas, gurrufios; trollas de trompos; Yoyos y Perinolas.
  6. Entre las costumbres gastronómicas, tenemos que se acostumbraba hacer comidas especiales a base de pescado, pisillo de chigüire y de babo, galápago; pastel de morrocoy; carne y huevos de tortugas; jalea y dulce de mango; dulce de lechosa; dulce de ciruelas de la Misión de Arriba, buñuelos de yuca y el tradicional arroz con leche.
  7. Y el Domingo de Resurrección, para finalizar la Semana Santa, se realizaba la tradicional “Quema de Judas Iscariote”, con la jocosa lectura de su testamento. Esta tradición se conserva, hoy día, en el Casco Central IV de nuestra ciudad, practicada por el sargento Freddy Ramos en la carrera 15 con calle 2. Este año será quemado el domingo 21 de abril.

Ysnardo Conigliaro

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.