¿Se deben publicar videos de delincuentes? Dos casos han terminado en ejecuciones extrajudiciales

2465
Faes, Fuerzas de Acciones Especiales
Foto cortesía

El video del niño armado y adoctrinado por su padre en Caracas y el de bandas armadas hasta los dientes en Altagracia de Orituco, han llevado a las Fuerzas Acciones Especiales a justificar operativos en contra de los supuestos responsables sin una investigación previa y aplicando la pena de muerte. 

Ambas situaciones, una seguida de la otra, lleva a preguntarse si quienes hacen virales los videos son los propios policías para justificar una razzia en la que muchos inocentes han muerto en el fuego de las FAES, calificado como un cuerpo de exterminio del Estado que no ha logrado reducir los índices de violencia. 

Por el contrario, estas prácticas aumentan el riesgo de que escale el enfrentamiento entre ambos bandos. 

En este contexto los medios y los periodistas tienen un papel preponderante. Si bien es inevitable que se viralicen los videos, son los medios los que pueden poner el contexto y las reflexiones necesarias para evitar la aplicación de ejecuciones. 

La periodista experta en crimen organizado Ronna Risquez, recomienda a los periodistas preguntarse si el policía lo filtra a la prensa para demostrar el alcance de los delincuentes o usar a los medios para justificar acciones inmediatas.

“La gente sentirá que era una acción necesaria, en lugar de pensar que es una acción ilegal que viola los derechos humanos”, apunta. 

Lejos de ser un acto de justicia, “en realidad son ejecuciones extrajudiciales. La policía ya los tiene identificados y ubicados. La gente no cuestiona esto (la actuación policial) porque luego de ver los videos la ejecución es vista como algo necesario.

Así se justifica la ejecución y violación de DDHH, con la “ayuda” de los periodistas y los medios. Es una práctica macabra. Un nuevo patrón de letalidad policial”, insiste. 

Esto es que sin darse cuenta los medios están siendo usados para justificar sangrientos operativos y viste de legalidad a un grupo que ha cobrado la vida de personas inocentes. “Lo que no pensamos es que las FAES son todavía peor que esos delincuentes. No solo mata a los a “malos”, ellos también pueden ubicar y llegar a todos, son capaces de matar en vivo y directo (como con Óscar Pérez).

Por eso si el consejo editorial del medio decide publicar estas piezas, debe tener claro lo que busca y dar el contexto suficiente, llamando la atención de que el deterioro de la sociedad es también parte de las responsabilidades del Estado. 

Si en cambio es el delincuente el que publica esos videos es para “promocionarse, demostrar poder y causar miedo en la gente”, señala Risquez. 

Lo que también lleva a los medios a preguntarse a quien favorece.
 
Las cifras oficiales y de ONG sobre violencia en Venezuela indican que ni las ya disueltas OLP o los operativos especiales de las FAES han reducido la violencia y solo en 2018 éstas han dejado 5.000 muertes, 33 % de los homicidios totales. 

Redacción NTN24 Venezuela /  @maryorinmendez 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.