JORGE LINARES/ Dólar oficial y paralelo en tiempos de la IV República

235

IV REPÚBLICA

En ésta oportunidad voy a escribir textualmente la historia relatada por el economista Maza Zabala (+) en su libro: «Yo, El Banco Central de Venezuela y La Economía Venezolana», publicado en 2007″.

Uno de los diversos temas que desarrolla Maza en este elocuente libro, lleva por subtitulo: «Aquellos Bonos Brady». Aquí podremos observar fácilmente la institucionalización del dólar paralelo por parte del gobierno de la IV República de ese momento, y del acto delincuencial de cuello blanco de los Bonos Brady.

Les va parecer como un cuento, pero es real. Lo que busco, es que ustedes estimados y respetados lectores, tengan elementos fehacientes para que hagan un ejercicio comparativo entre hoy y ayer, con lo que respecta a lo que llamamos dólar paralelo, control de cambio y liberalización del tipo de cambio. Hagan sus propios análisis, y saquen sus conclusiones.

¿Que son los Bonos Brady?.

Antes de compartir textualmente con ustedes lo relatado por el economista Maza Zabala, quiero aclararle sobre los Bonos Brady.

Estos bonos nacieron como parte de «Plan Brady», propuesto en 1989, por Nicolas Brady, Secretario del Tesoro en EEUU, en ese momento.

El Plan Brady fue una «estrategia aprovechada» en el año 1989, con la intención, supuestamente, de reestructurar la deuda contraída por los «países en desarrollo» (lo que llaman los Gringos : «patios traseros» ), con bancos comerciales estadounidenses, en el marco de la crisis de la deuda latinoamericana, que los mismo EEUU habían conllevado a incurrir a estos países.

Los bonos brady no son otra cosa, que instrumentos que se basaron en operaciones de reducción de la deuda con EEUU y el servicio de la deudas  supuestamente  «efectuadas voluntariamente» en condiciones de mercado.

Ahora sí, una vez clarificado lo de los bonos brady a ustedes respetados lectores, me apresto a transcribir – repito – textualmente lo escrito por el Economista Maza, donde manifiesta su inconformidad con las decisiones del Presidente de Venezuela ese ese momento, lo cual es lo siguiente:

Aquellos Bono Brady.

El presidente quiso que yo fuese el presidente de la Junta de Administración Cambiaría. Yo no acepté, pero si acepté ser miembro y así estuve, desde julio del 94, cuando se tomó la decisión del control de cambio, hasta noviembre del año 95, cuando renunciamos todos los miembros de la junta. ¿Por qué renunciamos?

Por una razón muy sencilla: el Gobierno no atendió nuestros planteamientos sobre el hecho de que se había formado un mercado paralelo al mercado oficial de cambio, y la cotización de ese mercado paralelo llegaba hacer mucho mayor que la del mercado oficial; la del mercado oficial era de 170 bolívares por dólar y la del mercado paralelo llegaba a casi 300 bolívares.

Entonces los bonos Brady hacían el papel que las acciones de la CANTV hacen el los últimos tiempos: pautar el tipo de cambio de mercado paralelo en la Bolsa de Caracas.

Los Brady eran bonos que se habían emitido en la oportunidad del refinanciamiento de la deuda pública, en la época de Carlos Andrés Pérez.

Parte de ese refinanciamiento consistió en la emisión por parte de Estados Unidos de unos bonos llamados Brady, porque entonces el secretario del tesoro era un señor de apellido Brady.

Esos bonos sirvieron como garantía de las obligaciones contraídas por la República con los acreedores, y el Banco Central sirvió de garante de la deuda refinanciada, adquiriendo esos bonos Brady por cuenta de la República.

Y los tuvo hasta hace poco, cuando el Gobierno en los últimos dos años canceló esa deuda y los bonos Brady fueron amortizados.

Relación Perversa:

Pero en ese entonces, los bonos que circulaban internacionalmente en manos de los acreedores servían en la bolsa de Caracas como un título negociable, y la gente los compraba y obtenían divisas que revendían en Nueva York a otro precio muy superior que el dólar oficial; la relación entre esos precios determinaba el tipo de cambio, que era una especie de guía para mayoría de las actividades económicas, en lugar del tipo de cambio oficial.

Alerta el economista Maza Zabala:

Los miembros de la Junta creímos conveniente llevar al Gobierno  un estudio jurídico, financiero, cambiario y técnico, mostrando la inconveniencia de que se formará éste mercado paralelo, con un tipo de cambio que quebranta a la unidad monetaria y destruía prácticamente los efectos del control de cambio y la economía en su conjunto, porque los cálculos económicos se hacían mayoritariamente con ese tipo de cambio paralelo.

Advierte y denuncia Maza Zabala:

El propio gobierno, en la actualidad(Maza se está refiriendo al gobierno de ese entonces), utiliza el mercado paralelo cuando emite bonos en dólares negociables en bolívares.

Esto consciente de que esos bonos van a ser negociados en la Bolsa de Valores de Caracas, y través de ésta van a ser renegociados en mercados financieros internacionales, lo cual es una forma de permitir la salida de dinero del país, aliviar la carga del mercado paralelo  y la presión monetaria, y de reconocer que existe ese mercado y que el precio allí tiene que ser diferente al del mercado oficial.

La otra alternativa, devaluar es deplorable a mi juicio. Fijar un precio aproximado al del mercado paralelo aliviaría la presión pero encarecería las importaciones; favorecería a los exportadores y el Gobierno también ganaría – los gobiernos ganan con una devaluación porque las divisas que obtienen por concepto de petróleo aumentarían su caudal de bolívares y el gasto público podrían aumentar – , pero desde el punto de vista político y social contribuiría a aumentar la presión inflacionaria porque los precios de las importaciones y de la propia producción nacional serían muchos más elevados.

Pero el gobierno no acogió la solicitud nuestra y por el contrario legalizó esas operaciones a través de una resolución oficial, lo cual equivalía a legalizar el mercado paralelo. Y es que políticamente, prohibir los bonos Brady era una medida impopular para el poder popular. Los importadores, exportadores, banqueros, inversionistas son un poder.. «.

Estimados lectores; ¿que opinan después de hacer dicha lectura?.

TIPS ÚNICO.

El Viernes 8 de Mayo tuve la oportunidad de entrevistar al Dr. José a Rafael Arreaza Gamarra, quien actualmente funge como Coodinador de Investigación y Postgrado en la UPEL – IPR «EL MÁCARO» San Juan de los Morros.

De verdad que fue un placer conversar con nuestro amigo y colega. El profesor demostró una vez más que conoce a profundidad lo que tiene que ver con la Investigación Universitaria.

Además, quiero reconocer públicamente que hace muchos años el profesor Arreaza tuvo la gentileza- como es su naturaleza – de orientarme, enseñarme y evaluarme sobre el Paradigma Socio Crítico con un abordaje metodológico de Investigación Acción Participativa(IAP) en un Post-Doctorado sobre Investigación Educativa que tuve la oportunidad de hacer en la UPEL.

Es más, me atrevería  a decir que este Paradigma es una alternativa real para la Universidad Venezolana, ya que que el problema de las Universidades no es Programático, sino Paradigmatico. Pero lamentablemente siempre se hace más énfasis en primero y no en lo segundo.

No olvides ver mi programa: «Con la verdad por delante» por Roscio tv, canal 16, imagen de lo nuestro. Lunes, miércoles y viernes a las 11 am.

Escúchalo por la emisora fiesta 105.5 fm. y véalo también desde cualquier parte del mundo por: www.rosciotv.com.

¡Sigamos cumpliendo con la cuarentena social, consciente y y necesaria!

jorge linares

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.