Fetraharina pide declarar emergencia por falta de trigo

33
Trabajadores de Fetraharina
Foto cortesía

Caracas.- Cerca de 50 mil trabajadores afiliados a los sindicatos de 12 plantas molineras en el país piden al Gobierno declarar la emergencia ante la escasez de trigo.

El pronunciamiento lo hizo Juan Crespo, presidente de Fetraharina y de Sintraharina, desde la planta Cargill, conocida como Gramovén en la parroquia Sucre.

Alertó que las plantas molineras están a punto de quedar totalmente paralizadas y en la actualidad se encuentran trabajando al 50 por ciento de su capacidad instalada.

Las declaraciones del dirigente sindical se produjeron en medio de una fuerte presencia militar que controlaba el tránsito vehicular hacia la planta de Gramovén, principal molino que abastece el 50 por ciento del trigo importado y de sus productos derivados al país.

Explicó que tradicionalmente deben arribar a Venezuela 120 mil toneladas de trigo provenientes de Canadá y Estados Unidos, pero por problemas políticos y económicos internacionales el Gobierno contrató con Rusia en 2018 el envío de 600 mil toneladas y en la actualidad no se avizora la llegada de ningún buque a los puertos nacionales.

Denunció que el producto proveniente del mercado ruso viene con impureza “no es de buena calidad”, por lo que exigió de las autoridades gubernamentales mayores controles sanitarios por el bienestar de la salud de los consumidores.

Indicó que la escasez de trigo data desde 2016 y ante la gravedad del desabastecimiento cerca de 8.900 panaderías a nivel nacional se quedarán en los próximos días sin la materia prima para procesar el pan. Otros productos como la pasta y harina también se verán afectados.

“Este molino, el de la planta Cargill o Gramovén con capacidad de 30 mil toneladas mensuales, fue diseñado para trabajar en cuatro turnos, las 24 horas del días y está punto de quedar totalmente paralizado, al extremo que los directivos de la empresa han optado por enviar a los trabajadores a sus casas y están operando con un personal mínimo básico. Tampoco quieren hablar de contrato colectivo ni de aumentos salariales”, dijo Crespo, quien fue autorizado por unanimidad en una asamblea general de trabajadores para iniciar discusiones contractuales ante la Inspectoría del Trabajo.

“No permitiremos despidos en esta planta y adoptaremos acciones para garantizar la estabilidad de los trabajadores de los 12 molinos en el país”, alertó el dirigente sindical al recibir el respaldo de sus compañeros de labores.

El presidente de Fetraharina observó que en días recientes el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de 10 mil panaderías socialistas en todo el territorio nacional ante quienes se comprometió surtirlas con equipos, insumos, trigo y de otros implementos para su funcionamiento.

“No sabemos cómo el jefe de Estado va a refrendar ese compromiso debido a que no hay materia prima para elaborar el pan. El presidente Maduro ha sido mal asesorado”, agregó.

Crespo comentó que estos locales artesanales presentan una situación de deterioro y “pareciera que están en quiebra por falta de materia prima”.

“Pedimos al presidente Maduro cumplir con la Ley de Seguridad Agroalimentaria”, argumentó.

Crespo cuestionó la especulación por parte de los “bachaqueros” o revendedores en las calles con los productos alimenticios y a manera de ejemplo explicó que un saco de 45 kilos de harina o pasta sale de esa planta de Gramovén a 4.500 bolívares soberanos, pero indicó que en la calle un kilo de espagueti lo venden al consumidor casi al mismo precio del saco.

Dick Torres | El Universal

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.