Estas serían las razones del cierre de Goodyear en Venezuela

353
Goodyear
Imagen referencial

Caracas.- Este lunes Goodyear de Venezuela anunció, a través de un comunicado, el cese de sus operaciones. Además de notificar que cumplió con sus obligaciones correspondientes a los trabajadores, señaló que fue una decisión «forzada».

Goodyear venía detallando ciertos inconvenientes que se presentaban en la subsidiaria venezolana, los cuales podrían haber tenido influencia en la decisión de cesar operaciones en el país.

Hace menos de un año, en su informe de resultados corporativos del cierre de 2017, emitido a comienzos de 2018, la trasnacional GoodYear Tire and Rubber Co señalaba los problemas asociados a la no convertibilidad entre el bolívar venezolano y el dólar estadounidense y la dificultad para repatriar dividendos.

El sistema cambiario y económico venezolano “ha restringido la capacidad de nuestra subsidiaria venezolana para pagar dividendos y regalías y para liquidar pasivos”, señala el informe.

“Estas regulaciones cambiarias, combinadas con otras regulaciones gubernamentales como los controles de precios y de márgenes de ganancia y las estrictas leyes laborales, han limitado significativamente nuestra capacidad para tomar y ejecutar decisiones operativas en nuestra subsidiaria venezolana”, argumentaba.

“Esta falta de convertibilidad de moneda, combinada con estas otras restricciones operativas, han limitado significativamente la capacidad de nuestra subsidiaria venezolana para mantener la producción normal y el control sobre sus operaciones. Esperamos que estas condiciones continúen en el futuro previsible”, agregaba en sus notas al pie de página del informe.

Esas condiciones fueron las que llevaron a partir del 31 de diciembre de 2015, a concluir que “no cumplimos con los criterios contables para el control de nuestra subsidiaria venezolana y comenzamos a informar los resultados de nuestra subsidiaria venezolana utilizando el método de costo de la contabilidad”.

“Este cambio dio lugar a un cargo antes de impuestos de $646 millones en el cuarto trimestre de 2015. Hemos determinado que el valor razonable de nuestra inversión y las cuentas por cobrar de nuestra subsidiaria venezolana es insignificante en función de nuestras expectativas de pagos de dividendos y liquidaciones de dichos créditos en periodos futuros”.

“Los períodos de reporte que comienzan después del 31 de diciembre de 2015 no incluyen los resultados operativos de nuestra subsidiaria venezolana. Ahora registramos los ingresos por ventas de inventario y materias primas o por dividendos o regalías en la medida en que se reciba efectivo de nuestra subsidiaria venezolana. Nuestra exposición a pérdidas futuras resultantes de nuestra subsidiaria venezolana está limitada en la medida en que decidamos proporcionar materias primas o productos terminados a, o hacer inversiones futuras, en nuestra subsidiaria venezolana”.

Fuente

El Estímulo

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.