Rusia2018 / Brasil sufrió y sufrió ante Costa Rica pero Coutinho los rescató #ElTubazoMundial

***Brasil sufrió durante 90 minutos ante Costa Rica, sin embargo, cuando se jugaba el tiempo de descuento apareció Coutinho en el área para rematar un balón que no pudo ser controlado por Gabriel Jesús pero que quedó servido para el jugador del Barca.***

71

Rusia.- El Mundial de las sorpresas estuvo a punto de escribir un capítulo memorable en Rusia, pero Coutinho y Neymar en el descuento acabaron con el sueño de Costa Rica.

Un balón colgado al área de Marcelo en el 91 y peinado por Gabriel Jesús en el segundo palo lo mandó a la red Coutinho, el único capaz hasta entonces de batir a un gigante llamado Keylor Navas.

El portero del Real Madrid firmó un partido memorable y mantuvo a su equipo en el Mundial durante 90 minutos con una colección de paradas impresionantes, pero el empuje brasileño era insostenible y los seis minutos de descuento una losa para los ticos, que se van de Rusia tras perder sus dos primeros partidos de manera agónica.

El 2-0 lo haría Neymar cuando Costa Rica ya lloraba la eliminación. Resultado justo, desenlace cruel en el descuento para los ticos.

El encuentro se alargó seis minutos porque el VAR le había echado un buen cable a Costa Rica, echando por tierra la decisión inicial de Kuipers de pitar un penalti a 10 minutos del final.

Se desmayó Neymar y picó el colegiado holandés, al que le «cantaron» por el intercomunicador la pillería del brasileño. Cuando el 10 estaba ya con el balón en el punto de penalti, anuló su decisión el colegiado.

Brasil mereció ganar y ganó, sí, pero en su debe hay que poner que sólo jugó 45 minutos, los de la segunda parte. El primer tiempo fue un quiero y no puedo de la Seleçao, a la que Costa Rica destapó todas sus carencias en ataque y en defensa.

En defensa, Costa Rica tuvo controlada a la selección brasileña, en la que sólo Coutinho aporta algo de lucidez al fútbol brasileño, aunque fuera Casemiro el que creara la mejor ocasión de Brasil en la primera parte.

El madridista encontró a Neymar con un pase largo que el 10 de la Canarinha controló pero que no terminó de rematar. Ahí surgió Keylor Navas para salir como una flecha y abortar una jugada con marchamo de gol.

Ni Neymar, ni Marcelo, ni Fagner, ni Willian encontraron la manera de desbordar por fuera ni Coutinho, el que más pide la pelota, de penetrar por dentro. Primero una línea de 4 y luego una de 5 abortaban cualquier intento de la Canarinha.

La segunda mitad empezó con otro brío por parte de Brasil gracias a la entrada de Douglas Costa, que dinamitó el encuentro con su velocidad y su habilidad para regatear futbolistas. Está en mejor forma que Willian y huele a titular en el próximo encuentro.

Brasil era una avalancha y que llegara el gol era cuestión de tiempo. Tres córners en los primeros cinco minutos dejó K.O. a Costa Rica, que se vio obligada a mover el banquillo enseguida. Entró Bolaños por Ureña para darle alguna salida a su equipo, agobiado e incapaz de salir de su campo.

Los ticos creían en el milagro y Tite reaccionó con un movimiento valiente. Desmontó el doble pivote sacando a Paulinho del campo y metiendo a Firmino. Brasil dejaba un mediocentro y pasaba a jugar con cinco delanteros. Y la avalancha ya fue incontenible.

Keylor despejaba cada balón que le llegaba por tierra, mar y aire, pero para el remate de Coutinho en el 91′ ya no cabía milagro. Desde el borde del área pequeña, la puntera del brasileño desató el delirio de un equipo que celebró el gol como si fuera el de la final del Mundial.

Triunfo liberador para una Seleçao que debe ir a más en Rusia, sobre todo si Tite es fiel a la tradición de Brasil y acaba con el doble pivote y apuesta por Douglas Costa.

Fuente

J. I. García-Ochoa

Marca

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.