Real Madrid goleó al Alavés con la BBC en plan estelar

***Dos goles de CR7, uno de Bale y otro de penalti de Benzema acaban con el Alavés, 4-0.***

55
Real Madrid, BBC
Foto: MARCA

Madrid.- El Real Madrid no titubea. Sigue afinándose para París con la perspectiva del equipo que sabe que le va la vida en el Parque de los Príncipes. El Alavés, resucitado con Abelardo, nada pudo hacer en el Bernabéu, donde tantas facilidades habían tenido los rivales del equipo blanco.

El Madrid firmó un partido redondo, de principio a fin, con más dificultades al principio y mucha suficiencia después de que Cristiano, que firmó otro doblete, derribara el portón blanquiazul. Fue un día para el reencuentro de la BBC, cuyo despliegue acabó en apoteosis. Marcaron los tres, con Cristiano cediendo un penalti final a Karim para que la fiesta se redondeara con el tanto del francés, espléndido toda la tarde.

No le sobraba al Madrid la inventiva, falto del ingenio de Modric, Marcelo y Asensio, baja de última hora por su problema con una muela. Juicio no existía mucho en la tropa de Zidane, que había decidido apostar por el toque de corneta con la BBC de inicio y Lucas incrustado en la medular.

Fue un partido trabado y espeso en el primer cuarto de hora, con numerosos accidentados por el césped. Hubo más camillas que ocasiones hasta que en un córner botado por el Alavés, el Madrid montó un contragolpe de cuatro contra uno. Theo lo llevó bien, se la dio a Benzema, pero el delantero francés resbaló cuando se disponía a fusilar a Pacheco.

El Alavés, que ha combinado con Abelardo momentos de presión muy alta con repliegue total, decidió primero superar el susto y después minimizar los riesgos. Se echó algo más atrás, casi al borde del área, y permitió al Madrid avanzar metros a base de empuje, pero sin grandes ideas, con empeño, pero sin inspiración.

Se puso en manos de lo que inventara la BBC y después se vio que fue una decisión acertada. Bale pudo marcar de chilena en una buena jugada de Benzema, Cristiano disparó en un par de ocasiones antes de hacerse daño en un salto y Lucas Vázquez, puntilloso aquí y allá, también probó al portero formado en la cantera blanca.

La victoria del Alavés era sobrevivir, salir airoso de todo esto hasta que se fue estirando. Varane, que ha recuperado su nivel, y Keylor, muy seguro, abortaban sus intentonas hasta que Cristiano y Benzema se inventaron un gol como en los viejos tiempos, cuando todo era sencillo, un lance de la nada en el que estaban rodeados de contrarios.

Floreció la sociedad que tanto ha dado al Madrid en la última década. Karim se inventó un pase de tacón dentro del área y Cristiano, demoledor en 2018, marcó con la zurda en un disparo seco. Gol justo antes del descanso, de los que duelen.

Cuando todavía se ponía la venda el Alavés, superado el descanso, Benzema robó el balón en mitad de la cancha blanquiazul, condujo bien la pelota y se la dio a Bale, que marcó. Cada uno en lo suyo, Karim asistiendo y Gareth corriendo y definiendo. Todo un homenaje al juego de la BBC, muy entonada y con confianza.

El Madrid se elevó muy por encima de un buen equipo como el Alavés, que había sumado 22 de los últimos 33 puntos con Abelardo y que tantos problemas dio al Barça en el Camp Nou. El equipo de Zidane jugó a placer en el segundo tiempo.

Cristiano, con la contundencia de siempre, marcaría el tercero tras otra asistencia, la novena de la temporada, de Lucas. A este paso, el delantero portugués calca la temporada anterior.

Real Madrid subió su nivel en la segunda parte, donde solía entregarse, Zidane sacó a Ceballos 19 minutos no 29 segundos y Cristiano se volvió un tiburón generoso, como el de Nemo. Karim marcó mientras pensaba en que a todos siempre les quedará París.

Fuente

Jesús Sánchez

MARCA

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.