Real Madrid fue bailado y goleado por el Eibar (+Video)

***Enorme partido del Eibar que aplasta en bloque a los blancos.***

99
Eibar-Real Madrid
Foto cortesía

Madrid.- Ipurúa es un campo de verdad. El Eibar hace sufrir a los equipos más poderosos porque no regala un metro. Es más, se lo tienes que arrancar del alma. Allí sucumbió el Real Madrid 0-3 en una actuación pésima, sin balón y sin alma, destruido por una presión descomunal que dio al Eibar su primera victoria sobre el equipo blanco.

Fue un primer acto equilibrado, con una ocasión clara para cada equipo. Avisó el Eibar con un remate en parábola de Kike García, tras un servicio de espuela de Orellana, que Courtois desvió sobre el palo. Era el minuto tres. En el once, Benzema resolvió por encima de Riesgo un buen servicio de Asensio, pero José Ángel salvó en la línea.

Daba impresión de aplomo el Madrid hasta que resolvió fatal un córner a favor. No por Ceballos, que intentó acabar la jugada, como mandan los cánones, pero su disparo bloqueado activó la contra armera y allí no bajó nadie salvo el propio Ceballos, responsabilizado por la pérdida. Anotó Escalante porque Courtois evitó el remate de Kike García a bocajarro.

La presión del Eibar acabó por descoser a los blancos en una jornada propicia para recortar puntos con el liderato.

La gesta del Eibar se consolidó en el arranque de la segunda parte, y retrató a unos y otros. Mientras Kroos tiró un globo a absurdo a Odriozola y el lateral se lió, Cucurella se fue como una centella a por él para robarle el balón, el alma y los puntos.

Enrich cruzó a la red con profesionalidad, como si no costara trabajo. Se rompió Odriozola en el lance, pero nada cambió. Con Carvajal en el campo, de nuevo Cucurella buscó un balón sin gloria en un costado, metió el centro al que no llegó Enrich y Kike García se anticipó a Varane, clavado en el área chica.

Quedaba mucho tiempo por delante para recomponerse, pero no tuvo opción, sobre todo por mérito armero, que no cedió al ver al rival herido. Courtois sacó dos manos prodigiosas para Orellana que evitaron una manita sonrojante.

Entraron Isco y Vinícius, pero nada cambió en área contraria. Si en la propia el Madrid estuvo mal, en la ajena acabó enredado en una cascada de fueras de juego, especialmente de Benzema, que abrochó un final casi cómico a un partido pésimo.

Vuelta a los tiempos oscuros para el Madrid. Gloria para un Eibar perfecto, modelo para todos. Actitud, esfuerzo, táctica y fútbol, mucho fútbol del equipazo de Mendilibar para obtener una victoria de leyenda.

José María Rodríguez

MARCA

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.