“La cacería de todos los años contra el Real Madrid de Florentino”

29

Caracas.-Sonó la señal y la batida se inició dentro del ritual que acompaña al fútbol y al periodismo español en los últimos 18 años. No es una novedad porque se repite en el tiempo. Es algo cíclico, pero lo cierto es que cada año aumenta en intensidad. Y lo curioso es que esos mismos que salen dispuestos a todo con tal de cobrarse su pieza, habitualmente regresan a su madriguera con el paso de los días e incluso deciden invernar en pleno mes de mayo. O por lo menos las alabanzas nada tienen que ver con la saña de los ataques. Curioso.

La escena relatada podría ser un reflejo de la cacería a la que se somete año tras año un proyecto, una manera de entender la gestión de un club de fútbol y que de momento ha conseguido cinco Champions League, cuatro Ligas, dos Copas de Rey, tres Mundiales de clubes, una Intercontinental, cuatro Supercopas de Europa y otras tantas de España. Claro está hablamos de Florentino Pérez y su Real Madrid, un club y un equipo de autor y que por mucho nieguen algunos, de éxito.

Florentino Pérez y su manera de entender la gestión, con aciertos y errores, ha llevado al Real Madrid a instalarse en el éxito a todos los niveles. Asumiendo riesgos y tomando decisiones que atacan la lógica deportiva cara al exterior, pero que se llevan a cabo dentro de un plan, estrategia o personal forma de entender el cómo se da forma a un equipo de fútbol.

El Real Madrid no es de la temporada pasada. Y no lo es porque un jugador que era el santo y seña de este equipo se quiso ir y desde el club no quisieron entregarle las llaves del Bernabéu como se ha hecho por otros lares y porque un entrenador como Zinedine Zidane, por el que apostó el presidente y al que siempre quiso tener a su lado en contra de la opinión de muchos y del que decían que no servía y que no era entrenador (levantó tres Champions), creyó que era el momento de marcharse a casa.

Lopetegui llegó y lo hace como solución para una situación complicada. El elegido era Mauricio Pochettino, pero un compromiso adquirido por el argentino y la negativa de Daniel Levy a negociar (José Ángel Sánchez lo intentó), llevaron a buscar la solución en el seleccionador de éxito del momento. ¿O no recuerdan lo que se decía de Lopetegui antes del fichaje por el Real Madrid?

El problema es que el técnico no ha entendido hasta ahora lo que es el actual Real Madrid o por lo menos así lo ha demostrado con varias de sus decisiones. Desde el club se le ha dado una última oportunidad para recuperar la confianza en su trabajo. Suena mal, pero es la realidad del fútbol, lo que ocurre es que cuando es el Real Madrid el que lo hace, llega a ser perverso a los ojos de algunos. Si es por otros lares, hasta se aplaude. No seamos hipócritas y reconozcamos que en todos lados se critica y se pone en duda al que hay en el banquillo, pero solo parece un crimen cuando se trata del equipo blanco.

En cuanto al tema de la plantilla y lo de ocupar el hueco dejado por CR7, el debate es variado. ¿Qué se habría dicho si el Real Madrid llega a esos 150 millones que pedían por Hazard o los 200 que pedían por Kane? De todo. Se renuncia porque se consideran precios fuera de mercado, pero hasta eso también se critica. Buscaban a Neymar y no se encontraron en el camino. Lopeteguiquería un nueve y llama a Mariano. Aquí está, como también Vinicius, apuesta del club y que hasta el momento el entrenador le ha dado la espalda. En total, 145 millones de euros en refuerzos, pero se sigue diciendo que el Real Madrid no ha fichado.

Desde la parte deportiva se insistía en la necesidad de un nueve, un central, un lateral izquierdo, un centrocampista, además de un portero. Viene de lejos, pero la decisión del club fue la de dar una oportunidad a lo que había porque, además, se tocaron varias puertas y no todas se abrieron por diferentes motivos.

Esperaban que Bale no se encogiera por culpa de las molestias físicas, que Asensio apareciera todos los días, que Varane y Modric regresaran de una vez de la final de la Copa del Mundo, que Marcelo volviera en forma y centrado, que Benzema ejerciera de goleador… y que Lopetegui acertara con la tecla.

Está claro que nada de esto ha sucedido, pero todas las decisiones tienen su lógica y explicación y si al final de la temporada se demuestra que han sido erróneas, se debe cambiar de estrategia. Y lo tienen claro por el Bernabéu, pero cuidado que la pieza a cazar sigue viva y con muchas ganas de volver a dejar mal a todos los agoreros un año más.

Fuente

Marca

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.