CRISTIANO SE HIZO CARGO /
Portugal avanzó a la final de la UEFA Nations League

***'Hat-trick' de CR7 que mete a Portugal en la final de la Liga de las Naciones.***

43
Cristiano Ronaldo
Foto: MARCA

Lisboa.- Cristiano Ronaldo es insaciable. En su puesta de largo en la Liga de las Naciones, CR7 destrozó a su rival con quirúrgica precisión. Es un multiusos en el área. Cual navaja suiza, de sus piernas emergen todo tipo de remates y de dianas.

El combinado helvético fue mejor que Portugal pero salió quemado de Do Dragao. Un dragón con el siete a la espalda y el brazalete en su brazo izquierdo le devoró de tres mordisco. El extremo luso es un reloj de cara a puerta. Portugal sufrió… pero se metió en la final de la Liga de las Naciones gracias a Cristiano. Llegó puntual a su cita con el gol. Como siempre.

Suiza fue tan académica como poco efectiva. Rondó a Rui Patricio pero sin apenas hacer daño. Shaqiri y Seferovic se cansaron de desperdiciar opciones. El que dio en el blanco fue Ronaldo. Desde que marcara a España en el pasado Mundial no ‘mojaba’ a balón parado. Ni hacía un ‘hat-trick’ con su país. Casi un año después de ‘torturar’ a De Gea, terminó con sus ‘sequías’.

Cristiano clavó una falta que Sommer sólo pudo guiar con su mirada a la red. Otra competición más en la que dejaba su sello. Otro torneo en el que marcaba CR7. Mundial, Eurocopa, Juegos Olímpicos, Confederaciones… y 14 con sus clubes. Suma y sigue para Ronaldo y menos presión para una Portugal que sufrió varios sustos. Seferovic se topó con la madera.

Con los ‘cuatro magníficos’ en el césped, ni Bruno Fernandes ni Joao Félix se lucieron. Bernardo Silva sí fue el mejor escudero de CR7. Los otros jóvenes talentos se perdieron en la maraña suiza.

Portugal estaba esperando dar el golpe definitivo… cuando apareció el VAR. Zuber cayó en el área trastabillado por Semedo. La jugada siguió y en la otra punta del campo, Schar derribó a Bernardo Silva. Felix Brych pitó penalti para los lusos… pero corrigió la jugada en el vídeo. El alemán consultó y decretó pena máxima para suiza. Lo nunca visto. Ricardo Rodríguez puso el empate.

El partido viraba hacia la igualada… hasta que emergió CR7. Eléctrico, incisivo, se inventó dos goles en dos minutos. Éxtasis entre el 88′ y el 90′. El primero llegando desde atrás tras un delicioso control y envío de Bernardo Silva. Y su ‘hat-trick’ lo cerró tras encadenar varias bicicletas y soltar un latigazo a la red. Dos golpes definitivos. Portugal baila a su son. Le echaban de menos.

Jon Prada | MARCA

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.