San Juan de los Morros: El jardín de las Hespérides.

130

Un hermoso opúsculo basado en el discurso dado por Adolfo Rodríguez en los 225 de nuestra ciudad.

Adolfo, al igual que muchos intelectuales independientes del país, es más el tiempo que pasa fuera de nuestras fronteras, pero es mucho lo que ama su terruño y sin duda uno sabe que finalmente se nos establecerá aquí, en esta tierra lo mismo trágica que noble y heroica.

Deseamos que por esta vez no suceda lo que el profeta Andrés Eloy Blanco dice de personas como él, que les toca morir afuera, en momentos que ya hay tantos hijos viles que se están eternizando adentro, para vergüenza nuestra.

Cuando este patriarca del intelecto y de la letra pulida viene a Venezuela, tengo con él pausadas y reflexivas charlas de sobremesa que disfruto infinitamente.

En realidad no es mi intención hacer un análisis del título o del contenido de esta obra, – excelente, por cierto – basta decir lo que Argenis Ranuárez plasma en su prólogo: “Este discurso se publica para que llegue, se conozca y surta sus efectos en términos de querencia. Para que se difundan conceptos, juicios, opiniones, pareceres y sentimientos que se han emitido y expresado a lo largo de los siglos sobre el murallón basáltico que alimentó nuestras pupilas de niño”.

Y es así, en esa línea o intención, que Humboldt ve a los morros de caliza arrecifal como “dos castillos arruinados”, y un Benigno Ontiveros los siente como una “ruina de inmensa catedral gótica”. Supersticioso, Bousingault diría en 1822: “Nadie se atreve a acercársele sino temblando, pues estaban poseídos por el espíritu maligno”.

Y Codazzi, más científico, diría que era una “maravilla para el geólogo”.

Más poético, mi abuelo Daniel R Scott escribiría hace un siglo: “son el penacho encrespado de la llanura, que bajo las noches claras y azules sirve de ventanas a las cortes luminosas de Orión”. Y la lista sigue, párrafo tras párrafo, alabando la piedra caliza azotada por mil vientos y lluvias.

Por Daniel R Scott.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.