RAFAEL ARIAS / Una extraordinaria huida hacia adelante

212

huida hacia adelante

¿Quién levanta sospechas de qué?
Aquellos que a la sombra viven cazando circunstancias y oportunidades son los sospechosos del delito a distancia. Máxime cuando son incapaces de aportar ideas ni exhiben praxis alguna que genere fortalezas concretas al tríptico misional de la institución.

Es muy fácil vivir a la caza de circunstancias, difícil es cumplir con la noble tarea de ser auténticamente revolucionario, sin escudarse en un pasado dudosamente diplomático (solamente conocido por los aquelarres de comparsa) para tratar de enlodar una gestión que estorba a los intereses del capital habido con prácticas concebidas y ejecutadas a la sombra.

(Investiguemos conductas del perseguidor de sospechas en aula territorial del Edo Amazonas).

Quien abroga sospechas de la gestión acusándola de adalides de la derecha, no ha ido hasta ahora a ninguna asamblea de participación popular, que se ha impulsado como política democrática, participativa y protagónica desde el proyecto Freunerg.

Entonces mal se puede acusar de «ególatras» a quienes hemos abierto compuertas para la amplitud gerencial, haciendo justicia en el ámbito laboral con la reclasificacion de los trabajadores, con el empeño de recuperar los centros de producción, de recuperar la majestad de la docencia, entre otros logros innumerables.

Usted señor cazador de sospechas ha estado de espaldas a las acciones que hemos emprendido para debatir con nuestro pueblo el acontecer político del país, y nos endilga epítetos como «Tribunitas Antimperialistas» a lo que hemos instituido en la casona universitaria y en los espacios de post grado.

Usted ha preferido como buen (dijera Mao Tse Tung: cultor del liberalismo) liberal de oficio oportunista, a los canales de industrias mediáticas, para lisonjear a los dueños de tales medios que no han escatimado en convertirlo a usted en un preservativo de oficio.

Usted especula que el trabajo del Conuco, impulsado desde la resistencia cultural que nos caracteriza, es solo un «retratico», subestimando el aporte que docentes y educandos, realizan como factor revolucionario para impulsar la soberanía alimentaria de la Matriapatria.

Usted desdice absolutamente de la conducta del militante chavista del Psuv cuando ha sido incapaz de sumarse a las iniciativas de base para construir unidad en la práctica real, que se comprometa con el pueblo cultor.

Nunca lo he visto en ninguna actividad promovida por nuestra gerencia cultural. Entonces usted genera «sospechas de ser un pseudo docente de arte y cultura». 

Desde aquí pregunto: ¿dónde están los resultados concretos en materia de proyectos realizados como coordinador de la unidad curricular que usted regenta?

Mi estimado don emulador de Marcel Granier, con esa pregunta se le está viendo (como diría Chávez) el bojote.

Desde aquí uno se pregunta: ¿su praxis argumentativa resistiría una auditoría? Usted pretende colocar en duda a nuestra gestión, se ha dedicado a sembrar diatribas políticas, en vez de procurar (como Samuel Robinson) encender velas para darle luces a nuestra Unerg.

Aprovecha esa circunstancia para afilar su puñal de incongruencias con que pretende esconder el infinito rosario de maldad y tropelías que caracteriza la conducta de quienes odian y estercolizan los valores de la revolución bolivariana.

Finalmente y por ahora, yo sospecho que usted hace mucho huye hacia adelante para ocultar lo inflamable de su rabo, acusando en el vacío, lo que no puede demostrar.
Si entendió, bien.!!!
Si no entendió, bueno sepa Tortolero que los bolivarianos chavistas lo combatiremos en el terreno que sea.

 Rafael Arias / Docente Unerg

image_print
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.