PORTILLAZOS INTERNACIONALES / El escenario se les pone color de hormiga

143

Portillazos*Bolivia ha vivido varias semanas de manifestaciones cívicas y políticas organizadas por sectores de la ultraderecha contra la reelección de Evo Morales, se trata de un golpe de Estado orquestado por sectores de la burguesía que perdieron privilegios con la llegada al poder de Morales.

*El presidente de Bolivia, Evo Morales, se ha visto forzado a renunciar bajo coacción a su cargo a consecuencia de un golpe de Estado cívico-policial-militar que provocó un peligrosísimo vacío de poder en ese país andino.

*Morales entregó la Presidencia en una jornada muy intensa, después de haber comprobado que los altos mandos del Ejército boliviano le habían retirado su confianza y le habían recomendado que optara por la dimisión para sacar al país del precipicio, pero también para salvaguardar su integridad física y la de los suyos.

*El pronunciamiento castrense fue determinante y cambió el rumbo de los acontecimientos.

*La crisis ha dejado descabezada a Bolivia, entregando el poder en bandeja a la oposición conducida por el líder ultraderechista Luis Fernando Camacho, instigador de las protestas callejeras (guarimbas) y del golpe de Estado.

*Lo paradójico de esta terrible situación de anarquía es que Bolivia le debe mucho a Morales y su gestión administrativa de casi 14 años, realizó grandes transformaciones en su patria desde que tomó las riendas en enero de 2006.

*Baste un dato: El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) «Perspectivas de la economía mundial» señalaba a Bolivia como el país latinoamericano que mayor índice de crecimiento económico proyecta para este año. Para 2019 el FMI pronostica una subida del 3,9% de su Producto Interior Bruto (PIB), y del 3,8% para 2020. El organismo con sede en Washington constató, en el capítulo de proyecciones, «una baja generalizada que afecta a todos los países de la región, siendo Bolivia la menos afectada».

*Por esto se entiende el inmenso apoyo que recibe Evo luego de su dimisión que pone color de hormiga la situación en Bolivia y a los que aspiran asaltar el poder.El pueblo se nota y se ve muy claro.

*Luego de que se consumara el golpe de Estado los simpatizantes del mandatario indígena han salido a tomar las calles en defensa de la democracia y la paz de su país.

Pese a los obstáculos y la represión de funcionarios policiales, los mineros y demás movimientos sociales de Bolivia han bajadopara exigir la continuidad del mandato de Morales y exigiendo sus derechos.

*La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia se declaró en emergencia el 11 de noviembre y pronto darán a conocer la ruta que ejecutarán para activarse en las calles. Dicen: “Nosotros hemos sido pacifistas, están masacrado al pueblo boliviano, pero ya basta, hemos tumbado gobiernos. dictaduras, hemos participado en huelgas de hambres y marchas”.

Destacaron que se declaran en emergencia y bloqueo nacional, como medida de presión hasta que el líder político del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, sea restituido en la presidencia del Estado.

*Pese a la fuerte represión que enfrenta el pueblo boliviano por parte de la policía y de los militares, grupos originarios continúan en posición de apoyo al líder indígena Evo Morales.

Grandes marchas organizadas se han visto en las calles del país suramericano, en defensa de la democracia y de su presidente legítimamente electo hasta enero de 2020.

*El martes 12N se registró una movilización de grandes proporciones en El Alto en resistencia al golpe de Estado.

*Este mismo día el secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, anunció que darán un plazo de 24 horas para restaurar el orden en el país, tras el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales.De no cumplirse la solicitud, la COB advirtió con declarar una huelga general indefinida y movilizarse hasta la ciudad de La Paz.

*Las clases acomodadas de La Paz improvisan barricadas en sus barrios ante el temor de un avance de manifestantes que desde El Alto se levantan contra el golpe de Estado en Bolivia. Mientras tanto, el “poder real” busca darle un “barniz democrático” a la persecución de militantes del MAS.

Policías y militares en las calles, barricadas y alambres de púas en las casas. Una postal de lo que se vive en varias zonas de La Paz en las que se concentran las clases medias y acomodadas de la capital boliviana. Son los que, tras celebrar el golpe de Estado contra Evo Morales, ahora temen por las reacciones populares que se desataron en El Alto, la ciudad contigua.

Alex Vásquez Portilla (politólogo)

Facebook
Loading...

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.