PORTILLAZOS DEL HUMOR / Robar es su divisa

135

Portillazos José Brito pegó contra la pared a Guaidó. Capriles le dijo loca a María Corina. Ismael García embromó a Superlano. Le echó burundanga en Colombia. Les hinchó la bemba y también los pies

Borges le dio con una paleta diplomática a Calderón Berti. Freddy Guevara le dio hasta con el tobo a Rafael Rojas Saavedra, alias “Guayaba”, testaferro de Guaidó.  Patricia Poleo le pegó a Carla Angola y la jaló por los pelos y la batuqueó contra el suelo.

Así de alocada y alterada se encuentra la oposición más extremista y violenta en Venezuela, están cómodamente montados en un cuadrilátero político. Después de montar una guerra económica brutal contra Venezuela para destruirla en conchupancia con el nada cuerdo presidente Trump, ahora la emprenden contra ellos mismos al ver fracasados sus intentos de acabar con la usurpación.

Cuando los rufianes y ladrones del autoproclamado Guaidó roban, incluido él mismo, los gringos que lo apoyan callan. Complicidad.

La democracia del gobiernito de Guaidó es incompleta, antidemocrática e injusta porque permite que unos pocos, la élite, puedan robar, estafar y chantajear.

La C de corrupción es la letra favorita de Guaidó y su banda de ladrones.

La oposición que siempre estuvo reacia a la reelección ahora quiere repetir a Juanito Alimaña para que siga el festín de la corrupción.

Desde su exilio dorado el putrefacto Julio Borges defiende a la banda de corruptos que nacieron con la autoproclamación.

La consigna de Guaidó “Ladrones siempre honestos nunca”.

Es cuestión de días, la pandilla de Guaidó, incluido él, estarán atrapados sin salida.

Los diputados españoles que trajo la oposición vinieron a aprender el método guaidoista para llenarse los bolsillos sin necesidad de trabajar. Juanito Alimaña les hizo entrega de una maestría y un diplomado. Y salieron como Vicente Emparan.

Cuando le preguntaron al corrupto mayor, Juan Guaidó, que explicara con lujo de detalles por qué botó a su embajador en Cocalombia, dijo: “Porque robó sin mi consentimiento”.

Ojalá que, en la próxima reunión de la OEA, la del Grupo de Lima y la Unión Europea, incluyan en sus agendas la corrupción de Guaidó y sus sopotocientos querubines.

Pregunta: ¿Por qué los medios de comunicación alineados con el sanguinario imperio gringo no cubren o silencian a conciencia las fechorías de Guaidó y su cuadrilla de cleptómanos?

Desde lejos se le nota / Que Juanito Alimaña va perdiendo la voz

Demostrando en forma atroz / En su gran encrucijada

Que no es limonada / Tampoco crema de arroz

Nace un movimiento que quiere seguir los pasos del autoproclamado: la miss que perdió un concurso de belleza se puede ceñir la corona de Miss Venezuela. Atletas perdedores pueden arrebatarse la medalla de oro. Los analfabetos pueden conferirse el titulo de doctor. Cualquiera puede autoproclamarse poeta, aunque en su vida haya escrito un poema. Cualquiera puede proclamarse juez con medallas que él mismo se impuso.

El diálogo entre Guiadó y el jefe de Los Rastrojo dejó al mundo sin palabras.

Robar al Estado venezolano no es un lucro indebido sino una tradición en el partido político de Juanito Alimaña.

Politólogo Alex Vásquez Portilla

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.