PORTILLAZOS DEL HUMOR / Para reírse en cuarentena

250

Portillazos del humorHay que reírse de la vida antes de que ella se ría de nosotros.

EL CHAMPÚ

 Un gallego le dice a otro:

– Oye Manolo pásame otro champú

– Pero si ahí en el baño hay uno

– Sí hombre, pero este es para cabello seco y yo ya me lo he mojado.  

———————————————

INDISCRETA

–  Carmen, ¿estás enferma?

Te lo pregunto porque he visto salir a un médico de tu casa esta mañana.

–  Mira, vecina estrépita, ayer por la mañana yo vi salir a un militar de la tuya y no estamos en guerra, ¿verdad?  

———————————————

SOLUCIÓN  

-Una señora va a sacar el pasaporte. El funcionario en turno le pregunta:

– ¿Cuantos hijos tiene, señora?

–  Diez.

– ¿Como se llaman?

–  Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo y Bernardo.

– ¿Todos se llaman Bernardo?  

– ¿Y cómo le hace para llamarlos cuando, por ejemplo, están jugando todos afuera?

–  Muy simple, grito Bernardo y todos entran.

– ¿Y si quiere que vayan a comer?

–  Igual. Grito Bernardo y todos se sientan a comer.

–  Pero si usted quiere hablar con uno en particular, ¿cómo le hace?  

–  Ah! En ese caso, lo llamo por su apellido.  

———————————————

VIUDAS

Se encuentran dos viudas en un cementerio una muy feliz limpiando la lápida de su marido y cantando como loca.

La otra muy triste a llanto tendido.

Al rato, la desconsolada mira a la contenta y le pregunta:

–  Ay, señora, ¿cuánto tiempo hace que enviudó?

–  Seis meses – respondió en tono alegre la otra.

–  ¿Y como hace para estar tan feliz si yo llevo 3 años y no he podido superar esta pena?  

–  Ay mijita! ¡porque después de muchos años, es la primera vez que se DÓNDE está y QUIÉN se lo está COMIENDO!

 ———————————————

UNA COPA DE MAS  

–  Doctor, me siento mal, todo me da vueltas, además me arde el corazón.

–  Mire señora, en primer lugar, no soy doctor, soy cantinero, usted no está enferma está borracha y en tercer lugar no le arde el corazón, tiene un seno en el cenicero.

 ———————————————

Esto es un ladrón recién salido de los juzgados y le llama su mujer:

– Pepe, ¿qué te han dicho?

– Pues me han dicho que 3 años de cárcel o 100.000 dólares.

– No seas tonto Pepe, ¡¡coge el dinero!!

 ———————————————–

– Estoy leyendo un libro nuevo que se llama «La honestidad y otros valores»

– Que bueno, ¿dónde lo compraste?

– Lo robé de la librería de la esquina

————————————————

Entra un borracho en una comisaría:

– ¿Podría ver al hombre que robó ayer en mi casa?

– ¿Y para qué lo quiere ver?

– Para saber cómo entró sin despertar a mi mujer.

—————————————————

Después de medio siglo de matrimonio, él se muere, y al poco tiempo después, ella también y se va al cielo.

En el cielo, ella encuentra al marido y corre hasta donde él y le dice:

– ¡Amor mío! ¡Que bueno encontrarte!

Y él responde:

– ¡No me vengas con esas! El contrato fue clarito: ¡Hasta que la muerte los separe.

Politólogo Álex Vásquez Portilla

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.