PORTILLAZOS DEL HUMOR / Para reír en cuarentena V

230

reír en cuarentenaLa Viejita:

Una viejita estaba caminando por la calle, arrastrando dos bolsas de basura, una en cada mano.

Una de las bolsas tenía un agujero y de vez en cuando un billete de 20 dólares salía de la bolsa y caía al suelo.

Viendo esto, un señor que pasaba junto a ella la detiene y le dice:

– Señora, se le están saliendo esos billetes de 20 dólares de esa bolsa y ya se le han caído unos cuantos por el camino.

– ¡Caramba! – dice la señora mayor – Tengo que volverme para recoger los billetes, muchas gracias por avisarme jovencito.

– Un momento señora, disculpe la indiscreción, pero… ¿De dónde sacó usted todo ese dinero? ¿Ha robado un banco? Dice bromeando, y la viejita le contesta:

– Oh no, verá… el terreno de atrás de mi casa, da para el estacionamiento del estadio de Fútbol, y cada vez que hay un partido los fanáticos quieren orinar antes de entrar o salir del estadio, ellos se paran enfrente de los arbustos que dan para mi casa, y orinan en mis flores que acabo de sembrar.

Entonces, yo me pongo detrás de los arbustos con una tijera de podar bien grande, y cada vez que alguien empieza a orinar en los arbustos, yo salgo y le digo:

¡Deme 20 dólares o se lo corto!

Y el caballero muy sorprendido se ríe y le dice:

– ¡Oiga pues no está nada mal la idea!! ¡Buena suerte!

y dígame, ¿que hay en la otra bolsa?

-Bueno… dice la viejita- ¡¡No todos pagan!!

La suegra:

Mamá, volví a discutir con mi marido, ¡y para que aprenda me voy a tu casa!

-Eso no serviría de nada hija…

¡Si de verdad quieres castigarlo, mejor yo me voy a la tuya!

De empleado a empleado:

¿Supiste que falleció el jefe?

– Sí, pero quisiera saber quién fue el que falleció con él.

¿Por qué lo dices?

– ¿No leíste la esquela que puso la empresa? Decía: ‘…y con él se fue un gran trabajador…!

De empresario a empresario:

– ¿Cómo consigues que tus empleados lleguen puntuales al trabajo?

– Sencillo, tengo 30 empleados, pero sólo 20 puestos para estacionar….

Empleado:

Mientras mi jefe actúe como si me estuviera pagando un buen sueldo, yo actuaré como si estuviera haciendo un buen trabajo.

De jefe a secretaria:

– ¿Quién te ha dicho que puedes pasarte dando vueltas sin trabajar todo el día, sólo porque tuvimos una aventura?

– Mi abogado…

Jefe:

– Antonio, yo sé que aquí el sueldo no le alcanza para casarse…, pero algún día me lo agradecerá.

De empleado a su jefe:

– Jefe, ¿puedo salir hoy dos horas antes?

Mi mujer quiere que la acompañe a hacer unas compras.

– De ninguna manera

– Gracias jefe!!, ya sabía yo que usted no me iba a defraudar…!!

Una vez en un censo:

Dos empleados llegan a una casa, para el Censo 2020, y preguntan:

¿Su nombre?

–   Adán.

¿Su esposa?

–   Eva.

¡Esto es increíble! ¿Por casualidad la serpiente también vive aquí?

Sí, un momento.

¡¡¡ Suegraaaa, aquí la buscan!!!

Equivocación involuntaria:

Le dice una mujer por teléfono a su esposo en la oficina:

Gordo perdóname, me equivoqué y te di las pastillas para los nervios en lugar de las de la diarrea,

¿Cómo estás?

Bien mi amor, todo cagado, pero tranquilo

La máquina ideal:

Un hombre de unos 65 años le pregunta al entrenador en el gimnasio:

– ¿Que máquina debo usar para impresionar a una chica de 30?

El entrenador lo mira y dice…

-Le recomiendo el cajero automático.

Apoyo al moribundo:

Se está muriendo la suegra y en su agonía, mira hacia la ventana y dice:

Qué lindo atardecer.!

– Y el yerno le dice:

No se distraiga suegra.

– Concentradita…. mirando el túnel, mirando el túnel!

Politólogo Alex Vásquez Portilla

 

 

image_print
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.