Ofil Guillermo Cepeda / La confiscación de Acción Democrática

96
ACCIÓN DEMOCRÁTICA
La confiscación de Acción Democrática y sus simbolos: A raíz del golpe de Estado fallido contra el presidente Carlos Andrés Pérez, en el año 92, fui una de las pocas voces, que sin ambages lo adjetivo, tal como era.
Algunos políticos, simplemente calificaron a su autor, como golpista; otros, entre ellos el Dr. Caldera, lo justificó, bajo la premisa de que el » pueblo tenía hambre». Para mí, su perpetrador, Hugo Chávez Frías, era un militar felón, cara pintada y fascista.
El tiempo, pareciera, que me ha dado la razón. El tipo siempre, una vez en el poder, se comportó como nazi-fascista-comunista y su albacea y heredero Nicolás Maduro, ha continuado su ruta fascistizante.
El cara pintada Chávez y Maduro, nunca se aparto ni apartado de los libretos diseñados por Adolfo Hitler y el Dr. Goebbels.
Como explicar entonces la conducta farisaica de Maduro contra la sociedad venezolana y de manera particular contra los partidos democráticos, que le son adversos a sus políticas asfixiantes.
Hace poco la salita » constitucional » del tribunal supremo de justicia ilegítimo, resolvió, por vía de » sentencia» ( 0071-expediente 18-0458), confiscar, que es igual a robar, la institución partidista Acción Democrática. Sustrayéndole también sus símbolos más preciados y sagrados, que históricamente, desde su fundación la ha identificado; para entregársela a un desertor, mercenario y traidor, como el señor Bernabé Gutiérrez.
Hitler, en el año 33, del siglo XX,, que era minoría en el parlamento decidió, con el apoyo de arribistas y oportunistas, no nazis, disolverlo,asesinar, encarcelar, al liderazgo opositor.
Eso mismo ha estado haciendo Nicolás Maduro, el usurpador y se pudiera decir, que en apariencia ha liquidado a los partidos democráticos para montar su sainete electoral de este año.
En el caso de Acción Democrática, hay que decirle a los comisarios, a los juristas del horror del TSJ y a Maduro, que no le será fácil exterminarla.
La experiencia histórica ha dejado establecido, que el general Marcos Pérez Jiménez, pretendió, por vía de decreto disolver a Acción Democrática, en el año 48 del siglo XX, valiendose de los criminales de la policía política, llamada Seguridad Nacional; y no lo logró.
Hoy, el Comité Ejecutivo Nacional, encabezado, por su Secretario General Nacional, Dr. Henry Ramos Allup, ha dicho, que el partido, su líderes, no acatamos el despropósito jurídico, contenido en la sentencia inconstitucional, signada con el No. 0071; y que por el contrario, nos declaramos en Resistencia Cívica.
Ésta postura insumisa del CEN, solo expresa una linea política histórica del partido desde su fundación. Ciertamente, en octubre del año 45, Romulo Betancourt, con motivo de la sucesión presidencial de ese momento, dijo en un acto en Nuevo Circo de Caracas:
» Ha venido ésta noche, una vez más, Acción Democrática, a decir su palabra clara y Sin esguince; ha venido esta noche el partido a hablar al pueblo en su mismo lenguaje sincero y tajante de siempre. Agarrando al toro por los cuernos, porque para nosotros la política no es discusión a la sordina, en trastiendas cómplices, sino abierto, público y vigoroso debate ante la opinión de las grandes cuestiones nacionales. » ( Romulo Betancourt: » El 18 de Octubre de 1945. Tomo IV. Pag 143.Editorial Seix Barral. 1979. España ).
Dentro de esa línea discursiva Betancurista se encuadra hoy la postura política de Acción Democrática. Nitidamente nos hemos declarado en resistencia frente a la dictadura fascista de Nicolás Maduro.
Es posible, que todavía queden traidores y alacranes internos a la caza de asaltar la dirección política del partido a todos los niveles, pero, no pasarán; porque como muy bien lo dijera el civilista Fermin Toro y parafraseándolo hoy día, decimos: » La dictadura fascista militar madurista se llevarán los cadáveres de la dirigencia adeca; pero, ellos no se prostituyen ».
 
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.