Máximo Blanco /  Un repaso al materialismo histórico

117

materialismo historico

Releyendo textos marxistas y reflexionando sobre el materialismo histórico, hemos llegado a la conclusión de que en este recorrido histórico  de los seres humanos sólo han existido, de manera general, dos grandes formaciones económico-sociales.

La verdad verdadera es que para el primero, y más largo período de la existencia humana, la comunidad primitiva, las relaciones de producción  conservan la propiedad común sobre los medios de producción y para el segundo período – esclavismo, feudalismo y capitalismo- adoptan y mantienen la propiedad privada sobre los medios de producción en los tres modos de producción.

En efecto, al observar las evaluaciones que los estudiosos del marxismo  hacen, sobre los «muchos centenares de miles de años» de existencia de la comunidad primitiva, se aprecia que los desarrollos que fueron experimentando las fuerzas productivas llevaron a pasar por organizaciones económicas diferentes.

El propio Engels aprecia, durante esta etapa de la existencia humana, dos tipos de sociedades: la época del estado salvaje y la etapa de la barbarie. En las cuales, a pesar  de los progresos de las fuerzas productivas, vale decir, el tránsito de la edad de piedra a la de bronce y de esta a la del hierro, más los cambios sociales, de las hordas al matriarcado y de esta al patriarcado, los hombres por la debilidad frente a la naturaleza, se vieron obligados a mantener la propiedad común  sobre los medios de producción, con la finalidad de que los bienes alcanzarán para satisfacer sus necesidades vitales.

Transcurridas esta etapa, los marxistas registran como un hecho revolucionario y de progreso el pase de la propiedad social a la propiedad privada.

Al respecto, el manual de economía política ,de la otrora URSS, lo señala muy claro:» Al perfeccionarse los instrumentos de producción y crecer la productividad del trabajo, ya podía una sola familia  cultivar una parcela de tierra y procurarse los medios de sustento necesarios.

Ello hacía posible, por tanto, el paso a la economía individual, que, en aquellas condiciones históricas, resultaban más productivas.

» Es evidente ,que ese desarrollo  de las fuerzas productivas permitió, a los jefes  de las familias (patriarcado) apropiarse del plusproducto que comenzó a aparecer, y con ello se convirtieron en propietarios de los medios de producción; quienes , a su vez, para incrementar, aún más, la producción transformaron en esclavos a los prisioneros de guerra y a sus familiares más empobrecidos.

Y con ello,  apareció la propiedad privada. Tipo de propiedad  que se ha mantenido  hasta el presente, pues los cambios que se han realizado a través de este período han sido para favorecer al factor trabajo, con mayor justicia social, porque evidentemente, los medios de producción, desde el esclavismo, han estado sometidos, fundamentalmente, al régimen de la propiedad privada. Este es el período,   que el propio Engels identifica con el nombre de civilización.

Sin lugar a dudas, este período que abarca unos 7000 años, y cuyo modo de producción dominante, hoy, en la mayoría de las naciones, es el capitalismo ha estado signado por la presencia de la propiedad privada en la estructura económica de cada una de las etapas.

Diríamos que el desarrollo de las fuerzas productivas y las revoluciones que se han producidos desde la caída del Imperio romano no han logrado cambiar, en lo esencial,  las relaciones de producción hasta el presente, pues la propiedad privada que dinamizó el crecimiento de la economía esclavista es la que hoy continúa impulsando el crecimiento del PIB en la mayoría de los países del  mundo.

Y en consecuencia,   como según los marxistas la base económica contiene varias relaciones de producción (esclavismo -feudalismo-capitalismo), pudiéramos  englobarlos en una sola etapa, la cual, y para no ser mezquino  con Engels, bien pudiéramos llamar formación económico-social de la civilización.

Dividida así la historia de la humanidad, en dos periodos, no se entiende como el marxismo, después de haber comprendido que el surgimiento de la propiedad privada significó un avance histórico en la lucha de los hombres por mejorar sus condiciones de vida, haya propuesto su eliminación y el retorno a la propiedad social de la comunidad primitiva, como bandera para alcanzar su utopía:el socialismo y el comunismo.

Este cambio, a contra reloj de la historia, es lo que ha llevado a que la mayoría de las naciones, donde se ha ensayado la propuesta marxista, hayan tenido que restaurar la economía de mercado.

Este proceso de reversión , entre otras equivocaciones del experimento, señala que el socialismo totalitario no será la sociedad del futuro. 

Y no lo será porque los intentos que sobre este sistema se han realizado no han logrado superar en productividad  y producción al sistema capitalista, pues entre otros frenos, el socialismo totalitario es un sistema de capitalismo de estado  (monopólico y latifundista), en donde a los trabajadores, que supuestamente pretendía liberar , los transforma en esclavos , llevándolos a perder todo tipo de interés por el resultado de la producción.

Ahora bien, no hay dudas que habrá cambios. Los seres humanos continuaremos luchando por sociedades dónde haya mayor justicia social. Y por ello, el capitalismo, que según  José Guerra, en su libro «El mito del socialismo bolivariano «, tiene una capacidad de transmutación, «…que siempre hace de el algo igual y al mismo tiempo distinto. «, será cambiado  por las luchas del hombre hacia un futuro mejor, pero para que esa formación económico-social sea dominante debe contener en lo político mayor libertad y democracia, y en lo económico tiene que exhibir eficiencia, rentabilidad y distribución justa entre los factores que participan en la creación  de la riqueza.

Máximo Blanco / Economista

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.