Luis Vicente León / Las protestas espontáneas

290

LUIS VICENTE LEON

Las protestas espontáneas del pueblo, como respuesta al deterioro exponencial del país y la caída dramática en su calidad de vida son naturales, justas y respaldadas por los derechos constitucionales.

Reprimirlas es una acción bárbara, típica de las autocracias buscando generar la bóveda de miedo para paralizar a sus adversarios y mantener el control del poder, sin resolver los problemas ni atender las demandas justas del país.

¿Es que no tiene derecho a protestar quien no tiene agua, ni luz, ni gasolina y cuyo ingreso real está pulverizado, su libertad política y de expresión coartadas y no tiene instituciones insesgadas y creíbles donde exigir sus derechos?

Entonces ¿a qué se refiere el derecho constitucional a la protesta? Por un lado, un gobierno primitivo que destruye lo que queda.

Por el otro, una oposición congelada, dependiente de terceros y fracturada por intereses encontrados que no puede resolver por ausencia de reglas de juego comunes para dirimir sus diferencias e incapaz de desarrollar estrategias creíbles para presionar el cambio.

Y en el medio, un pueblo empobrecido que al expresarse es y seguirá́ siendo salvajemente reprimido. Un desastre.

Luis Vicente León 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.