Lo que viene: El Plan País

231
Juan Guaidó, Plan País
Foto cortesía

Después de la segunda guerra mundial Europa quedo devastada. El hambre era una realidad para millones de personas en vista de que buena parte de la actividad agrícola fue interrumpida por la guerra.

Millones de personas habían muerto y centros industriales y residenciales quedaron en ruinas.

Bajo estas circunstancias y bajo el gobierno de Harry Truman,EEUU se creó el muy conocido plan Marshall. Denominado así en honor a su creador el General George Marshall para ese momento secretario de estado de los EEUU.

El objetivo de dicho plan era lograr la reconstrucción material de los países aliados de Europa después de las consecuencias dramáticas de la guerra.

Recuperar y organizar la economía de estos países aumentando su vinculación con EEUU fundamentalmente.

 A través de las relaciones comerciales y uno no menos importante como era frenar el avance del socialismo marxista (El comunismo) en la región comandado por la URSS.

El secretario de Estado entendió claramente que para poder restaurar la estabilidad política en esos países era fundamental adentrarse en la recuperación económica de Europa. Esta estabilidad económica sobre todo era primordial para contener el socialismo marxista (El Comunismo) que había iniciado la URSS con sus pocos aliados países europeos.

Al principio de su gestión esta ayuda empezó a llegar en forma de cargamentos de comida, combustible, maquinarias y equipos a fin de reimpulsar el desarrollo agrícola e industrial.

Entre 1948 y 1952 (cuatro años) la economía de los países ayudados por el plan Marshall un total de diecisiete crecieron como nunca antes, siendo después las relaciones comerciales crecientes entre ellos mismos el germen de la Unión Europea; pivote fundamental de esta crecimiento fueron los préstamos a muy bajo interés y plazos flexibles de pago concedidos.

Esta pequeña introducción de como Europa logró recuperarse prontamente después de la devastadora guerra, viene a colación para tratar de entender con optimismo nuestra propia recuperación.

Que si bien no es consecuencia de una guerra, sus consecuencias en nuestra población son las mismas acaecidas en la Europa de la segunda guerra mundial a excepción de los millones de muertos: millones de personas soportando hambre, actividad agrícola disminuida y en algunos rubros en cero, muertes fatales por falta de medicina, trabajadores y empleados resignados a una mísera remuneración, colapso de los servicios públicos.

En fin, un panorama devastador que ha sido definido por un insigne economista venezolano Ricardo Hausman como digno de un plan Marshall en referencia a esa iniciativa Tomada por EEUU para ayudar a Europa.

Sin duda que es algo parecido lo que viene para Venezuela una vez hayamos salido de esta debacle provocada por unos pilluelos que bajo el disfraz rojito de una revolución y la muleta del no menos ponderado socialismo, lograron aniquilar la economía y por ende el bienestar de los venezolanos.

Para este fin contamos con la férrea voluntad del venezolano, los privilegiados recursos que tiene nuestro país y el gran apoyo internacional que últimamente ha sido reafirmado en la reciente gira que ha realizado nuestro presidente.

Este plan esta formulado y elaborado (EL PLAN PAIS) ya listo para iniciar su aplicación, en el mismo han participado los mejores expertos en la materia con la firme convicción de que el primer logro que hay que alcanzar para recuperar nuestra estabilidad social y política es el fortalecimiento de nuestra economía.

Una de sus inmediatas medidas es la reivindicación del salario y pensiones a un nivel de 120$, con la finalidad de lograr en menos de dos años igualar o superar el promedio para la región que actualmente se ubica en 350$.

De igual manera se emprenderá programas de recuperación de la pequeña y mediana empresa, entendiendo que este sector juega un papel de mucha importancia dado la generación de fuentes de empleos y la producción de bienes y servicios.

En este mismo orden y con mayor preferencia será considerado el sector agrícola a través del suministro de maquinarias y equipos, insumos para la producción y el respeto en la comercialización de la producción, todo esto soportado por créditos blandos de largo plazo y bajas tasas de interés.

En fin un plan Marshall para Venezuela; en esto están involucrados los mayores organismos financieros del mundo tales como el Banco Mundial, El Fondo Monetario Internacional y El Banco Interamericano de Desarrollo; actualmente se encuentra pre aprobado la cantidad de 80.000.000,00$ solo para el arranque de este plan de reconstrucción, estos organismos solo esperan el cambio de administración de nuestro país para dar paso a los primeros desembolsos.

Las esperanzas por una vida mejor en Venezuela deben cada día reafirmarse, el país está quebrado eso es verdad, reza un viejo adagio que el que te quiebra una empresa nunca será capaz de sacarla a flote; esta gente quebró al país no podrán sacarla de este siniestro;  de aquí lo vital para nuestro futuro desalojarlos del poder que hoy ostentas para dar paso a la Venezuela prospera y suficiente que ansiamos, el fin de esta desordenada administración es el inicio de esa Venezuela.

José Vicente Flores Muñoz / Columnista de El Tubazo Digital 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.