LA TORRE DE BABEL / El Maelecad Sindical de Valencia

100

maelecad valencia
El 23 de noviembre del corriente año, se reunió en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, el Maelecad Nacional Sindical » José Vargas » ; la maquinaria de carne y hueso de Acción Democrática, como afortunadamente lo ha llamado, el líder nacional Bernabé Gutiérrez; a la sazón Secretario Nacional del partido.
Se podría decirse, que Acción Democrática, en los últimos meses, ha celebrado 3 actos, entre otros, multitudinarios, en las ciudades de Maracay, Estado Aragua; en la ciudad de Valle de la Pascua, Estado Guárico; y ahora, el de Valencia.
Si bien hay que reconocer, que esos actos ha logrado reunir alrededor de la dirección nacional de Acción Democrática, miles de personas; hay que reconocer, también, que ahí se ha congregado la flor y nata, de los cuadros dirigentes, que expresan nítidamente, que ello constituye la vanguardia de lucha, conque cuenta la organización, para enfrentar exitosamente los retos que hoy le plantea hoy, la realidad política, económica y social, que vive el país.
Intuyo yo, que cuando el Buró Sindical Nacional, encabezado por el joven dirigente Miguel Quiroz, denominaron ese acto en Valencia » José Vargas » ; no solo lo hicieron en homenaje a un hombre de destacada actuación, como luchador social, al servicio de la justicia social, de los trabajadores venezolanos; sino que en él, la actual dirigencia sindical adeista, quisieron testimoniar el reconocimiento y admiración, a los pronombres,que en la primera hora, se dedicaron con afán y fe de carbonarios, a trabajar, no solo por la reivindicaciones económicas y sociales, más sentidas de los trabajadores; sino por lograr la libertad y la democracia de Venezuela, en los tiempos más aciagos de su historia republicana.
Yo, pienso, que, el Buró Sindical Nacional, con el acto del Maelecad en Valencia; sin expresamente decirlo, han reivindicado con justicia histórica la memoria, de esa pleyade de dirigentes sindicales, que afloró en Venezuela, allá por los años 36 ( Siglo XX); en momentos en que parecía, que el pueblo seguía durmiendo la siesta de la resignación impuesta por los hombres de a caballo, que un buen día, desde Cúcuta, decidieron invadir al país, para    » liberarlo » de caudillos militares; que desde el proceso de la Independencia anti colonial, se venía sucediendo en el poder.
Es en el año 36, donde comienza la ruptura entre lo viejo, lo caduco, lo inútil y lo nuevo. Es aquí, donde aparecen figuras, que el tiempo los convirtió en iconos de lucha, de resistencia y perseverancia, por lograr una nueva era.
De modo, que Venezuela, entre la resaca del sueño inducido y el tímido despertar, comienza a oír los nombres de: Valmore Rodríguez, Oropeza Castillo, Leonidas Monasterio, Tito Hernández, Pedro Bernardo Pérez Salinas, Juan Herrera, Humberto Hernández, Ramón Quijada, Francisco Olivo, José González Navarro y Augusto Malave Villalba.
A decir del Dr. Ramón J. Velasquez, eximio historiador del  Siglo XX, afirmó: » integrantes de una minoría dedicados a tocar puertas de una conciencia cívica dormida »  ( párrafo del discurso pronunciado en el quinto aniversario de la muerte de Augusto Malave Villalba, en la casa de A. D.. 1982. ).
Sería injusto, no incluir al lado de éstos éstos hombres, a uno de los primeros forjadores del ideario democrático, sindical y político; como lo fue el fundador de Acción Democrática, el presidente Rómulo Betancourt.
A Rómulo Betancourt, los trabajadores le deben sus desvelos, por darles ideas de organización, por primera vez, de sindicatos de trabajadores, en el país. Rómulo, no solamente fue un entusiasta de la organización obrera; sino que se convirtió, en el pensador, el doctrinario político y el maestro, que les sembró una conciencia social y fue el ductor en la formación de esos líderes obreros.
El Dr. Manuel Vicente Magallanes, en su libro: Los Partidos Políticos en la Evolución Histórica Venezolana; cita unos comentarios formulados, por nuestro héroe civil, Dr. Leonardo Ruíz Pineda, Acerca de la labor política catequista, del líder histórico de Acción Democrática; decía, Ruiz Pineda: » Éramos un grupo de muchachos estudiantes movidos por el fervor de los 20 años y un grupo de trabajadores abanderados en la lucha por la justicia social. Rómulo Betancourt nos creó el fondo ideológico como base programática de la lucha… »
Soy de la opinión, que en gran número de esa promoción de viejos líderes sindicales, no solo fueron importantes para abrir los caminos a los trabajadores, a su incorporación al proceso de desarrollo económico, político y social; sino que hicieron posible, que la organización obrera, ocupara un papel estelar en la construcción de la democracia y concreción de las libertades políticas de la Venezuela del 45-48 y 58-98.
Estoy embuido de la idea, y así se lo he expresado al liderazgo sindical democrático, que todavía tenemos una deuda de reivindicar la memoria histórica, de tres recios líderes, con profunda formación  política e intelectual y que en el pasado se les hostigó y se les pretendió disminuir en el aprecio y reconocimiento del país; como Augusto Malave Villalba, Pedro Bernardo Pérez Salínas y José  González Navarro.
Estos tres dirigentes resistieron y sobre vivieron a la malevolencia de los sicofantes de la izquierda marxista leninista. Es una deuda pendiente.

Ofil Guillermo Cepeda 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.