JORGE LINARES/ Reflexión de Semana Santa: Los 10 mandamientos y los políticos

204

politico

Este tema encaja como anillo al dedo en estos momento de reflexión y fe espiritual de la Semana Santa, aunado a la tragedia que ha traído consigo la pandemia del coronavirus.

Primero que todo quiero dejar claro que soy católico, pero respeto todas las demás religiones, para mi todas son importantes históricamente hablando. Voy a comenzar definiendo que es un político(haciendo la aclaratoria que hay diversas acepciones del término) , a través de 4 fuentes de Investigacíon :

1) Google: » un político puede referirse a cualquier persona afiliada a una asociación o grupo que desarrolle actividad partidaria, con independencia de si ostentan o no algún cargo público».

Nota: asumí está definición porque me pareció muy pertinente, ya que hay gente que por no estar ostentando alguna responsabilidad en una institución u organismo público, pero hace activismo social, dicen erróneamente, no ser políticos. Es más, a veces lo dicen con cierta repugnancia y hasta desprecio. En resumen están equivocados, si son políticos o políticas.

2)Diccionario Clásico: » perteneciente a la política. Cortés, urbano. Versado en las cosas del gobierno y negocios del Estado». Nota: lamentablemente para cualquier país del mundo, no todos los políticos son corteses y versados.

3) Wikipedia: » personas vinculadas a la administración pública; se considera que un político es toda persona afiliada a un partido político y que ha sido elegida o nombrada para tareas asociadas a organismos, asociaciones o instituciones públicas. Nota: ésta es la apreciación convencional y tradicional.

4)Diccionario de Lengua Española: » actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo. O cortesía y buen modo de portarse.

Nota: según la Real Academia Española el que vote es un político, y es un ser con abundancia de cortesía.

Quise hacer énfasis en este importante concepto «político», porque uno se da cuenta de la confusión de algunos – incluyendo políticos tradicionales- que a pesar de tener digna función como político, desafortunadamente carecen de elementos primordiales ya mencionados, ejemplo: Cortesía, entre otros.

Pero, a otros le sobra el politiqueo (acción de politiquear), lo mismo que llamamos politiquería (politiqueo), algunos de ellos con altas responsabilidades en la administración pública y dirigentes de partidos políticos.

Me refiero a nivel mundial, ahora bien, si usted amigo lector le coincide con alguien, entonces se lo dejo a su mero juicio.

A continuación vamos hacer uso del método de la hermenéutica bíblica, la cual consiste en la interpretación correcta, objetiva y comprensible de la biblia, con la finalidad de relacionarla con la digna función «el deber ser» de los políticos en el mundo, con los 10 mandamientos de la Ley de Dios.

Pero como no soy experto en la materia bíblica, voy a escribir textualmente como aparece en la sagrada escritura, con el objetivo de ser más original esta columna, independientemente que tenga conocimiento de que los 10 mandamiento aparecen en cualquier parte de manera tácita. Veamos.

Los diez mandamientos(Dt. 5.1-21).

1)Dios habló, y dijo todas estas palabras:

2)»Yo soy tu Señor tu Dios, que te sacó de Egipto donde eras esclavo.

3)»No tengas otros dioses a parte de mí .

4)»No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo

que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra.

5)» No te inclines delante de ellos ni le rindas culto, porque yo soy el Señor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de los padres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos;

6)Pero que trato con amor por mil generaciones a los que me aman y cumplen mis mandamientos.

7)» No hagas mal uso del nombre del Señor tu Dios, pues el no dejará sin castigo al que use mal su nombre.

8)» Acuérdate del sábado, para consagrarlo al señor.

9)Trabaja seis días y haz en ellos todo lo que tengas que hacer,

10)Pero el séptimo día es de reposo consagrado al Señor tu Dios. No hagas ningún trabajo en ese día, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni el extranjero que viva contigo.

11) Porque el Señor hizo en seis días el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y descansó el día séptimo. Por eso el Señor bendijo el sábado y lo declaró día sagrado.

12)» Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.

13)» No mates.

14)» No cometas adulterio.

15)» No robes.

16)» No digas mentiras en perjuicio de tu prójimo.

17)» No codicies la casa de tu prójimo: no codicies su mujer, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que le pertenezca.

Ahora bien, como político que soy, he observado que la política (actividad  de los que rigen o aspirar a regir los asuntos públicos) a nivel mundial se ha venido pauperizando en gran medida, debido a la no separación que existe en la sagrada y digna función del político, con la perversión de cada vez parecerse más a un pequeño burgués ( en el afán equivocado al consumo de hábitos de la gran burguesía) eso por un lado.

Pero por otro lado, la llegada al poder de seres sin escrúpulos de ningún tipo, que está «educados» y » preparados» para violar uno de los mandamientos de la Ley de Dios: «NO ROBAR».

Como ejemplos fehacientes podemos mencionar los presidentes del Perú y Brasil, que fueron destronados recientemente por sus propios aliados, por corruptos confesos. Y así sucesivamente otras situaciones que dejan mucho que pensar.

Como también se ha convertido en algo natural que algunos políticos violen consuetudinariamente otro sagrado mandamiento de la Ley de Dios: «NO DECIR FALSO TESTIMONIO, NI MENTIR» .

Soy de los que pienso que es el momento de rectificar nuestra actitud como político y tendremos un mundo mejor.

Es por ello, que debemos levantar la bandera de la Ciencia Política o la Politología (es la ciencia social que estudia la teoría y práctica de la política, los sistemas y comportamientos políticos en la sociedad), como instrumento y mecanismo válido para hacer política de altura.

Culmino esta columna, emulando algo que dijo recientemente el Gobernador del Estado Guárico José Vasquez, haciendo referencia a la aprehensión de un número importante de revendedores de gasolina: » que los delincuentes no podrán salvarse de la justicia divina». Estoy totalmente de acuerdo, no hay nada más grande y poderoso, que el poder de Dios.

¡SIGAMOS CUMPLIENDO LA CUARENTENA! HASTA EL PRÓXIMO DOMINGO!

jorge linares

image_print
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.