HUELLAS EN EL TIEMPO/Julián Mellado: Héroe guariqueño de Carabobo

106
JULIÁN MELLADO
Cuadro de Julián Mellado, pintado por el artísta sombrereño Eulalio Toledo Tovar en 1975.

Este año 2021 Venezuela se vistió de gala para conmemorar el Bicentenario de la Batalla de Carabobo, batalla ésta donde muchos héroes lucharon de manera férrea, por la libertad.

Son muchos los escritos amplios y sencillos que se han realizado sobre esta hazaña, que han transcendido, las tierras de Carabobo, hasta llegar a la América Latina y más allá. 

Esta tierra emblemática dentro de las huellas de la Historia Latinoamericana no se caracteriza por pertenecer a los llanos de Venezuela, sin embargo los que dan la acción en este campo fueron los llaneros, los centauros, comandados por José Antonio Páez, quienes mostraron su bizarría y valor que siempre han caracterizado al llanero, tal como lo plasma Eduardo Blanco en “Venezuela Heróica”.

Dentro de este grupo de patriotas llaneros se encuentra nuestro Julián Mellado, epónimos de un municipio del Estado Guárico, por comprobarse su nacimiento en estas tierras,  pues de acuerdo a lo aportado por el extinto Cronista Manuel Aquino, afirmaba que muchos historiadores atribuían  su nacimiento a Villa de Cura, otros en Apure y hasta en Ciudad Bolívar, incluso algunos decían que era Colombiano, sin embargo se comprueba que es sombrereño de nacimiento, según consta en su partida de bautismo en el libro V de la parroquia Nuestra Señora de la Concepción de El Sombrero, (actualmente Parroquia Inmaculada) correspondiente a los años 1787 a 1796 en el folio 66.

De igual manera dicho cronista hizo saber que Julián Mellado perteneció a una familia numerosa, que en cierta oportunidad tuvo vinculación con la familia Santaella, gente de una posición económica relevante y muy honorable y que poco a poco se extinguió en el tiempo.

De acuerdo a los aportes de nuestro exánime cronista Felix Celis Lugo, este ilustre prócer de la guerra de la independencia nació en el pueblo de El Sombrero, hoy día Estado Guárico, el 14 de septiembre de 1790.

Un dato curioso de los aportes de Celis, es que no había correspondencia entre las imágenes que aparecen publicadas en algunas bibliografías y en internet de Julián Mellado, la cual muestra la fisionomía de un hombre rubio y a opinión personal más cercano a rasgos españoles, y que de a cuerdo a las características biográficas que se han podido recopilar, como por ejemplo los aportes de Manuel Latouche Acosta, en un discurso de orden un 14 de septiembre de 1990, describe en palabras textuales: “El héroe Julian Mellado, mestizo de origen, por cuyas arterias circulaba plasma de sus ancestros aborígenes, Guaicaipuro, Manaure, Tamanaco, Paramaconi, Terepaima y otros…”, por lo cual corresponde más la imagen que aparece en el cuadro pintado por el Pintor sombrereño Eulalio Toledo Tovar en 1975.

FOTOS

Al continuar su recorrido heroico se dice que en el año 1813 ingresa al ejército patriota bajo las órdenes Julián Infante y Pedro Zarza, actuando en la guerra de los llanos, cubre toda la Campaña de 1821 al mando del Libertador y como jefe de los Dragones y en la Tercera División bajo la conducción del Coronel Ambrosio Plaza, el 24 de junio de 1821, hace exactamente doscientos años, luchó con gran pasión y coraje Julián Mellado, en donde triunfan los republicanos con lo que se aseguró la libertad de Venezuela.

Una vez concluida la batalla Rondón y Mellado con sus soldados salen en persecución del escuadrón realista “El Valencey” que salía huyendo del campo de Carabobo.

Cuando Rondón trata de adelantarse Mellado le grita: “Delante de mi, la cabeza de mi caballo” y avanza hacia el enemigo, recibe una descarga y cae muerto en el sitio conocido como Quebrada de La Barrera.

Así acabó la vida heroica de Julián Mellado dejando  sembrado en el campo de Carabobo su sangre y coraje por la libertad de su patria y grabando su nombre para siempre entre los inmortales de la nación el 24 de junio de 1821, hace doscientos años. Después de la gloriosa batalla de Carabobo Mellado fue ascendido postmortem al grado de Coronel.

Este  prócer ha recibido muchos homenajes póstumos, entre ellos tenemos que en el Museo Histórico de San Mateo, aureolada con la bandera nacional, es reliquia de la patria un pico de su lanza.

La institución  armada para honrar su memoria creó el “Grupo de Caballería Coronel Julián Mellado”, con sede en Elorza, Estado Apure.

Su nombre aparece inscrito en el monumento de los Próceres en la ciudad de Caracas y en el Arco del Campo de Carabobo.

En la Quebrada de La Barrera, lugar de su sacrificio, se levantó un monolito recordatorio y una placa en la iglesia de Tocuyito testimonio de que en aquel sitio fue sepultado.

Además es epónimo de nuestro municipio. Sin embargo creemos que el homenaje más grandioso que le podamos tributar es que se traslade simbólicamente sus retos al Panteón Nacional.

Así se puede ver el heroísmo de este héroe en el campo de Carabobo, sin embargo hay muchas otras virtudes que se pueden destacar en  él como ejemplo de vida, como ciudadano sombrereño, y es que si se hace memoria y retomando palabras de nuestro apreciado cronista, destacando que la familia Mellado se dedicaba al igual que otras familias sombrereñas, a la siembra familiar donde se compartían diferentes tipos de labores de un hogar como cualquier otro, por lo cual Julián Mellado al igual que muchos niños sombrereños, también cumplió diversidad de tareas que hicieron posible conformar su carácter y valores, valores que se centran en la responsabilidad, respeto, tolerancia y amor a su tierra natal.

Así entre diversidad de tareas se va forjando como joven responsable, y cuando se inicia ese proceso de reclutamiento militar no escapa de ello aún cuando no había culminado sus estudios, es importante destacar que ya Mellado tenia sembrado en él ese sentido de justicia, pues en ese proceso uno de los campesinos pedía a Monteverde le fuese regresado su hijo el cual era el sostén de la familia y a la negativa del militar, Mellado con gran fuerza le arrebata a aquel joven enfrentándose para luego huir con la guerrilla.

Así pues Julián Mellado, el héroe y éste municipio que lleva dignamente su nombre ha inspirado en mi desde hace muchísimos años una lucha constante por hacer infinitas cosas para que el mismo pueda destacarse no por comentarios negativos que dañan y perjudican, sino para romper con esas intenciones maléficas que han marcado negativamente, y luchar para que se reconozca desde lo simple a cosas complejas que este Municipio Julián Mellado es tan digno como otro de nuestro hermoso país, que está con miras a convertirse en una  digna ciudad, es por ello que es propicio hacer una exhortación colectiva, a no seguir patrones de conducta que pueden describir a un sombrereño rutinario, de poca constancia, de conformismo,  es necesario e indispensable que busquemos en nosotros lo mejor de si mismos, así como nuestro héroe Mellado encontró su valor y amor a la nación, encontrarnos nosotros con esa persona digna, voluntariosa, trabajadora, ecologista, simplemente ser un ciudadano correcto. Y no se necesitan grandes dotes para cumplirlo, simplemente es hacer cotidiano un comportamiento humano, que no sólo favorece de manera particular, sino a un gran colectivo que conforma esta tierra hermosa, simplemente es dejar huellas en el tiempo de formación y amor a lo que conforma nuestra esencia. Querer lo que tenemos, para tener lo que queremos…

Yulimar Bolívar / *Historiadora del municipio Julián Mellado / Guárico

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.