HISTORIA VIVA/ Guayana entradas y salidas, febrero 1821

56

24 de febrero 1821, en el puerto de Angostura todo estaba en movimiento, entradas y salidas de barcos marcan la diáspora de una nación buscando su independencia, así como ingresaban y salían naves igual entraban y salían noticias.

Luego de tres meses de “distancia” llegaban los informes de septiembre 1820 desde Perú: El  Excmo. Sr. D. José de San Martín…ordena y manda lo siguiente: (…) Ningún individuo es ni puede graduarse delincuente por la conducta que haya observado antes de la llegada del Ejercito Libertador, pero toda agresión contra el orden, disciplina y seguridad del exercito será castigado en lo sucesivo conforme a la circunstancia y trascendencia…Cuartel General del Ejercito Libertador Pisco a22 de septiembre de 1820.[1]

Desde las barras de los amarraderos de bergantines en el puerto de Angostura bullíanlos ruidos ensordecedores de los caleteros que cargaban y descargaban mercancías para cambiarlas por monedas o al simple rasero de los trueques. Un oficial de guardia leía el periódico patriota Correo del Orinoco: Las provincias de Cundinamarca han hecho las siguientes elecciones para el futuro Congreso General conforme al reglamento de la materia: La del Cauca: Dr. Manuel María, Dr Francisco Pereyra (etc)…la Del Neiva Coronel Domingo Caycedo, Dr. José María Castillo- Letrado-, Dr.Miguel Tovar-Procurador General del Departamentoetc, etc.” por el tiempo y la costumbre inferimos que diría: Así será, pero no podía ser indiferente a la entrada de mercancía por contrabando o que no pasara algo bajo la mirada escrutadora de su guardia. Poco le importaba que los diputados seleccionados para aquel máximo congreso fueron por mayoría propietarios, doctores, letrados o altos jefes militares, confiaba que el Libertador estaría al frente del Ejército, del Gobierno y de la buena noticia del alzamiento de Maracaibo que en algún momento inmediato apareció en el Correo del Orinoco, como efectivamente lo publicó el 3 de marzo de 1821,luego de haber ocurrido el 28 de enero de ese mismo año: Maracaibo Libre, tituló el periódico patrio.

En Angostura, dos años antes, el Libertador pronunció su célebre discurso en el Congreso incomparable, fue el 15 de febrero de 1819, cuandohilvanóla ruta de una república radical, como suele llamarla Pedro Calzadilla Pérez, esa que se fue construyendo palmo a palmo sin descanso, sin tregua a pesar del Armisticio de noviembre de 1820, con la ofensiva permanente de un ejército-pueblo en armas que no le quedaba nada más que perder sino la vida.

Dos años después, Bolívar estaba en Bogotá, ordenando los recursos y logísticas para dos grandes frentes, el del sur con Sucre a la cabeza y el de Carabobo con él mismo al frente para asegurar el norte del subcontinente, pero a la vez escribiendo resoluciones,  leyes y afinando una constitución que le diera forma a la república radical de Colombia. Mientras los propietarios se alineaban para defender sus privilegios en un congreso que desde el comienzo “baipaseó” las ordenanzas de Bolívary de soslayo lo desconoció. El Libertador planificaba la campaña de Carabobo para asegurar la independencia de Colombia, la inmensa y magnífica creación de Bolívar. A lomo de caballo domaba la serranía andina, tenía un claro diagnóstico de la realidad, esos “propietarios que se adueñaron del Congreso y sobre la marcha de sus bestias carteaba a Miguel de la Torre para que no arremetiera contra Maracaibo ya para entonces alzada y en rebeldía, pero además tenía a la oligarquía en la mira a pesar de venir de sus propias filas, pero un objetivo superior lo orientaba: la unidad patriota.

La filósofa y ensayista colombiana Mónica Delgado lo cita en su más reciente obra La Dictadura de Bolívar contra la tiranía de la oligarquía,al reseñar una opinión sobre el mencionado congreso, en una carta que el Libertador envió a Francisco de Paula Santander, una suerte de confesión para quien fue parte de una conspiración continuada contra la república radical y contra él mismo Bolívar:

…Esos señores piensan que la voluntad del pueblo es la opinión de ellos, sin saber que en Colombia el puebloestá en el ejército, porque realmente está, y porque ha conquistado este pueblo de manos de los tiranos; porque además es el pueblo que quiere, el pueblo que obra y el pueblo que puede; todo lo demás es gente que vegeta con o más o menos malignidad, o con más o menos patriotismo, pero todos sin ningún derecho a ser otra cosa que ciudadanos pasivos.[2]

A solicitud de los patriotas quedó instituido el artículo 5 del texto constitucional de 1821: El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de la transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Venezuela, que establecía el Río Esequibo como límite este del territorio republicano.

Bolívar y el ejército libertador al trote transitaron su bitácora libertaría hacia Carabobo y remontó su regreso a Venezuela luego de poner orden en Bogotá, a mediados de febrero, Cumanáestaba  aislada bajo asedio de los patriotas y en Guayana trabajan afanosamente para apoyar los esfuerzos del Ejército Libertador.

La “artillería del pensamiento” bajo la conducción de Tomas Bradshaw, el impresor del Correo del Orinoco, no descansaba fundiendo el plomo que dio letra impresa al adalid  de la comunicación revolucionaria y como balas de ideas e información llevan los partes de guerra, las resoluciones del Libertador y sobre todo la permanente arenga de la independencia. Pero además las reseñas de una economía que a pesar de la guerra tenía una dinámica agitada con el transporte de ganado y bestias para el trabajo que los comerciantes y pueblos de las Antillas menores usaban para motorizar su sustento.

Venezuela proveía a las Antillas de mulas, caballos y ganado vacuno y de allá venía sal, mercancías secas y ron, que eran comercializados en Guayana como centro de distribución hacia el Oriente y los llanos de Venezuela en zonas controladas por los patriotas.

Embarcaciones como la goleta nacional Antonia Manuela, Victoria y Fortuna entraron al puerto de Angostura a mediados del mes de febrero igualmente, cargadas de mercancías para ofertar en aquel puerto fluvial.

El Correo del Orinoco reseñó el 24 de febrero de 1821, la salida desde el puerto de Angostura de la fragata rusa Nicolás Pavlovitz, con el capitán Myers con rumbo a Saint Thomas cargada con tabaco, algodón y cueros. Pero antes, el 18 de febrero, partieron del mismo puerto las goletas nacionales Amistad, Carmen y San Antonio cargadas de mulas hacia Trinidad.Otras embarcaciones ofertaban viajes para pasajeros hacia Filadelfia, Estados Unidos, vía Guadalupe como el bergantín Único hijocapitaneado por Guillermo Wilkie.

Así Angostura se convirtió en uno de los principales puertos de comercio del caribe oriental desde Venezuela, un bastión de lucha informativa que nos permite reflexionar sobre la capacidad de generar dinámicas económicas cuyos antecedentes se remontan con significación especial a la época de las luchas independentistas con todas las implicaciones de una guerra. Desde ese puerto no solo salían mulas, ganado, algodón y cuero sino también noticias de lo que ocurría en Venezuela, Nueva Granada, Quito y Lima para que el mundo se enterará de la realidad nacional, tal cual como hoy en medio del bloqueo brutal tenemos que romper la barreras de laeconomía dependiente y la desinformación para que el mundo conozca lo que sucede en una Venezuela asediada por Estados Unidos, pero con un pueblo unido por su liberación e independencia del neocolonialismo.

Aldemaro Barrios Romero / venezuelared@gmail.com

[1]Correo del Orinoco. Num.97 Angostura Sábado 24 de febrero 1821.Tom.IV   Edición Facsimilar Centro Nacional de Historia. Caracas, Venezuela.

[2]Delgado Prada, Mónica Tatiana. La Dictadura de Bolívar contra la tiranía la oligarquía. Editorial Trinchera, Caracas, Venezuela 2020. p.39

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.