¿Estado general de sospecha en las autoridades de la UNERG?

741

Los opositores a la Revolución Bolivariana, han estallado las redes sociales con el bochornoso papel que hicieron las autoridades universitarias de la UNERG, al convocar, e intentar realizar, en nombre del Presidente de la República, un acto de grado para las médicas y médicos en el Poliedro de Caracas, el día 12 de diciembre de los corrientes, el cual fue saboteado por la improvisación de sus organizadores; la falta de compromiso de las y los ególatras autoritarios que dirigen la universidad y la indiscutible participación de la derecha contra revolucionaria, instalada en el corazón de la estructura de mando académico político y político académico de esa institución.

Esto no fue un acto fortuito, una casualidad, la santa mala suerte, el mal de ojo de algún envidioso, «NO», lo sucedido fue más que una manifestación por disconformidad por parte de los afectados directos.

Y por ello sostengo la tesis; de que tal afrenta a la institución, está dirigida y orquestada por los neutrales seudo académicos de la derecha, que con facilidad se han coleado a posiciones que le permiten implosionar cada acción revolucionaria que se haga en la universidad.

Perdónenme el personalismo, pero desde hace algún tiempo, vengo advirtiendo, «que la gobernanza en Revolución, tiene sus cimientos en el debate abierto y plural entre camaradas que tenemos posiciones distintas pero el mismo horizonte»; es más, les he dicho públicamente que; «quienes asumen la tarea de ser MANDANTES (los que manda obedeciendo) en este proceso de cambio sustancial y profundo que es la Revolución Bolivariana, se nutren de la contraposición de las ideas y «NO», de las complacencias de lisonjeros de oficio, que acuden ante la autoridad investida en ellos, para aplaudirle los errores y celebrarles sus fracasos». (Verbi gracia)

Al parecer no lo entendieron, o no lo quisieron entender; pudo más sus egos insuflados, que la razón dialéctica, se impuso en ellos y en quienes les acompañan en la dirección política institucional de la universidad, la conseja de los aduladores en detrimento de la realidad concreta que hoy les escupe el rostros y atenta contra el desarrollo de una verdadera gestión Bolivariana, Revolucionaria y Unergista.

En ese sentido, desde la Noche del 11 y la madrugada del 12, cuando se dispuso el acantonamiento y traslado de las bachilleras y los bachilleres para ir al citado acto de grado, comenzaron por los twitter, los whatsapp, el Facebook y demás redes sociales; a relatar la improvisación, la falta de coordinación, los altos costo del grado y demás faltas, que fueron sumando a la rabia y a la frustración en los graduando.

Situación que hizo propicio, el despliegue de una operación para sabotear el anunciado acto del Presidente Nicolás Maduro con las y los graduando.

De allí surge el estado general de sospecha, ya que, ¿Acaso el Decano del Área de Cs. de la Salud, el Secretario, el Vicerrector Académico y el Rector no se enteraron de ese detalle?

¿No sabían que entre los graduando había una corriente rabiosamente oposicionista? ¿No se percataron que a ese acto acudiría el Líder fundamental del Proceso Bolivariano? ¿Qué pasó con los operadores de dicho evento? ¿Las legiones de adulantes que pululan en las redes y hoy ocupan posiciones de mando intermedio en las estructuras de la universidad?

¿Esos, los que reaccionan ante la crítica y acusan con facilidad a los camaradas que se atreven a expresarla, con epítetos infelices, groseros y enajenados?

Seguramente el tiempo nos dará las respuestas, y creadme que no me contenta lo sucedido, pues el fracasado acto afecta a la UNERG, la comprometida y revolucionaria universidad de Chávez, la universidad que asumió el objetivo histórico de reivindicar los estudio universitarios para todo el que los demandara; la misma que se extendió por todo el territorio nacional y ejecuto, los tratado, acuerdos y programas en las más diversas profesiones, para engrandecer la patria nueva, la V República soñadora y Libertaria.

Ahora bien, lo sucedido debe servir para bajar las ínfulas de grandeza con las que han revestido los cargos rectorales que por ahora ocupan estos sospechosos personajes; despejar el horizonte; evaluar a los aliados y colaboradores, y poner el oído en tierra en pro de la construcción continúa de la Universidad que se Requiere, sin menoscabo de las responsabilidades individuales, que a cada cual le toque en el proceso.

Si estas autoridades no lo entienden, ni comparten la tesis por la vindicación del poder colectivo y no están dispuesto a construir desde poder popular, es mejor que dignamente se aparte.

Señores autoridades de la UNERG, lo sucedido es una muestra de lo que son capaces quienes adversan el proceso Bolivariano.

No quiero ni imaginarme, que hubiera pasado si el Presidente Nicolás Maduro Moros, hace acto de presencia en ese fracasado evento.

La derecha no está jugando, todas sus acciones están fríamente calculadas. Recuerden que por omisión, también se hace daño y con twitter llorones, disfunción de retraticos de conucos presentados a manera de éxitos agropecuarios, coreando consignas lisonjeras y demás imposiciones autoritaria, no se construye la Universidad que la Revolución Demanda.

Ángel Rafael Tortolero Leal  Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico, Exembajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Militante del PSUV


 
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.