Elías Jaua / El balance de las primarias del Psuv

415

ELIAS JAUA

Ha culminado la primera etapa del proceso de consulta y elecciones por la base,  para escoger a los candidatos y candidatas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), de cara a las elecciones regionales del 21 de noviembre de 2021. 

Más allá de las imperfecciones del método, siempre será posible mejorarlo;  y de las distorsiones en las que incurren ciertos niveles de la dirigencia, cuyo origen principal origen es la falta de formación y conciencia revolucionaria, quiero reivindicar la importancia de que se haya restituido el derecho de la militancia a opinar, a decir, a valorar a sus dirigentes, a escoger.

Esa es la primera gran victoria, el primer gran logro, que no debemos volver a perder.

La democracia por la base. Que las molestias que hoy puede tener parte de la militancia, por algunas irregularidades y atropellos cometidos en algunas regiones o porque sus postulados o postuladas,  como lo establecía el reglamento, no  hayan sido autorizados a participar en las primarias abiertas del 8 de agosto de 2021, no nos lleve a renunciar al ejercicio de la democracia directa, por el contario, debemos seguir luchando porque los próximos procesos sean mejores.

Como balance positivo del pasado 27 de junio de este año 2021, quiero destacar:

1– La reactivación en la política interna, de una importante cantidad de chavistas que por distintas razones estaban alejados y alejadas.

2– La fuerza que tienen la participación y los auténticos liderazgos para superar las desviaciones del clientelismo y la coacción y producir transformaciones positivas.

3– La voluntad mayoritaria y clara de nuestra militancia a favor de una manera distinta de hacer política, de nuevos métodos políticos que incluyan, que unifiquen, que acompañen, que faciliten los procesos.

4- La voluntad y el coraje de la militancia de renovar o de relegitimar a los verdaderos liderazgos, y esto no tiene que ver con edades, ni con género, sino con la coherencia política, la voluntad de hacer, la humildad y el respeto a la dignidad humana que demuestre un hombre, una mujer o un o una joven que aspire a gobernar.

5– La reafirmación de los principios y fundamentos programáticos del Chavismo y del sentimiento de reconocimiento y amor profundo de los más humildes por Hugo Chávez, por su pensamiento,  por su obra, por su legado.

6– La evidencia de que el Chavismo tiene su más importante reserva ética política en los más humildes, en los que como decía Carlos Marx, “No tienen nada que perder y un mundo que ganar”.

7– La oportunidad que tenemos el próximo 8 de agosto de este 2021, de escoger a los candidatos y a las candidatas entre varios liderazgos, en paridad de género, entre hombres y mujeres. ¡No renunciemos al derecho a elegir!

Que nadie se desaliente. Los procesos políticos son a veces lentos y complejos.

Las consecuencias de los hechos políticos a veces no se observan en lo inmediato. Son semillas que se siembran y germinan en el tiempo que les corresponde.

Sigamos caminando, sigamos luchando por el camino de Chávez: El camino de la Independencia Nacional, el camino de la soberanía económica y petrolera, el camino de la igualdad de derechos sociales y económicos para todos y todas, el camino de la democracia participativa y protagónica, el camino de las más amplias libertades para el pueblo, el camino del estudio y de una cultura de trabajo productivo, el camino de la protección del Estado al pueblo trabajador, el camino de la ética política, el camino de un profundo amor por nuestra Patria; Venezuela, el camino cristiano de una decidida opción por el pueblo humilde y trabajador ¡Ese es el camino de Chávez!

Elías Jaua Milano

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.