Los dinosaurios no fueron los únicos gigantes que anduvieron sobre la Tierra

76
Representación artística de Lisowicia bojani, que vivió hace entre 210 y 205 millones de años (Karolina Suchan – Okulska)

Caracas.-Hace entre 210 y 205 millones de años, en pleno Triásico, un gigante vagaba por las tierras que hoy son Polonia. Y, al contrario de lo que cabría suponer, no era un dinosaurio. Se trataba de un reptil ancestro de los mamíferos, que caminaba de la misma manera que lo hacen hoy los rinocerontes y los hipopótamos.

Lo han descubierto en Polonia paleontólogos de la Academia de Ciencias Polaca, en Varsovia (Polonia), y de la Universidad de Uppsala (Suecia), que publican el hallazgo hoy en la revista Science .

Lisowicia bojani perteneció al orden de los terápsidos, que fueron los ancestros de los mamíferos (Tomasz Sulej)

Lo han bautizado como Lisowicia bojani, en honor al pueblo polaco de Lisowice y al anatomista alemán Ludwig Heinrich Bojanus. Sus fósiles revelan que era un coloso de 4,5 metros de largo y 2,6 metros de alto, de un tamaño similar a un elefante actual, y que pesaba unas nueve toneladas. Pertenecía al grupo de los llamados dicinodontes, unos herbívoros del orden de los terápsidos, que fueron los ancestros de los mamíferos.

El Lisowicia medía unos 2,6 metros de alto y 4,5 de largo

Todos los dicinodontes hallados hasta ahora eran mucho más pequeños: el Lisowicia es un 40% más grande que cualquier otro dicinodonte hallado hasta la fecha. Por otra parte, caminaba erguido, como los rinocerontes y los hipopótamos actuales, y a diferencia de lo que ocurría en otros reptiles arcaicos, que se desplazaban moviendo las patas a los lados del torso.

El Lisowicia bojani era de un tamaño comparable al de un elefante actual (Grzegorz Niedzwiedzki / Tomasz Sulej and Grzegorz Niedzwiedzki)

El hallazgo demuestra que no todos los herbívoros gigantes que poblaron la Tierra en el Triásico fueron dinosaurios. El Lisowicia convivió con los enormes sauropodomorfos, el grupo de dinosaurios al que pertenecen los conocidos Diplodocus o Brachiosaurus, aunque estas dos especies aparecieron más tarde, en el Jurásico. El descubrimiento también da nuevas pistas sobre la evolución de los terápsidos, ya que es el primero dicinodonte hallado en Europa y demuestra que estas criaturas estaban mucho más extendidas de lo que se pensaba.

Excavación en Lisowice (Polonia), donde estudiantes extraen fósiles de dicinodontes (Tomasz Sulej)

“El descubrimiento del Lisowicia cambia nuestras ideas sobre la historia más reciente de los dicinodontes, parientes de los mamíferos en el Triásico. También genera muchas más preguntas sobre qué hacía a estos animales y a los dinosaurios tan grandes”, declara en un comunicado Tomasz Sulej, investigador de la Academia de Ciencias Polaca y coautor del hallazgo.

Los científicos especulan que el enorme tamaño del Lisowicia pudo evolucionar como una estrategia para protegerse de los depredadores o como una forma de ahorrar energía.

 

Fuente

Lavanguardia

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.