La lluvia en Atacama después de 500 años está matando miles de microbios

67

Caracas.-Lluvias recientes atribuidas al cambio climático global que se han precipitado sobre el desierto de Atacama, en el que no llovía desde hacía al menos cinco siglos, ahora han malogrado su valiosa vida microbiana.

El estudio que analiza estos efectos ha sido publicado en Nature Scientific Reports.

El desierto más seco

El desierto de Atacama, en Chile, es el más seco del mundo. Técnicamente, un desierto es un lugar donde las precipitaciones anuales son inferiores a 254 milímetros, y en el Sáhara solo llueve una media de 25; pues en Atacama solo llueve 0,1 milímetros de media: 250 veces más árido que el Sáhara.

Pero en Atacama, comentan en Xataka, el lugar más seco de la Tierra, todavía hay vida, de modo que ello puede extrapolarse a una posible vida microbiana en los suelos del árido planeta Marte. Por esa razón, su vida microbiana es muy importante a nivel científico.

Estos microorganismos estaban perfectamente adaptados a vivir en condiciones de extrema sequedad y optimizados para sacar el máximo provecho de la escasísima humedad. Según explica Alberto G. Fairén, investigador del CSIC en el Centro de Astrobiología:

Nuestro trabajo muestra que las elevadas lluvias han causado la extinción masiva de la mayoría de las especies microbianas indígenas. El rango de extinción llega al 85%, como resultado del estrés osmótico que ha provocado la abundancia repentina de agua: los microorganismos autóctonos, que estaban perfectamente adaptados a vivir bajo condiciones de extrema sequedad y optimizados para la extracción de la escasa humedad de su entorno, han sido incapaces de adaptarse a las nuevas condiciones de súbita inundación y han muerto por exceso de agua.

Sólo algunas bacterias, bautizadas como Halomonas (cuyo nombre deriva del griego hals halos (sal) y de monas (unidad) y hace referencia a la tolerancia a la sal que presentan) siguieron activas desde el punto de vista metabólico y siguieron siendo capaces de reproducirse en esas lagunas que se formaron con el agua de lluvia, según este estudio.

Por ello, también, según argumenta Fairén, el estudio también sirve «para establecer un análogo con lo que sucedió en Marte en la época en la que perdió su agua líquida, y contribuye a explicar el destino de una posible biosfera marciana primordial».

Fuente

El Territorio

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.