Juegos que ponen a prueba tus nervios

64

En términos generales, un juego tiene como objetivo principal el divertir a sus participantes. Pero la forma en la que esto se consigue no siempre es la misma. Algunos lo hacen a través del humor y el intentar ridiculizar a los jugadores. Otros ponen el foco en los retos y la capacidad de superación, que también resulta un aliciente para algunos.

Hay otra variante de juegos, entre los que se encuentran los listados a continuación, que pondrán verdaderamente a prueba la paciencia de quienes los disfruten. Su gracia está precisamente en la satisfacción que traen al jugador que finalmente vence la partida después de haber estado en tensión durante cierto tiempo.

Ajedrez

Uno de los juegos que más concentración requiere es el ajedrez. A diferencia de otros juegos de mesa, como el Cluedo o el Quién es quién, en este los jugadores suelen estar en silencio, fijando los ojos solo en el tablero y las piezas. Un pequeño error puede cambiar por completo el devenir de una partida y que, cuando el rey de uno de los dos no puede salvarse, la derrota para este sea definitiva.

No cuesta entender por lo tanto por qué es considerado un deporte mental. De hecho, fue nuevamente presentado como candidato para participar en los próximos Juegos Olímpicos, que tendrán lugar en Tokio en 2020. No obstante, por ahora no será posible ver a los mejores jugadores de ajedrez en una misma competición que atletas, nadadores, gimnastas, patinadores o karatekas.

Jenga

Si has jugado alguna vez con tus amigos al jenga -un juego de habilidad creado por la británica Leslie Scott en los años ochenta-, sabrás lo mal que se pasa cuando es tu turno. El juego consiste en retirar las piezas de madera de una torre intentando que, al hacerlo, ello no destruya la construcción. Para hacerlo más difícil, solo podrás tocar una pieza a la vez y sacarla con una sola mano.

Los nervios no solo consiguen recorrer todo tu cuerpo de arriba abajo cuando es tu momento de enfrentarte a la torre, sino también cada vez que los contrincantes consiguen retirar la pieza con éxito, aunque ya hubieras visionado que se trataba del final de la partida. Lo bueno que tiene el jenga es que, al fin y al cabo, no hay nada en juego, así que las risas están aseguradas.

Póquer

Otro de los juegos de mesa que más nervios causan en sus participantes es el póquer. Basta con fijarse en las caras -no siempre de póquer- de cada jugador para darse cuenta de que la tensión es real, aunque intenten con todas sus fuerzas no reflejar sus nervios. Eso es así tanto en torneos y competiciones de alto nivel en vivo como en competiciones online desde plataformas como 888poker.

Ciertamente, saber descifrar el lenguaje corporal de los rivales será una ventaja para los jugadores, que deberán explotarlo y podrán utilizarlo a su favor para ganar una mano o también la partida. Por ahora, quienes no sepan esconder sus inseguridades -ni tampoco sus alegrías- preferirán jugar por Internet desde casa y esperar que la entrada de la realidad virtual en el póquer sea algo todavía lejano.

Guitar Hero

La agilidad con la que los jugadores del Guitar Hero deberán controlar la guitarra en sus manos está al alcance de los mejores guitarristas de la historia. El popular videojuego usa un mando en forma de este instrumento de cuerda, y con él, quienes quieran poner a prueba la paciencia de los vecinos, podrán simular que están creando música con la ayuda de los pentagramas que saldrán en la pantalla.

¿Pero cómo podrán hacerlo sin tener ni idea de música? Muy fácil (o no tanto). En el controlador, hay varios botones. Deberás darle a aquel cuyo color se corresponda con el color de las notas que aparecen en la pantalla. Puede jugarse tanto en modo individual como multijugador, pero en cualquier caso será clave mantenerse en calma para poderle dar a los botones a tiempo y ganar la mayor puntuación posible.

Snake

Un clásico entre los clásicos, el juego Snake se hizo muy popular en los primeros teléfonos móviles y con los años se ha convertido en un identificativo de los Nokia. Ahora todavía es posible encontrarlo en los modelos de móvil más sencillos o en apps más desarrolladas para smartphones y tablets Android o iOS. ¿Y quién no ha pasado horas intentando que la serpiente sobreviviera?

Aunque a muchos les engancha la tensión que se vive jugando a este videojuego, lo cierto es que los nervios se harán evidentes en cada jugador que se atreva a jugar. No es tan fácil como podría parecer en un principio el intentar seguir dándole de comer al reptil virtual mientras se evita que su largo cuerpo se choque con él mismo o que la serpiente se estampe contra los muros que la rodean.

 

Facebook
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.