Alternativas para la alimentación del ganado

43

En el país, los productores emplean diferentes alternativas de alimentación de acuerdo a la zona geográfica y clima que predomina allí donde se encuentran, a sus posibilidades económicas y las facilidades para acceder a materia prima.

Aunque ya hay un grupo importante que apela al uso de nuevas tecnologías, también es significativo el número de aquellos que recurren a métodos tradicionales para desarrollar la actividad en las diferentes épocas del año. La siembra de pastos de corte, pastos con sistema de riego, cultivos forrajeros, la conservación de forrajes, y más recientemente la hidroponía son algunas de las opciones por las que optan los productores pecuarios.

El pastoreo

Lo que posibilita el pastoreo es que el ganado se alimente de manera directa del suelo del campo.Expertos reconocen que el pasto es el alimento más económico y fácil de obtener, y que es un elemento que le proporciona la energía necesaria al animal.

El pastoreo puede llevarse a cabo de diferentes maneras, sin embargo solo algunas sirven para mantener al máximo la calidad y el volumen de la producción de forraje a lo largo del tiempo, entre ellos podemos encontrar el pastoreo alterno, el continuo, en franjas y el rotacional. En este caso solo hablaremos del último.

Pastoreo rotacional

Gracias a este sistema alternativo, que requiere manejos en los periodos de descanso de la pradera y de la carga animal, se logran optimizar las propiedades y cualidades de las reses en hatos de todo el país.

El propósito fundamental de esta técnica es mantener una alta producción de pastos de calidad durante el mayor periodo de tiempo y sostener un balance favorable entre las especies forrajeras como gramíneas y leguminosas, las cuales son el alimento de los animales. De esta forma, se logra tener una producción ganadera más rentable.

La implementación del sistema rotacional en franja demanda un manejo en los periodos de descanso del hato y de la carga animal, lo que está influenciado, primariamente, por el tipo de pradera, el nivel de fertilidad de los suelos y el comportamiento de las condiciones climáticas.

Carlos Osorio, gerente técnico del Fondo Nacional del Ganado, FNG, aseguró que en un estudio realizado para la publicación Carta Fedegán, “la mejor forma de manejar los potreros, es haciendo un pastoreo rotacional, es decir, teniendo varios potreros y rotando los animales entre ellos”.

Cultivos o recursos forrajeros

El uso de frutos, plantas y materia prima se ha convertido en una opción rentable y provechosa que utilizan los ganaderos recursivos, que por ningún motivo quieren dejar pasar hambrunas a sus animales.

Asimismo, el uso de residuos de productos agrícolas para alimentar a los semovientes en momentos de sequía extrema puede ser una alternativa a tener en cuenta.

A continuación les presentamos algunos ejemplos:

Fruto de palma nativa

Según Cesar Adrián Pérez, profesional de Capacitación Logística y Operaciones del Asistegán de Arauca, el proceso para transformar el fruto en alimento es muy fácil y económico.

“Los ingredientes son sal blanca, cal viva y agua en pequeñas proporciones. Con estos elementos se genera una grasa sobrepasante que en el mercado es muy costosa, pero que elaborada de manera artesanal puede ayudar a aumentar la producción de leche y carne a un bajo precio”, explicó.

El profesional de Asistegán recomendó sacarle provecho a esta materia prima que se encuentra en la finca, para que no se siga desperdiciando. Además, con esta alternativa se pueden reducir costos en concentrados de alto valor, que en algunos casos no tienen la misma utilidad o efectividad de un producto natural, como lo es el fruto de la palma.

El experto indicó que la forma de proporcionarle la mezcla al animal es muy sencilla. “El fruto debe estar totalmente maduro, de un color amarillo o rojizo. Es primordial que no esté en descomposición, puede estar en el suelo, luego de que haya caído de la palma o se puede bajar del racimo”.

Añadió que ´´la composición se conoce como elaboración de grasa sobrepasante finquera triple 10 porque se prepara con 10 kilos de sal blanca, 10 kilos de cal viva, y por 10 minutos se sumergen al menos 500 kilogramos de fruto, además se le añade 100 litros de agua. Se recomienda que antes de adicionar el cuesco a la mezcla se le afloje un poco la concha o corteza que lo recubre y el proceso de ensilado anaeróbico debe durar 35 días sellado´´.

Trupillo

Las vainas y las semillas de esta planta son beneficiosas para el ganado, e incluso sus ramas dan sombra en época de verano.

También conocido como algaborro, la Prosophis juliflora es un tipo de leguminosa perteneciente a la familia de las mimosáceas. Es una especie resistente a la sequía, que crece de forma silvestre y de manera abundante en condiciones climáticas secas.

Es posible encontrarla en las zonas áridas y semiáridas del país, en regiones como la Costa Atlántica, sobre todo en Bolívar, Cesar, La Guajira y los Llanos Orientales.

En verano, el árbol de trupillo no se desfolia, produciendo una sombra tenue para los bovinos. Cuando se hace viejo, la madera se puede aprovechar para construir cercas.

De igual manera, su forraje es valioso, pues sus vainas son dulces y comestibles. Tienen un alto contenido de proteína y azúcares que sirven como fuente de alimento en época de verano. Cuando están maduras, caen y son consumidas por el suelo.

Materia prima, opciones alimenticias por región

Ante las condiciones climáticas que vive el país, la escasez de agua y el alto costo de los suplementos, se recomienda a los productores usar residuos de papa, calabazas, auyamas, zanahorias, yuca, plátano, banano y cítricos para alimentar al ganado bovino.

Trópico alto: residuos de papa, calabazas, auyamas y zanahorias, son opciones que debidamente picadas, se les pueden dar a los ejemplares. Si el productor posee melaza, se la puede suministrar con los ingredientes mencionados anteriormente.

Árboles como el tilo y sauco también son fuente de alimento para los semovientes.

Trópico bajo: por tener una mayor diversidad de productos, en la región se pueden conseguir deshechos de yuca, plátano, banano, frutales y cítricos que son aptos para dárselos a las reses. Una alternativa ideal es el ensilaje salino, consiste en usar las cáscaras más oscuras de totumo, picarlas finamente y depositarlas en una caneca de 55 galones; a eso se le suma agua con sal y se tapa. Ese alimento puede servir más adelante porque tiene la fuente de energía (azúcares), proteína y el mineral.

Aquellas fincas que tengan árboles como matarratón, leucaena, iguá u orejero, las hojas, rebrotes y los frutos se recolectan para brindárselos al ganado; también sirven en el ensilaje salino.

Suplementación

Según Hector Anzola, coordinador de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Fondo Nacional del Ganado, FNG, la escasez de agua y la baja precipitación que trae consigo el Fenómeno de El Niño afectan directamente la producción de cultivos, entre los cuales se encuentran los forrajes que son la base alimenticia del ganado bovino.

El experto aseveró que gracias a los mecanismos y herramientas de predicción climática, se ha obtenido un tiempo valioso para que los ganaderos estudien diferentes alternativas para subsanar la falta de alimento y puedan llevarlas a cabo de forma adecuada.

Agregó que la conservación de forrajes es una práctica que toma cada vez más importancia en los sistemas de producción ganaderos; se trata de aprovechar los periodos de sobreproducción para almacenar los excedentes de pasto y poder utilizarlos en épocas críticas.

Entre los principales métodos de conservación de forrajes se encuentran el ensilaje, el henolaje y la henificación.

Ensilaje

El representante del FNG expuso que la base del ensilaje es la conservación de nutrientes del forraje por medio de la fermentación anaeróbica, la humedad del forraje debe ser del 65 al 70 %.

Las principales ventajas de los ensilajes es que conservan el valor nutritivo y la palatabilidad de los forrajes durante su almacenamiento, se mantienen un mayor número de animales por unidad de área y mejora la digestibilidad de pastos maduros debido al proceso de fermentación.

Sus principales desventajas son su poca duración en comedero debido a la exposición al oxígeno, se requiere mucho personal y maquinaria para su elaboración y sus elevadas pérdidas cuando no se realiza de manera correcta.

Henolaje

De acuerdo con el coordinador de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Fondo Nacional del Ganado, FNG, esta alternativa consiste en deshidratar el forraje hasta llevarlo a un 45 % de humedad en condiciones anaeróbicas.

Para ello, se debe cortar el forraje, amontonarlo y voltearlo constantemente hasta conseguir el porcentaje de humedad deseado; luego se enfarda formando pacas de hasta 5 toneladas de peso.

Entre las ventajas del henolaje están el que conserva gran cantidad de nutrientes del forraje, es palatable para el ganado y es de fácil comercialización. Sus desventajas son el costo más elevado en comparación de la henificación, ya que requiere de más maquinaria y mayor cantidad de forraje para su elaboración.

Henificación

Anzola explicó que ´´este es un proceso en el cual se deshidratan forrajes de manera natural hasta bajar su humedad al 20 – 15 %, lo que permite su almacenamiento por largos periodos de tiempo´´.

En esta temporada de excesos de calor ambiental, se podrían aprovechar para henificar. Si el proceso se hace de manera adecuada y rápida permite disminuir las pérdidas de nutrientes.

Entre sus principales ventajas están el bajo costo para su elaboración, la buena aceptación por parte del ganado y su fácil comercialización; entre lo negativo se resalta el hecho de que está limitado por las condiciones climáticas

Bloques nutricionales

Son un suplemento alimenticio para el ganado bovino, que además pueden usarse también en el caprino y ovino. Se trata de una mezcla rica en proteínas, energía y minerales, generalmente,aunque pueden agregarse otros nutrientes como carbohidratos de alta solubilidad como la melaza.

La presentación es un bloque de consistencia dura debido a un material cementante que se le agrega, para que los animales no puedan consumir grandes cantidades de este en un corto periodo de tiempo, ya que muchos de estos bloques contienen urea en su composición, y esta es una forma segura de administrarla sin correr el riesgo de intoxicar al animal, además facilita el transporte, el manejo y el almacenamiento.

Estos bloques están diseñados y preparados para dar una buena alimentación a las bacterias del rumen, ya que si sus necesidades se satisfacen, va a existir una mejor degradación y digestión de la fibra así como mayor producción de proteína bacteriana, esto inducirá a que el consumo se incremente y el aprovechamiento de las pasturas por parte del rumiante sea mejor.

Hidroponía

La siembra de alimentos que no necesiten de la tierra y el subsuelo se ha convertido en una alternativa de producción para los ganaderos en época de verano debido a que estos cultivos cuentan con una alta palatabilidad, digestibilidad y calidad nutricional.

Esta clase de siembra se ha tornado en una de las elecciones predilectas de los productores para alimentar con idoneidad al ganado en zonas donde el sol ha quemado los pastos de los hatos bovinos. Con su implementación se puede mejorar la rentabilidad, ahorrar en costos de producción y optimizar el uso al espacio.

Según Daniel Antonio Hernández Villamizar, zootecnista, magister en producción animal y docente de la Universidad Francisco de Paula Santander y asesor de la finca La Fe, el cultivo hidropónico que se maneja en el predio para alimentar ganado puede llegar a ser mucho más rentable que la producción en terreno.

Se pueden hacer diferentes cultivos hidropónicos, en el caso de la alimentación para bovinos los más utilizados son los de maíz y sorgo.

En la época de sequía los pastos escasean, situación que obliga a los ganaderos a prepararse con anticipación para evitar quedar sin alimentos para sus animales y así de esta manera poder brindarles bienestar.

La invitación a los ganaderos es a producir alimento en época de lluvia y a almacenarlo para ser utilizado en la época de escasez. Así como darle un adecuado manejo a la tierra, dependiendo de la región geográfica en la que se encuentre el predio ganadero y así sembrar los pastos adecuados para que el bovino se alimente en una forma óptima y se aprovechen los recursos forrajeros que se producen en las diferentes regiones agro ecológicas.

Minuta Agropecuaria 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here