.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Social Club / Conoce el hato Las Caretas en Guárico

Conoce el hato Las Caretas en Guárico

Para vivir el Llano al mejor estilo de Doña Bárbara sólo hay que sentarse un rato a escuchar las historias de Ricardo Freites, propietario del Hato Las Caretas, quién pareciera haber salido de la imaginación del propio Rómulo Gallegos.

El Hato Las Carteas queda ubicado sin duda alguna en el área más hermosa del llano guariqueño, al sur de Calabozo entre los poblados de Corozopando y Camaguán, enclavado justo en los linderos norte de los espectaculares Esteros de Camaguán, el cual está decretado como Refugio de Fauna Silvestre con una extensión aproximada de 19.300 hectáreas.

Los Esteros de Camaguán constituyen un humedal o zona anegadiza de los llanos centrales, en época de lluvias las aguas del río Portuguesa literalmente se desparraman por toda la sabana convirtiéndolo en un gran humedal repleto de una muy vasta diversidad de fauna silvestre, todo un mar rebosante de vida, sólo para nombrar lo que podemos encontrar les doy una idea, más de 300 especies de aves, cocodrilos del Orinoco, caimanes, toninas, perros de agua, cunaguaros, jaguares, pumas, osos palmeros y meleros, y miles de palmas llaneras adornando ese horizonte infinito cubierto de agua.

Para mí constituye uno de los escenarios más representativos y hermosos de nuestros llanos venezolanos. Justo en la parte norte de este festín de vida silvestre se encuentra el Hato Las Caretas.

Siempre he dicho que los que quieran vivir la verdadera experiencia del llano deben ir a visitar el Hato Las Caretas, el fuerte de este extraordinario lugar es mantener viva las auténticas tradiciones llaneras y mostrar e involucrar a sus visitantes en los tradicionales “quehaceres” del llano, a cómo se han hecho desde hace cientos y cientos de años atrás, es el de recrear el llano y sus tradiciones, realzar el sentido de identidad de esta cultura tan rica y que permanezca en el tiempo su folclor y faenas diarias cómo se han hecho desde tiempos inmemoriales. 

Jamás se imaginó Don Rómulo Gallegos que después de más de 50 años de haber escrito su famosa novela Doña Bárbara, uno de sus personajes principales cobraría vida en las sabanas de los llanos venezolanos, en la persona de Ricardo Freites, propietario del Hato Las Caretas.

Santos Luzardo viene a nuestra mente cada vez que vemos a Ricardo Freites entregarse día a día al trabajo recio de Llano en el Hato Las Caretas. Respondiendo a un pedido de su padre Don Modesto Freites, Ricardo  regresa al llano para tomar las riendas de sus predios.

Después de sufrir los avatares de una industria petrolera en descenso, desilusionado por la descomposición moral y social, y de la inseguridad, decide sembrar el petróleo en el campo y sabanas de sus antepasados.

Ricardo se ha entregado con pasión al indómito llano. Su experiencia en PDVSA le sirvió  para gerenciar con eficiencia los hatos que un día dejó cuando se fue a estudiar al exterior, en busca de nuevos horizontes para cumplir sus sueños de niño.

A su regreso siente la necesidad de rescatar los valores, las costumbres del llano ancestral, del llano de Rómulo Gallegos. Ricardo, cual Santos Luzardo, representa con su trabajo la esperanza del llano y trata de no caer en las garras de la decidía e indiferencia, logra vencer todos los obstáculos del recio trabajo de campo, mejora las instalaciones de todos los corrales y potreros, siembra pasto y mantiene la esencia del llanero a través de sus costumbres.

Las Caretas funciona como un Hato-Posada, cuenta con una casa maravillosa exclusiva para los visitantes, con todas las comodidades, hermosas habitaciones con aire acondicionado, agua caliente y decoradas al mejor estilo de las tradiciones llaneras.

Cómos siempre he acotado uno de los aspectos más importantes de un producto turístico es la gastronomía que te ofrecen, este aspecto es que hace que los visitantes regresen o no, en el Hato Las Caretas podrán disfrutar de la más auténtica, suculenta y tradicional comida llanera, todo preparado a cómo se hacía en tiempos antiguos, todo a leña con fogones, calderos y la sazón del llano que los harán regresar al llano de las historias de Rómulo Gallegos. Sus quesos, carne asada, cachapas, asopados y sancochos sencillamente sensacionales.

Ricardo Freites también les organiza una serie de excursiones fantásticas, cómo por ejemplo, navegar por el río Portuguesa y poder observar de una manera relativamente fáciles a las fascinantes toninas o delfines de río, visitas al famoso Hato Masaguaral para conocer el criadero de Caimanes del Orinoco y disfrutar de uno de los espectáculos de fauna silvestre más extraordinarios de Venezuela.

 También los llevará a lugares en donde todavía hacen el casabe y otros productos típicos del llano de la forma tradicional y los llevará al lugar dónde para mí hacen el mejor casabe de Venezuela. Verdaderamente en Las Caretas vivirán la autenticidad de la cultura llanera, en donde también se mantiene viva la tradición ya casi perdida de la “trashumancia” que es el paso y pastoreo del ganado de tierras que se inundan a tierras más altas no inundables por el invierno, dónde los llaneros recorren grandes extensiones de superficie para trasladar miles de cabezas de ganado de un sitio a otro para que estos puedan pastar en épocas de aguas altas.

Otro aspecto y valor agregado de mucha importancia es que el Hato Las Caretas cuenta con su propio museo antropológico y arqueológico que lleva por nombre “Casa de la Memoria del Llano Modesto A. Freites”, en dónde los visitantes pueden apreciar todo lo relacionado con las costumbres, tradiciones y folclor del llano desde tiempos ancestrales, así como vestigios arqueológicos de tiempos pretéritos que se han hallado en las cercanías. De igual manera Ricardo Freites es un incondicional colaborador a las causas conservacionistas y da espacio en sus tierras para la investigación científica y programas de conservación de la fauna silvestre.

Un día vemos a Ricardo sobre el lomo de su caballo madrinando un arreo y otro día podemos verlo enseñando las costumbres del llano a un grupo de visitantes o niños de campamentos que visitan su posada en Hato Las Caretas.

Así que queridos lectores, si quieren vivir la verdadera experiencia del llano, de la mano del mejor anfitrión, que los consientan y que los hagan sentir orgullosos de ser venezolano, no dejen de organizar esta aventura a través del Hato Las Caretas, acá les dejo todas las coordenadas para que se pongan en contacto con ellos que les harán pasar unos días inolvidables llenos de tradición, cultura, valores y disfrutar de la grandiosa diversidad biológica que ostentan estos parajes del recio llano venezolano.

HATO LAS CARETAS                          

Teléfono: 0414 333.37.55

Correos: lascaretas@gmail.com / agropecuariahatolascaretas@hotmail.com

Website: www.hatolascaretas.com

Facebook: Hato Las Caretas

Instagram y Twitter: @HatoLasCaretas

Texto: Alberto Blanco Dávila/ Sorelia Franco

Fotografía: Alberto Blanco Dávila

@AlbertBlancoD@soreliafranco

El Universal 

Facebook Comentarios
x

Check Also

Nacen trillizos en Hospital Ranuárez Balza +FOTOS

***La información fue dada por el propio Ministro de Salud Luis López a través de sus redes sociales*** San Juan de los Morros.- En ...