Econ J.V.Flores Muñoz/ El Dólar Today

70

San Juan de los Morros.- Es con usted amigo lector, tengamos imaginariamente una corta charla respecto a lo que aquí en Venezuela sucede con el famoso dólar today.

Es rutinario escuchar desde el presidente para abajo asegurar que una de las causas del aumento de los precios de los productos y servicios en nuestro país es una página publicada por internet denominada dólar today, página que hace referencia diariamente  por eso lo de today, del valor  en bolívares en el mercado mal llamado negro del dólar norteamericano.

 ¿Qué le parece? desde el punto de vista de nuestros  máximos representantes en la administración del gobierno surge esta gravísima afirmación, o sea nuestra economía se tambalea o va en picada como consecuencia de que alguien se le ocurrió publicar una página en internet y a través de ella anunciar como el dólar norteamericano se cotiza diariamente en bolívares en el mercado mal llamado negro o paralelo que es donde un mortal venezolano puede adquirirlos.

 Más aun estos funcionarios afirman que el valor en bolívares que refleja el dólar EEUU en esa página es inducido, me explico; puesto adrede  para incidir en los precios de los productos y servicios en Venezuela y así contribuir con la “guerra económica” desatada contra el gobierno de maduro.

 Bueno, es el criterio de ellos, bastante difícil de creer, pero es su criterio, se les respeta. Pero desde mi punto de vista didáctico es bueno aclarar que esto no es así, no es cosa buena aprovecharse de la ignorancia del pueblo en este tipo de asunto, para vender una mentira por verdad con miras a tapar las verdaderas causas de esos aumentos de precios.

 El caso es otro, resulta que la moneda norteamericana (el dólar) acá en Venezuela, así como en muchos otros países, es muy demandada tanto por los propios gobiernos de esos países que tienen la obligación de importar muchas cosas de afuera, como es nuestro caso, así como por el sector privado que necesitan adquirir insumos, repuestos, maquinarias, asistencia técnica, y otras cosas más como por ejemplo enviar remesas, o simplemente adquirir dólares para protegerse de esta acelerada inflación.

 Ahora, precisamente ahora, dadas las circunstancias  el dólar EEUU es una especie de mercancía con la mayor demanda posible en la historia económica de este país; en vista de que nuestra economía colapsó y prácticamente se trae todo de afuera y para esto se necesitan muchos dólares, que es la moneda universalmente aceptada en el mundo.

Es bueno aclarar que solo el gobierno tiene acceso a los dólares llamados preferenciales, precisamente porque el mismo se los vende; estos son los dólares que entran por la venta del petróleo, no hay que se conozca otros ingresos de dólares, a no ser que se coloque como puede estar sucediendo oro en el exterior.

Lo cierto es que el sector privado se las ve negra para adquirir dólares y tiene que acudir a ese mal llamado mercado negro o paralelo, cuando en realidad es el verdadero mercado de esta mercancía (el dólar EEUU); surgen entonces compradores, y surgen también vendedores.

El comprador por supuesto y de acuerdo a su necesidad espera adquirir dólares a un precio x, y el vendedor a la vez espera conseguirlos a un precio y, de la puja de esta negociación surge el precio de la transacción, o sea la ley que en economía se define como la ley de la oferta y la demanda. Este precio originado repetidas veces, como consecuencia de muchas operaciones de  este tipo, arrojan al final del día un precio promedio, que la pagina anteriormente identificada lo publica, el precio entonces del dólar publicado en la página es una reseña, no una fijación arbitraria, es lo más parecido al papel del termómetro, que lo que hace es medir la fiebre, no es la causa de la fiebre.

Estas cuestiones es bueno aclararlas, porque de lo contrario  caemos en un mar de confusiones, sabemos que los autores de esta confusión no son ningunos ingenuos en el tema, ellos saben perfectamente porque el dólar EEUU se dispara cada día, su intención es ocultar las verdaderas causas de este descontrol, pero ya la gente no está creyendo en esos cuentos, la realidad palpable que le toca vivir a su bolsillo y a su estómago le hace razonar de otra forma.

Los venezolanos de a pie , los que nunca en su vida han comprado un dólar para nada, los que no logran explicarse porque ahora su arepa depende de un dólar, son precisamente los que reclaman con más fuerza la urgente necesidad de un cambio de rumbo en la administración de este país.

Econ J.V.Flores Muñoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here