.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Habla la Calle / Equipar un hogar cuesta 235 salarios mínimos

Equipar un hogar cuesta 235 salarios mínimos

Juan José Rodríguez y Eloísa Gómez forman una joven pareja de profesionales que gana más de tres salarios mínimos mensuales. Quieren mudarse juntos, pero establecer un hogar se ha convertido en un proyecto difícil. Lograron alquilar, en 350.000 bolívares mensuales, un anexo en San Antonio de los Altos, pero equiparlo con los artefactos básicos, cotidianos, se les está haciendo estresante y cuesta arriba.

Comprar una lavadora, una nevera, una cocina pequeña a gas y una plancha involucra desembolsar hasta 22.932.330 bolívares equivalentes a 235,1 salarios mínimos vigentes de 97.531 bolívares mensuales, cada uno.

“Tendremos que renunciar a la lavadora y lavar la ropa en casa de nuestros padres, y sustituir la cocina a gas por una eléctrica de emergencia con dos hornillas mientras reunimos el dinero”, relata algo desilusionada Gómez.

“Por el momento es más urgente la nevera y con sacrificio se puede comprar la plancha, que es la menos cara, antes de que aumente más de precio”, revela Rodríguez.

Los altos precios que aumentan con regularidad afectan a los consumidores.

Mariela Ribero, ama de casa y profesional, necesita reponer su lavadora. El aparato tienemás de 20 años de uso. “Le han cambiado tantos repuestos que ya no tiene casi ninguno de sus originales, y cada reparación es más cara que la anterior. El mecánico me recomendó que compre otra, la pobre ya no da más” dice Roibero. Destacó que ha visitado varias tiendas y los precios resultan impagables, incluso con tarjeta de crédito, además de que no hay mucha variedad.

En un recorrido por varias tiendas en el este y oeste de Caracas se observó que los artefactos a la venta son pocos y muy caros, lo que deja muy poco margen de maniobra para comprar el aparato más conveniente en marca y calidad, y a un precio competitivo.

“Desde hace más de 20 días estamos esperando una nueva remesa de artefactos”, reveló un vendedor de un gran establecimiento del este de la capital, al tiempo que atendía a una cliente: “Señora, le recomiendo compre ahora porque no sabemos a qué precio lo venderemos en las próximas semanas”.

En los establecimientos visitados había secadoras entre 4.370.000 y 8.500.000 bolívares y una lavadora de 6 millones a 10 millones. El precio de las neveras depende del tamaño de la pieza de la llamada línea blanca en lo que una neverita modelo ejecutivo se consigue entre 4.490.000 y 5.773.600 bolívares.

“El refrigerador mediano de 9 pies es por el que más pregunta la gente, ya que tiene mayor capacidad que el modelo ejecutivo”, indicó un vendedor en un local de San Martín. El precio de este refrigerador es de 7.500.000 bolívares. Sin embargo, las existencias son limitadas y solo se encuentran los grandes, de acero inoxidable con 17 pies de capacidad a 9.800.000 y 11.990.000 bolívares, mientras que la extra grande, de 20 pies vale 25.000.000. Modelos más sofisticados superan los 40.000.000 de bolívares.

Hace 3 o 5 años, las cocinas de gas habían sido tradicionalmente las más compradas por los consumidores debido a que su precio era accesible, pero actualmente se consiguen entre 6.940.000 y 8.230.000 bolívares, la pequeña de 4 hornillas y la compuesta con igual número de hornillas más una plancha en el medio.

“Las cocinas eléctricas siempre fueron caras, pero nunca como ahora. Es una cosa que no se cree”, expresó una compradora, quien pidió no revelar su nombre, en la puerta de una tienda del este. El precio de estas cocinas (4 hornillas más horno) se ubica entre 11.000.000 y 29.000.000 de bolívares. La del tope de cerámica y acero inoxidable para empotrar va de13.000 a 22.000 bolívares.

Una plancha cuesta 141.000, mientras que una de vapor 358.000 bolívares. Una licuadora de dos velocidades y base de plástico, cuesta 294.000 bolívares de dos velocidades. Otra de marca reconocida, 895.440 bolívares.

En las tiendas recorridas se evidenció la escasez de aparatos de aire acondicionado y solo una de ellas tenía un ejemplar a 2.200.000 bolívares. Los ventiladores son bastante solicitados en estos meses de calor y se encuentran entre 349.520 y 630.000 bolívares.

Las condiciones de pago de hace algunos años, con plazos de hasta 24 meses para cancelar, quedaron en la historia, pues las tiendas solo aceptan tarjetas de débito y crédito.

Varios comerciantes manifestaron que desde el denominado “dakazo” no han podido tener los anaqueles llenos, pese a la promesa oficial de que darían facilidades para llenar los estantes en el corto plazo. “Desde hace cuatro años las cosas no volvieron a ser lo igual. Lo poco que compro para reponer los bajos inventarios con que operamos siempre nos llega más caro por el incremento de dólar”, refirió uno de los consultados.

En los estantes semivacíos de las tiendas de electrodomésticos se constató que no había a la venta hornos de microondas ni televisores pequeños y medianos. Los propietarios dijeron que estaban esperando la llegada de esos productos en el corto plazo.

En un solo comercio había dos televisores a la venta al público con pantalla de 49 pulgadasy de distintas marcas, cuyos precios se ubicaban entre 8.020.000 y 7.060.000 bolívares.

El 8 de noviembre de 2013, el presidente Nicolás Maduro ordenó la ocupación, fiscalización y reducción de los precios de venta al público de una cadena de tiendas de artefactos, medida que se extendió al resto de los comercios del país.

“Yo he ordenado inmediatamente la ocupación de esa red y sacar los productos a la venta del pueblo a precios justos. Todos los productos, todos. Que no quede nada en los anaqueles”, aseveró Maduro en cadena de radio y televisión.

Recurrir a los usados

Ante los elevados precios de los artefactos del hogar nuevos, los usuarios interesados acuden diariamente a los portales web y anuncios de prensa publicados por personas que se van del país o simplemente quieren venderlos para deshacerse de ellos o adquirir aparatos sin uso.

“Compré mi nevera usada hace cuatro años a 60.000 bolívares y me ha salido buena; sin embargo, a una amiga mía el negocio le resultó un fiasco porque el aparato se le dañó al mes de uso”, relató una cliente que pidió guardar su nombre en reserva.

Por ejemplo, la oferta del miércoles incluía electrodomésticos que se vendían en varios estados del país. En el caso de la Gran Caracas, Miranda y Vargas estaban a la venta un refrigerador ejecutivo a 450.000 bolívares, una nevera de dos puertas de acero inoxidable a 3.500.000 bolívares, además de otra mediana (9 pies) blanca a 850.000 bolívares.

El precio de las cocinas eléctricas está entre un millón y 1.500.000 bolívares y un horno de microondas a 200.000 bolívares. Un hormo eléctrico para empotrar vale 3 millones de bolívares. Una plancha eléctrica para ropa cuesta de 27.500 a 46.000 bolívares.

El Nacional

Facebook Comentarios
x

Check Also

Orticeños acuden a votar hundidos en problemas

Ortiz – Ciudadanos del municipio Ortiz en el estado Guárico, denunciaron que sufren las complicaciones que les generan los constantes cortes de luz, registrados ...