Home / Internacionales / Los zapatos que reflejan el horror de la masacre en Orlando

Los zapatos que reflejan el horror de la masacre en Orlando

Un médico publicó en su Facebook una foto de los zapatos que tenía puestos el sábado en su guardia, cuando atendió a las víctimas del ataque a disparos en un bar.

ZapatosCon una foto de sus zapatos manchados de sangre, un médico del Orlando Regional Medical Center resumió el horror que vivió en ese hospital la noche del sábado, cuando atendió a las víctimas del tiroteo en el club gay Pulse.

“Estos son mis zapatos del sábado por la noche”, escribió el médico residente Joshua Corsa al pie de la imagen que compartió en su cuenta de la red social Facebook. “Me iba a trabajar esta mañana y los vi en la esquina de mi sala de guardias, junto a una pila de uniformes médicos sucios. Me había olvidado de ellos, hasta ahora”, agregó.

“En las fibras de esos zapatos está la sangre de 54 seres humanos inocentes. No sé quiénes eran heterosexuales, quiénes eran gays, quiénes eran negros o hispanos”, se lee. “Lo que sé es que vinieron a nosotros después de una ola de sufrimiento, gritos y muerte”, escribió el médico.

El sábado por la noche, una fiesta latina que se celebraba en el club Pulse fue interrumpida abruptamente, cuando Omar Mateen, un estadounidense de 29 años, irrumpió disparando un fusil de asalto AR-15 contra más de 300 personas que disfrutaban en el bar.

En medio de la confusión, muchos se lanzaron al suelo y otros lograron escapar gateando hasta las salidas más cercanas. En una llamada al 911, el pistolero juró lealtad a la organización terrorista Estado Islámico. En total, el ataque dejó a 49 personas muertas y 53 heridas, 5 de ellas de gravedad.

Se trata de la mayor matanza a tiros en la historia de Estados Unidos.

“La sangre que se derramó de esos pacientes y empapó nuestros uniformes y zapatos, me marcará por siempre (…) Veré por siempre sus rostros y los de aquellos que lo dieron todo en esas horas oscuras”, escribió el médico.

Hasta el momento, del atacante se sabe que estuvo entre las “personas de interés” del FBI, que lo investigó en dos oportunidades previas al ataque. Trabajaba como guardia de seguridad y, según las autoridades, las armas que utilizó en la masacre habían sido compradas legalmente. Distintos testigos han señalado que Mateen frecuentaba el bar Pulse y que utilizaba apps de citas gay.

En una entrevista, su padre aseguró desconocer las intenciones de su hijo para cometer el asesinato y sus vínculos con el Estado Islámico. Dijo además sentirse triste y molesto, y que jamás podrá perdonarle la matanza.

Aunque la investigación está en marcha, este lunes, James Comey, director del FBI, informó en una rueda de prensa que las indagaciones han demostrado que Mateen tenía “fuertes indicios de radicalización e inspiración en organizaciones terroristas extranjeras”, que se construyeron a través de Internet.

“Cuando el último paciente deje el hospital, lo acompañaré en su salida, pero lo mantendré en mi oficina. Quiero mantener lo ocurrido como una referencia cada vez que trabaje. El 12 de junio, después de que lo peor de la humanidad emergió, vi también lo mejor de la humanidad”, cerró el médico al asegurar que nunca quiere olvidar esa noche.

Fuente

Univisión

Facebook Comentarios
x

Check Also

Oposición hondureña pide anular elecciones por fraude

Las fuerzas opositoras de Honduras pidieron formalmente anular las elecciones del 26 de noviembre al alegar que fueron “fraudulentas”, en un nuevo capítulo de ...