Home / Internacionales / En Brasil / Fiscal General pide que el presidente Michel Temer sea interrogado

En Brasil / Fiscal General pide que el presidente Michel Temer sea interrogado

El Gobierno conservador de Temer está prácticamente paralizado, y varios sectores sociales, económicos y políticos, incluso algunos antes cercanos al mandatario, exigen su dimisión.

El presidente de Brasil, Michel Temer, habla durante una reunión de gabinete en Brasilia. AP

Río de Janeiro, Brasil.- El procurador (fiscal) general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió autorización al Tribunal Supremo para que el presidente Michel Temer sea interrogado por el escándalo de corrupción que lo rodea, según publicó el portal Globo.

Janot dirigió el pedido al juez del Supremo Edson Fachin, a cargo de la megacausa sobre corrupción política “Lava Jato” (“Lavado de autos”). La solicitud de Janot se suma a una ya hecha por la Policía Federal para interrogar a Temer, según Globo, indicó DPA.

Fachin debe todavía decidir si autoriza el interrogatorio.

El magistrado dio la semana pasada luz verde a una investigación contra Temer por corrupción pasiva y obstrucción de la Justicia, en base a una denuncia del empresario Joesley Batista que desató un tsunami político en el país suramericano.

El Gobierno conservador de Temer está desde entonces prácticamente paralizado, y varios sectores sociales, económicos y políticos, incluso algunos antes cercanos al mandatario, exigen su dimisión.

Batista grabó a Temer a escondidas durante una reunión entre ambos en la que el presidente parece avalar sobornos a políticos, y presentó varios otros documentos y denuncias contra el presidente.

El empresario, dueño del gigante de la carne JBS y acusado él mismo también de corrupción, colaboró con la Justicia en el caso contra Temer en el marco de una de las llamadas “delaciones premiadas” para obtener ventajas judiciales en su propio caso.

Temer se niega hasta ahora a dimitir y alega haber sido víctima de una trampa. El mandatario llegó hace un año al poder en el marco de la suspensión y posterior destitución de su predecesora Dilma Rousseff.

Brasil, golpeado desde hace años por una serie de escándalos de corrupción y por una severa crisis económica, está desde hace días en vilo por la eventual caída del presidente.

TEMER BUSCA UN RESPIRO

La crisis brasileña tomaba un respiro este viernes antes de las batallas decisivas que en las próximas semanas podrían decidir el destino del presidente Michel Temer, acorralado por denuncias de corrupción, reseñó AFP.

El mandatario conservador busca dar una idea de normalidad en medio de la tormenta y el jueves en la noche destacó el avance de los trabajos legislativos, en espera de los debates sobre las polémicas reformas del sistema de jubilaciones y de la legislación laboral, reclamadas por el mercado.

“Brasil no paró ni va a parar. Continuamos avanzando y votando cuestiones importantísimas en el Congreso Nacional”, dijo el mandatario en un vídeo colgado en sus redes sociales, en su tercera aparición desde el inicio de la crisis una semana atrás.

Visiblemente tenso, Temer enfatizó en ese breve vídeo que la Cámara de Diputados había aprobado siete medidas provisorias y se congratuló por esa “expresión de compromiso en superar la crisis” que estalló el pasado día 17, con la revelación de una grabación en la que el mandatario parece dar aval a la compra de silencio de un exdiputado preso.

Temer se abstuvo de hacer cualquier referencia directa al contexto de agitación política y social que rodeó esos debates, dentro y fuera del recinto legislativo.

Decenas de miles de personas convocadas por los sindicatos y partidos de izquierda exigieron el miércoles en Brasilia la salida de Temer y el retiro de sus medidas de austeridad. Grupos de jóvenes provocaron destrozos en varios ministerios, dando lugar a una virulenta intervención policial.

De la cuarentena de heridos en la manifestación, al menos uno fue de bala.

Temer ordenó el despliegue de tropas, pero el viernes ordenó retirarlas, ante la andanada de críticas que recibió.

La ONU criticó este viernes la virulencia de la represión e instó al Estado brasileño a “promover el diálogo para proteger el derecho de manifestarse pacíficamente”.

ENTRE LAS REFORMAS Y EL TSE

Temer apuesta a recuperar la iniciativa mediante el avance de la agenda de reformas, pero dentro de su propia base las discusiones a puertas cerradas tratan de su eventual sucesión.

“El movimiento que gana fuerza contra Temer es también contra la agenda de Temer. Hay un agotamiento de su gobierno, que era de conveniencia y transición”, dijo Daniel Vargas, profesor de derecho público en la FGV Rio.

Temer asumió el poder hace un año tras la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente, prometiendo llevar a cabo una serie de reformas de austeridad para sacar a Brasil de la peor recesión de su historia.

Pero, con una popularidad bajo mínimos (era de apenas de 10% antes de esta crisis) y acusado por la fiscalía de obstrucción a la justicia y corrupción, pocos en Brasil creen que logre sobrevivir mucho más.

Aunque ya tiene 16 pedidos de impeachment en su contra y una investigación en el Supremo Tribunal Federal (STF), muchos en el Parlamento apuestan a una salida institucional de Temer.

Sería a través del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que a partir del 6 de junio examinará una denuncia para anular el resultado de las elecciones de 2014, en las que fue reelegida la fórmula Rousseff-Temer.

Pero en el entorno presidencial empieza a sonar con fuerza la posibilidad de que ese juicio sea más lento de lo esperado, si alguno de los jueces del TSE pide parar el juicio para revisar el expediente.

Eso daría un poco más de tiempo y alas a Temer.

Fuente

Con información de las DPA y AFP

El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

FARC pide “intervención” de ONU ante “incumplimiento” de pacto de paz

Bogotá.- El jefe de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el partido político surgido del desarme de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de ...