Cómo Japón perdió un millón
de habitantes en cinco años

0
1

Japón

Cuando hablamos de población a menudo nos centramos en el problema de la explosión demográfica: ahora sabemos que para el 2022 India será el país más poblado del mundo, superando a China, con más de 1.450 millones de habitantes.

Esto sin embargo nos hace olvidar otro problema: la contracción demográfica, las poblaciones que más rápido se están disminuyendo.

Japón tiene este problema. Su último censo revela que en los últimos cinco años la población se redujo casi un millón de personas: 947.000, para ser exactos.

Hasta octubre del año pasado el país asiático tenía 127,1 millones de habitantes, 0,7% menos que en el último censo de 2010, informó el Ministerio de Asuntos Internos.

Esto marca la primera contracción del crecimiento poblacional de Japón desde que el censo se inauguró en 1920.

Menos nacimientos, más viejos

Los demógrafos ya habían pronosticado el descenso.

La razón: una menor tasa de natalidad y la escasez de inmigrantes.

Esto, sumado al rápido aumento de la población que envejece, están contribuyendo al prolongado estancamiento de la economía y a temores por los crecientes costos de salud.

Durante gran parte del siglo XX Japón experimentó un aumento de su población, pero en las últimas décadas la tendencia cambió.

Japón 1

La población japonesa comenzó a disminuir en 2004 y ahora se ha convertido en la población que más rápido está envejeciendo en el mundo.

Los demógrafos predicen para las próximas décadas una drástica disminución en la población de edad laboral con un incremento simultáneo en el número de ancianos.

Una población que envejece significa menos trabajadores y más dependientes en el país.

Más de 22% de los japoneses tienen hoy 65 años o más y según un informe del gobierno, para 2060 el número de habitantes se reducirá a 87 millones de los cuales casi 40% tendrá 65 años o más.

Tal como informó el ministerio del Interior japonés, aunque el número de residentes extranjeros en el país está aumentando, la disminución de la población excede ese incremento.

“Es crucial establecer una estructura social para acomodar la disminución”, declaró Yoshide Suga, Secretario General del Gabinete. Y dijo que el gobierno intenta implementar varias medidas para contrarrestar la tendencia.

De hecho, el primer ministro Shinzo Abe ya estableció como prioridad impulsar la tasa de natalidad de 1,4 hijos a 1,8 por mujer.

Las economías más avanzadas a menudo establecen una tasa de 2,1 hijos para lograr una estabilidad demográfica.

Japón 2

Fuente

El Estímulo

Facebook Comentarios