.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Vuelta al Campo / 158 mil reses se robaron en el año 2016

158 mil reses se robaron en el año 2016

CARLOS ODUARDO ALBORNOZ PRESIDENTE DE FEDENAGAS 16072015 FOTO JUAN BRITO

El robo de ganado y los secuestros aumentaron en el año 2016. Se robaron 158 mil reses y los secuestros aumentaron una barbaridad.

Carlos Odoardo Albornoz, presidente de la Federación de Ganaderos, así lo confesó en entrevista por Televen, con Carlos Croes.

-¿Qué esperas del 2017 desde el punto de vista de producción? Porque uno se confunde con las cifras…

-El éxito en la producción y en la agricultura es como la gripe, eso no se puede esconder. Cuando tú sientes éxito en la producción agropecuaria lo vas a palpar en mayores ofertas de alimentos, en mayor abastecimiento, en bajo costo, en menor inflación. Lamentablemente, la dirección que llevamos es absolutamente contraria. Nosotros llegamos a tener 14 millones de reses para el año 1980, 1990. En ese rango, nosotros llegamos a producir el 97% de la carne que consumíamos. Lamentablemente el 2016 cerró apenas con 7 kilogramos de consumo. Es decir, la tercera parte. Lo más dramático es que aunque tenemos la carne más barata de toda Latinoamérica, el venezolano no puede comprarla porque no tiene valor adquisitivo. La inflación pulverizó la capacidad de compra del venezolano, dejándonos en una situación precaria.

-Tú debes saber cómo opera la industria de la leche en polvo.

-Necesariamente con productos importados. Ahora lo que sí preocupa es que por ejemplo, cuando tú entras a las páginas web de los ministerios de Desarrollo y Comercio de Brasil, notas cómo en esas páginas web señalan que aunque la tonelada de leche está por el orden de los 2 mil 200 dólares promedio a nivel mundial, el pago que hizo Venezuela supera incluso los 5 mil dólares la tonelada, un desembolso absolutamente desproporcionado. ¿Por qué? No sé, no le corresponde a la Federación contestarlo. Lo que sí sé es que eso no es normal.

-¿Me estás diciendo que Venezuela le pagó a Brasil el doble de lo que cuesta?

-Más del doble. Y a Uruguay, incluso. El Ministro de Uruguay reconoció que no entendía bien por qué el costo que pagaba Venezuela por la compra de leche a Uruguay, era de esas dimensiones, lo reconoció el propio Viceministro de Agricultura de Uruguay.

-¿Y cómo no lo entiende el Viceministro? Me imagino que ellos autorizan todas las importaciones y saben cuánto cuesta y cómo venden…

-Esas son las incongruencias que vive el sector económico nacional. Y las consecuencias las pagamos los productores foráneos que hoy tenemos un litro de leche aproximadamente en 0,13 centavos de dólar, cuando en el resto del mundo se paga en 0,37 centavos de dólar en una industria que va mejorando su precio, sobre todo en el último trimestre del año 2016. Nosotros tenemos el precio de leche y de carne más barato de toda Latinoamérica y eso sin mencionar el tema de la inseguridad, que es el drama más catastrófico que vivimos todos los productores agropecuarios a lo largo y ancho del país.

-¿Todavía siguen?

-La inseguridad es el tema más duro, más complejo, más nefasto.

-¿Cómo van los ganaderos a sus fincas, cómo cuidan sus predios?, ¿escondidos?

-Nosotros fuimos víctimas de un robo masivo –te hablo de manera personal– de 70 reses, pero tres días antes se habían robado de la zona de demarcación indígena en Machiques, en Perijá, más de 270 reses. El día anterior logramos decomisar 35 reses; en un matadero 15 días antes habían sustraído y robado más de 900 reses a un productor, que por cierto, fue presidente de ganado. Nelson Villalobos. Destruyeron toda su finca. En fin, es una situación que no es sencilla y lo pagan los consumidores. En el año 2016 se robaron 158 mil reses, que tenemos contabilizadas. Estoy seguro que fueron muchas más, pero tenemos contabilizadas 158 mil reses. Eso afectó de manera directa, dejó sacando una matemática pura y simple, sin que sea absolutamente real. Ello podría haber afectado a más de un millón 900 mil venezolanos que no pudieron consumir leche, si fuese realmente el cálculo directo de lo que consumimos, aproximadamente unos 60 litros de leche al año en el 2016, de los 120 que debimos haber consumido. Solamente por efecto del abigeato haber perdido más de 84 mil vacas afectó el consumo directo de un millón 900 mil venezolanos.

-¿Y cómo pasan esas reses por las alcabalas, en la vigilancia?

-Muchas veces no solo es por las alcabalas, sino por trochas y caminos. Y muchas veces por alcabalas, con funcionarios que se prestan para ese tipo de cosas.

-¿Y eso no tiene una vigilancia sanitaria?

-Bueno, no tiene vigilancia sanitaria. Es que aquí no hay ningún tipo de control sanitario.

-¿Y las vacunas?

-Las biológicas.

-¿Y las vacunas para los animales contra la lactosa, contra la brucelosis?

-Hoy día, el rebaño nuestro no está siendo vacunado de manera correcta por falta de biológicos e intentamos buscar soluciones desde Colombia. El tema es que eso nos dolariza la estructura de costos y cuando sacamos el costo solamente sanitario, también sacamos el costo sanitario de la vida útil de un animal, de la vida productiva de una res, que son más o menos 9 años, y llevamos a ese animal a término, a faena. El valor de lo que da el animal en beneficio es el 80% del costo sanitario. Entonces, prácticamente nos deja sin ningún tipo de rentabilidad. Es una situación nada sencilla, porque se necesita realmente un conjunto de políticas que estimulen al sector, pero tenemos al sector político de espaldas, no ha comprendido aún cuál es la realidad necesaria, no solamente del productor, sino del consumidor venezolano.

-¿Qué información tienes tú sobre cifras de secuestros a ganaderos y productores de la región?

-Nosotros en el 2014, en comparación con el 2015, aumentamos en Sur de Aragua, en el estado Guárico, 170%. En el año 2016 se incrementó el tema extorsivo, sobre todo de los meses de marzo a octubre. Fíjate los parámetros: llega un momento en que el dólar paralelo se estabiliza en el orden de los 1.900 bolívares, y se pensó, cuando el Simadi se corrió de 200 a 600, que iban a encontrarse en algún momento, entonces el tema extorsivo llega y se magnifica porque esas bandas que operan en las fronteras se ubicaron nuevamente a las fechorías que ellos cometían. En el momento en que el dólar se dispara nuevamente, como ocurrió en el mes de diciembre, las bandas, que ocupan nuevamente del tema de contrabando de extracción, descuidan un poco el tema extorsivo. Quiere decir que lo que ocurre en la frontera con el tema de esta distorsión tan abrupta de la moneda afecta de manera directa no solamente a la familia ganadera, sino al tema delictivo.

Fuente Quinto Día

 

Facebook Comentarios
x

Check Also

Ganado raza Carora / ¡Un orgullo venezolano!

La raza Carora es originaria de Venezuela, derivada del criollo limonero. Y es la única raza lechera tropical en el mundo. Así lo resalta ...