Home / Noticias / Vida y Salud / Menopausia: Cambios en la mujer

Menopausia: Cambios en la mujer

La menopausia es una etapa en la cual cesa la función ovárica, es decir, los ovarios dejan de producir sus propias hormonas, lo ocurre normalmente después de los 40 años, sin embargo, varía  dependiendo de factores como el desarrollo temprano o tardío, antecedentes familiares y otros elementos genéticos.

Si ocurre antes de los 40 años se llama falla ovárica precoz o menopausia precoz. En promedio, la mujer venezolana presenta menopausia entre los 43 y los 45 años —explica la doctora María Fernanda Tamayo, gineco-obstetra egresada de la Universidad Central de Venezuela.

Añade que dentro de las funciones de cada hormona, los estrógenos son beneficiosos para la mujer en diversos aspectos, protegiendo el sistema cardiovascular, y contra el alzhéimer, cáncer de colón, osteopenia y osteoporosis. Indica que los estrógenos sólo disminuyen, nunca desaparecen del todo, ya que otros órganos, a nivel de la grasa abdominal, producen una hormona llamada estrona.

Expresa que el diagnóstico de la menopausia es una determinación retrospectiva, es decir, clínicamente la paciente debe tener un año sin ver sangrado vaginal para concluir que está menopaúsica. Y ya diagnosticado dicho ciclo, la mujer enfrenta cambios que pueden ocurrir durante la pre-menopausia (periodo de tiempo que puede durar de un año hasta un poco más, antes de que ocurra el cese completo de la menstruación), así como luego de la aparición de la misma. Estos cambios son: acortamiento en los ciclos menstruales, desaparición de la menstruación, calorones, vaporones, taquicardias, cambios de humor, disminución del deseo sexual, entre otras permutaciones que no obligatoriamente ocurren en todas las pacientes.

Para tratar la menopausia existe la terapia de reemplazo hormonal (TRH), la cual brinda hormonas sintetizadas que pueden ser de estrógenos y progestágenos o solo de estrógenos. “Estas hormonas pueden usarse en pacientes que tengan síntomas vasomotores severos, insomnio, sudoraciones o cualquier cambio que pueda alterar el estilo de vida de la mujer, así como en pacientes con osteoporosis que no mejoran con el tratamiento propio de la osteoporosis o en aquellas que presentan problemas urinarios, exteriorizando atrofio a nivel  bulbovaginal, diminución de la lubricación, dolor a la hora de tener relaciones sexuales, etc.”, dice la doctora Tamayo.

Observa la doctora Tamayo que como dichas terapias presentan contradicciones, las mujeres con antecedentes de cáncer de mama y de ovarios, patologías endometriales, varices y enfermedades hepáticas no pueden realizarse tales terapias, razón por la cual se debe evaluar individualmente a cada paciente realizándole mamografías, ecos mamarios, perfil 20, perfil lipídico y demás estudios pertinentes.

El Universal

Otras notas de interés 

En este pueblo de Guárico viven como en la edad media

Facebook Comentarios
x

Check Also

Revelan de qué enfermedades te puede salvar el café

Caracas.- Un informe de la Asociación Americana del Corazón publicado este lunes indica que el consumo de café puede ayudar a disminuir el riesgo ...