Home / Noticias / Vida y Salud / Más fruta, menos jugo

Más fruta, menos jugo

Cuando se trata de frutas y más recientemente de vegetales, hay una tendencia a colocarlo todo en la licuadora y preparar un batido con todo aquello que sabemos es saludable, sin embargo, este hábito que crece en popularidad con la llegada de los jugos verdes y preparados detox deja al descubierto una serie de deficiencias que muy pocos saben y por eso, no comentan.

Las frutas y los vegetales pertenecen al temido grupo de los carbohidratos, macronutrientes esenciales para la captación de energía de rápida absorción y sensación de saciedad a lo largo de día. Dije temido, pues también hay una tendencia a castigar el contenido de azúcares presentes en estos alimentos, por aquello que el azúcar es el responsable de los elevados índices de sobrepeso y obesidad que experimenta el mundo entero y que son reseñados casi a diario en los medio y las redes sociales.

Tengan en cuenta que no hay alimento malo por sí mismo, todo depende de la cantidad y la combinación que hagamos al momento de comerlo.

Lo que no nos dicen, es que cuando se realiza un consumo adecuado de frutas, la fructosa (el azúcar más abundante de estos alimentos) es absorbida de manera sabia por el organismo, cuando pasa por los procesos vitales de masticación y deglución, aunado al contenido de fibra que hace funciones de administrador durante el metabolismo.

El hígado es el único órgano que puede metabolizar la fructosa en cantidades significativas. Cuando comemos la fruta entera, la fibra retarda la disponibilidad de azúcar en el torrente sanguíneo, enviándola  al hígado lentamente y en pequeñas cantidades, sin sobrecargarlo. En contraste, cuando se bebe un gran vaso de jugo, una gran cantidad de azúcar se absorbe y se envía al hígado muy rápidamente, al igual que cuando se bebe una bebida muy azucarada como una gaseosa.

La promesa detrás de un jugo verde es el aprovechamiento de las vitaminas y los minerales, sin embargo, ten en cuenta que vitaminas como la C son muy sensibles a la luz que la oxida en cuestión de minutos. De igual manera, toda la fibra que debería ser masticada, se rompe por el efecto de las cuchillas de la licuadora, por lo que su efecto retardante en la absorción de la fructosa y el gasto energético de la masticación resultan fuera de la ecuación.

Otra promesa es la capacidad para desintoxicarte, como si nuestro cuerpo no pudiera hacerlo solito. La necesidad de desintoxicarse nace de la culpa que sobreviene al comer lo que sabemos que no es apropiado para nuestro cuerpo, en tal sentido, ¿qué tal si optamos por ajustar nuestro plan de alimentación para que en lugar de tener que desintoxicarnos, podamos proveer los nutrientes con la calidad que nuestros órganos necesitan?

Disfruta del sabor de frutas y vegetales al natural, entrena el paladar y aprovecha el tiempo libre masticando un bocado a la vez.

Estampas 

Facebook Comentarios
x

Check Also

Aseguran que en 14 estados del país hay casos de malaria y difteria

El médico infectólogo, Julio Castro, manifestó que es preocupante la propagación de la malaria y difteria en el país, y aseguró que ya son 14 los estados afectados y Bolívar es ...