Home / Noticias / Vida y Salud / El Síndrome de Asperger suele ser más común de lo que se cree

El Síndrome de Asperger suele ser más común de lo que se cree

Los afectados tienen un coeficiente intelectual normal o alto

Aunque es un trastorno del espectro autista, el Síndrome de Asperger suele diferenciarse de los demás por sus características tan particulares, que hace que en muchas ocasiones suele ser diagnosticado de forma tardía.

Las otras formas de autismo pueden pasar desapercibidas hasta el cuarto mes de vida cuando las primeras conductas de comunicación, como las miradas, echarse en brazos o señalar no aparecen, mientras que el Asperger suele diagnosticarse mucho más tarde, además son personas que presentan un coeficiente intelectual normal o alto, no tienen problemas en el lenguaje, ni en el desarrollo de las habilidades los primeros años de vida.

Risdeiba Agelvis García, especialista en Atención Psicoeducativa del Autismo, explica que una persona con Asperger presenta una alteración cualitativa del desarrollo social y comunicativo, así como intereses restringidos y estereotipados producto de la rigidez mental y de comportamiento.

“El Asperger no está asociado al retardo mental, actualmente conocido como Diversidad Funcional Intelectual, ni con trastornos del lenguaje”, agrega.

Sin embargo, la especialista indica que sí tienen problemas para comunicarse y no por falta de palabras o desconocimiento del lenguaje, sino porque no saben regular socialmente lo que dicen. “Les cuesta trabajo adaptar este lenguaje (erudito, independientemente del contexto social donde crezca) y es por eso que le pueden hablar de la misma manera a un compañero de clase, a un profesor o a sus padres”.

Identificar el Asperger

Las personas con Asperger tampoco entienden de dobles sentidos, ironías o refranes y suelen incomodarse cuando alguien utilizan éstas expresiones. Asimismo tienen dificultades para iniciar conversaciones o mantenerlas de forma adecuada. Otro de sus características, es que a diferencia de los autistas tienen restricciones de intereses, no trastornos obsesivos.

Otro rasgo marcado que presentan es la dificultad que tienen en mantener relaciones sociales. A quienes tienen Asperger les cuesta imaginar pensamientos, opiniones y sentimientos de otras personas debido a que tienen un pensamiento muy literal y rígido.

“Entienden el significado textual de cada palabra que procesan, hechos concretos, por lo que les resulta muy complicado extraer ideas o conclusiones que no se muestren de manera explícita. Por ende las normas las terminan aprendiendo y empleando pero de manera mecánica, a través del entrenamiento. Para ellos es un mundo impredecible, en el que se sienten vulnerables e inseguros”, señala García.

Aclara que es un mito eso de que no gustan relacionarse, el problema de ellos es que no saben cómo relacionarse porque carecen de las habilidades para involucrarse.

“Muchos se esfuerzan por ser sociales y acercarse a las personas, pero terminan haciéndolo con torpeza. No saben interpretar las señales no verbales de lo que es adecuado o lo que se espera de ellos, por lo que pueden terminar comportándose de manera antisocial”.

Por último, no tienen las herramientas para improvisar, por lo que se sienten seguros en ambientes predecibles, que conocen y que saben dominar. Igualmente son inflexibles en las reglas de los juegos y prefieren los mecánicos a los imaginativos.
Las personas con Síndrome de Asperger generalmente tienen afectada el área de la coordinación motriz, fina y gruesa. Esto se manifiesta en rutinas y praxis de precisión como la escritura, subir y bajar cierres, o amarrarse los zapatos.

Fuente

El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

Revelan de qué enfermedades te puede salvar el café

Caracas.- Un informe de la Asociación Americana del Corazón publicado este lunes indica que el consumo de café puede ayudar a disminuir el riesgo ...