Home / Noticias / ¡Cuida tus chamos!
Monitorea al círculo
de amigos de tus hijos

¡Cuida tus chamos!
Monitorea al círculo
de amigos de tus hijos

 

CLIAD MANOS ARRIBA LEVANTADAS EN PRO DE LA PREVENCI_NEl consumo de drogas suele iniciarse en la adolescencia y consolidarse (desarrollarse-incrementarse) en la temprana juventud. Por ello, es vital que los Padres, Representantes o Responsables estén muy, pero muy pendientes de quienes son los miembros del círculo de amigos de sus hijos. Estudios realizados por la Cátedra Libre Antidrogas (CLIAD), del Instituto Pedagógico de Caracas (IPC), de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) en dos contextos completamente distintos de consumidores de drogas, así lo señalan.

El primer escenario, se contextualiza en los propios centros educativos sobre todo en el Liceo. Allí, las edades promedios de los estudiantes van desde los 12 hasta los 18 años. En las entrevistas, acompañamientos, intervenciones y remisiones que hemos realizado 4 de cada 5 nos señaló, que se inició por sugerencias y propuestas del grupo cercano de amigos (los llamados panas). 1 de esos 4 indicó que no “aguanto la presión de sus pares”, incluido el chalequeo constante y algunas veces agresivo y desproporcionado (violento), por negarse a entrar al grupo de consumidores (relación del bullying escolar y las drogas) cediendo en poco tiempo (menos de tres meses, desde que se le hizo la primera propuesta de consumir). Los 4 restantes lo hicieron “espontáneamente”.

El segundo escenario, lo constituimos con adolescentes y jóvenes sometidos a tratamiento de deshabituación, desertores del sistema educativo (es decir, no ingresaron al bachillerato nunca), que sólo cumplieron la primaria, y allí, 5 de cada 5 señalaron que ingresaron al consumo de drogas por influencias del círculo de amigos. 3 de esos 5, lo hicieron por presión y hostigamiento del grupo y, los 2 restantes, de manera “espontánea”.CLIAD AMA A LA VIDA CERO DROGAS

En ambos casos encontramos la presencia de la “presión, del hostigamiento”. Menor en los escolarizados (papel de la educación y de los educadores). Mayor en los no escolarizados, presuntamente por la violencia y comportamiento del submundo que se teje fuera del entorno educativo, sin parámetros, valores o referentes positivos.

No obstante, lo que nos preocupa en ambos casos (4) y (2) respectivamente, lo hicieron de manera “espontánea” (así lo reseñaron de manera reiterada), por lo cual, “esa cercanía afectiva y presencial”, que genera confianza, permisividad, compañía, solidaridad, complicidad, tolerancia, acompañamiento, aceptación mutua, modelajes de dudosa calidad, aunado a un bajo o inexistente nivel o percepción de riesgo (no valoran, no ven el peligro); a la consolidación del presentísmo (Glorificación del presente) como “nuevo culto a seguir” y, finalmente, el sentirse “protegidos” por el grupo (“si todos los hacen, por que quedarme por fuera”) propicia un escenario o puesta en escena proclive a caer en el consumo de las drogas y de entrar sin ningún tipo de noción a dicho submundo.

Para nuestro Fundador y Coordinador General Prof. Hernán Matute Brouzés, esta es una temática que hay que ponerla en un primer plano de cara a dos responsabilidades recíprocas y concomitantes: las de los Padres, Representantes y Responsables y, la de los Docentes (Maestros y Profesores), y por supuesto, del propio Sistema Educativo.

Matute Brouzés señaló “el sistema educativo tienen que encarar a la prevención desde la transversalidad de los contenido temáticos y también de manera directa, con mayor seriedad, profundidad, contundencia, impactación y permanencia. Tenemos que hacer una mayor y mejor contención desde el ámbito educativo, pero también los Padres deben monitorear con el debido celo y ojo clínico, al círculo de amigos de sus hijos. Ellos deben controlar de cerca a sus hijos y a los amigos de estos. Además, deben estar pendientes del tiempo de ocio de sus hijos. El dicho popular de “dime con quién andas y te diré quién eres” no se puede dejar de lado. 3 de cada 5 adolescentes que andaban con consumidores, en menos de dos años terminaron también consumiendo. Por ello, no es recomendable andar con consumidores”.

Para concluir, nuestro Preventólogo, fue lapidario al afirmar: “nadie o casi nadie se inicia sólo en el consumo de drogas. Siempre está presente un consumidor ya establecido o grupo de ellos, que te la ofrecerá, regalará o venderá… Por ello, hay que cuidar al entorno de los pares de tus chamos y, darle la orientación e información pertinente, con el acompañamiento y la comunicación debida”.

Fuente: Cortesía Catedralibre Cliad

Facebook Comentarios
x

Check Also

El cerebro puede “predecir” lo que se está a punto de ver

España.- El cerebro humano es capaz de “predecir” lo que verán tus ojos antes de contemplarlo en directo, ha demostrado por primera vez un ...