Home / Noticias / Vida y Salud / 7 tips para saber si eres un amateur en el sexo

7 tips para saber si eres un amateur en el sexo

Indudablemente, el sexo nos provoca, nos inquieta y nos satisface en gran medida. No obstante, al momento de llevarlo a cabo existen algunos movimientos que quizás no los estás ejecutando de la manera correcta, por lo que probablemente podrás ser catalogado como un principiante sin importar el número de parejas sexuales que hayas tenido en tu historial.

Foto: Universal Pictures

Al comienzo de una nueva relación estable o casual, siempre queremos dar la mejor impresión de que somos unos másters en el sexo. Aunque la idea de satisfacer a la otra persona y al mismo tiempo tener nuestros momentos de placer no es una tarea fácil, debemos tener en cuenta que para ser exitosos en el plano sexual, hay que trabajar en equipo.

En este sentido, cuando nos encontramos en pleno acto solemos cometer algunos errores que pueden exponer tu falta de experiencia. Y con falta de experiencia no queremos decir que seas virgen, sino que no te has tomado el tiempo para indagar en disfrutar y preparar una buena sesión de sexo.

De acuerdo con la sexóloga, Astrid Salazar, los hombres son más propensos a mostrarse inexpertos debido a su nerviosismo o su ideal de conquista. Al contrario de las mujeres, quienes por muy puritanas que sean “pueden demostrar lo contrario gracias a su nivel intelectual y por supuesto, a su astucia”, afirma.

Quizás el hecho de actuar como el protagonista de ‘Virgen a los 40‘ sea solo producto de tus nervios o simplemente, te hace falta mucho que aprender al respecto. Por ello, acá te dejamos 7 tips para saber si eres un amateur en el sexo porque después de todo nadie quiere ser recordado por ser mala cama, ¿o sí?

No tienes delicadeza

Por más loba que sea una mujer, el hecho de tratarla con delicadeza será un elemento clave para satisfacerla sobre todo durante los preliminares y en el aftersex. Si por el contrario, eres de los que va directo al grano y solo se preocupa por su propio placer, entonces te podemos asegurar que no vas a llegar muy lejos.

El sexo no es solo coito, también implica sesiones de caricias y besos que te ayudarán a tener una experiencia más placentera y duradera.

Controla tus nervios

Cuando los nervios traicionan pueden dejarte más perdido que el hijo de Limber (Lindbergh). Una de las cosas más incómodas de tener sexo es estar con alguien que no tiene ni remota idea de lo que está haciendo. ¿Un besito por aquí? ¿Una agarraíta por allá? ¿Titubeas mucho para dar el siguiente paso? Todo esto se nos puede pasar por la mente mientras estamos en esa situación. Sin embargo, estos pensamientos los puedes bloquear solo si te enfocas en el placer.

De acuerdo con Salazar, en el caso de los hombres pierden el control de su cuerpo, y este poco dominio puede hacer que eyacule rápido, aunque esto no es un indicador clave porque puede ser un experto, pero tiene esta disfunción sexual. Asimismo, pueden estar tan nerviosos (porque le gusta mucho la mujer) que se les dificulta tener una erección o lleguen al orgásmo rápidamente.

En el caso de las mujeres, suelen mostrar mucha inseguridad. Por lo tanto, será monótona y no se atreverá a probar distintas posiciones o lugares.

En pocas palabras, solo debes relajarte y dejarte llevar por la ola…

Perro que ladra no muerde

Nada demuestra más que eres un completo amateur en el sexo que el hecho de decir a vox populi con cuánta gente te has acostado o te estás acostando. Mayormente, quienes suelen alardear sobre sus encuentros sexuales, son los que menos éxito tienen en las relaciones. Sí, quizás posees un gran número de conquistas y quieras presumirlo con tu círculo social, pero esto no te garantiza que eres un buen amante. Para la próxima, solo cierra el pico, actúa y disfruta.

Cero comunicación

Uno de los puntos claves para denotar la inexperiencia es la falta de comunicación. Según Salazar, los amateurs no se expresan, no utilizan palabras amables o eróticas; palabras que exciten y motiven a la pareja. “Un verdadero experto sabe que la mujer se conquista con el oído, se le erotiza con palabras no solo palabras dulces sino también “sucias”, pero sin caer en lo vulgar”, explica.

Aunque suene cliché, la clave para que todo pueda fluir está en la comunicación y por supuesto, en el sentir.

Mantén tu higiene

Estar limpios es un factor de suma importancia al momento de un encuentro sexual. Si careces de higiene personal, esto te dejará como un amateur por todo lo alto. Con una buena depilada en los genitales o en las piernas y axilas (en el caso de las mujeres), además de tomar un baño regularmente son cosas que no puedes pasar por alto si llevas (o deseas llevar) una vida sexualmente activa. Aunque están quienes les gusta la gente más “al natural”. Suponemos que son aquellas parejas de Perolitos y Escarlatas.

Cuida tu ropa interior

Si hay algo mata pasión es la ropa interior en mal estado. Sabemos que la cosa está ruda, que el sueldo no alcanza, pero si no puedes adquirir una ropa interior decente, al menos trata de cuidarla.

Es decir, si tiene un huequito, puedes coserlo, por ejemplo. La idea es presentarte de la mejor manera y tener unos buenos boxers, pantaletas o brasieres es un gancho para encender la pasión.

Síndrome de la estrella porno

La pornografía nos puede deslumbrar con todo lo que nos presenta, desde los escenarios, pasando por las posiciones, hasta la belleza de los actores. La actriz porno española, Amarna Miller afirma que la gente “necesita entender que la persona que ven en la pantalla no es la misma persona en la vida real. La imagen de una chica que siempre quiere sexo es ficción. Es un personaje, no existe”.

Con esto te queremos decir que debes diferenciar entre una fantasía porno y lo que realmente estás haciendo con tu pareja. Pedirle posiciones dignas de contorsionistas del Cirque du Soleil, gemir con desenfreno (a menos que lo sientas así) o incluso, penetrar por más de media hora sin parar es algo que no es recomendable emular de este tipo de cine.

En el caso de las penetraciones, de acuerdo con la sexóloga Laura Cámara, un coito demasiado largo “cansa, aburre, molesta y duele”. Recuerda que las películas porno son simplemente fantasías, por lo tanto, estos materiales no pueden ser el único referente que tienes sobre cómo debería ser el sexo. En la vida real, las cosas cambian y tienen un disfrute completamente distinto a lo que se ve en el porno convencional.

Ojo, esto no quiere decir que no tomes algún que otro tip para encender las chipas en la cama, de hecho, algunos estudios afirman que ver pornografía es saludable. Solo debes centrarte en encontrar tu esencia y verás cómo saldrás ganando sin necesidad de imitar a Nacho Vidal o a Mia Khalifa.

Fuente

Mary Moreno

El Estímulo/UB

Facebook Comentarios
x

Check Also

Cómo evitar que tu hijo se orine en la cama

Caracas.- Muchas madres les causa alarma que su hijo de 4 años se orine en la cama, en ese momento llegan las incómodas comparaciones: ...